Páginas vistas en total

lunes, 31 de mayo de 2010

Ausencia de soluciones a crisis de la educación superior
1 DE JUNIO PARO NACIONAL ESTUDIANTIL

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) hizo un nuevo llamado a movilizarse para el 1 de junio. Esto debido a la ausencia de soluciones concretas en el mensaje presidencial del pasado 21 de mayo para la crisis de la educación superior.

El Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Fech, Julio Sarmiento, indicó que han “instalado públicamente la necesidad de llevar adelante una profunda reforma de la Educación Superior con participación de todos los actores sociales y el Gobierno no se ha dado por enterado, dada la necesidad urgente de solucionar los problemas de fondo como el endeudamiento de los estudiantes y el autofinanciamiento de las instituciones vamos a movilizarnos para hacernos escuchar”.

Con anterioridad, la Confech y el Consejo de Rectores hicieron una serie de peticiones para asegurar la permanencia de los estudiantes damnificados producto del terremoto en la Educación Superior y de acuerdo a lo que indicaron los estudiantes en un comunicado, a juicio de ambos, la respuesta del Ministerio de Educación no ha sido suficiente.

Según adelantaron los dirigentes universitarios, los temas centrales de esta nueva jornada no se centrarán exclusivamente en el “petitorio de terremoto” si no que ahora tocarán otro problemas como la eliminación del endeudamiento; el fortalecimiento de la regulación del Estado en la educación superior, el aumento del financiamiento estatal directo hacia las instituciones y fin del autofinanciamiento; la eliminación del lucro; una acreditación que asegure calidad y excelencia académica; un cambio de las formas de acceso y el aseguramiento del derecho a la organización y participación estudiantil.

La idea realizar jornadas reflexivas en todas las universidades durante el día 27 y convocar a paro nacional y marchas masivas en todas las regiones del país para el día 1 de junio.
Rafael Correa: En Chile, después de Pinochet, los izquierdistas siempre han votado por la derecha

escrito por Rómulo Pardo Silva

Luego de que el Tribunal Internacional de La Haya notificara a Ecuador que deberá dar su opinión respecto al litigio marítimo que enfrenta a Chile y Perú, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, se refirió al gobierno de Sebastián Piñera y dijo que "tiene una visión muy latinoamericanista, muy integracionista. Eso es muy importante. Es una grata sorpresa".


"Nos preocupaba un poco el giro que podía dar Chile en el campo internacional, pero las participaciones de Sebastián Piñera a nivel de Unasur y en la cumbre de la Unión Europea-América Latina han sido extraordinarias", señaló Correa en una entrevista al diario La Nación de Argentina.


El Mandatario también calificó la política ecónomica de Piñera como una continuación de la administración de Michelle Bachelet. "Chile es un país bastante institucionalizado, al que le ha ido bien en el plano económico y social. En consecuencia, el gobierno que venga va a tener matices, pero la esencia del modelo va a continuar. Y con todo respeto a la Concertación y a mi querida amiga Michelle Bachelet, la política económica en Chile siempre fue de derecha. No cambió mucho con respecto a Pinochet. Cambió la política social. Y cualquier gobierno algo sensible de derecha o de izquierda va a continuar con esa política social", finalizó. (La Tercera)


Juez Víctor Montiglio deja causas temporalmente por grave enfermedad

Fuente Cambio 21

Temporalmente el juez de la Corte de Apelaciones de Santiago, Ví­ctor Montiglio, abandonará las causas de Derechos Humanos por padecer de una grave enfermedad.

Al respecto, el presidente de la Corte de Apelaciones, Juan Manuel Muñoz, expresó que "la verdad es que no tenemos una información definitiva, él todaví­a se está haciendo exámenes y lo que cabe hasta ahora es que tiene una enfermedad incurable y no tenemos más noticias que ésa. El diagnóstico es cáncer, pero no tenemos mayores datos".

Muñoz explicó que las causas que se encontraba investigando Montiglio quedarán a cargo de la ministra Gloria Ana Chevesich y de Alejandro Solí­s.
Montiglio destaca por su labor en las causas de Derechos Humanos, especialmente por haber descubierto el cuartel secreto, Simón Bolí­var, donde fueron torturados miembros de la cúpula clandestina del Partido Comunista en 1976. Una de las ví­ctimas fue Ví­ctor Dí­az, padre de la dirigenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Viviana Dí­az.

Finalmente el presidente de la Corte de Apelaciones no precisó el perí­odo en que regirá la licencia médica del juez Montiglio.

Siguen los despidos injustificados en el Gobierno: en el ministerio del Interior desafectan a abogada que está con fuero maternal. Era la encargada de seguir causas de ejecutados en la dictadura

Fuente Cambio 21


La profesional, Javiera Aguirre, que estaba dedicada a revisar las causas de ejecutados políticos durante la dictadura, señaló que no se evaluó su labor y sólo se definió la desvinculación por recorte presupuestario.

Aguirre aseguró que el despido "fue repentino", señalando que el jueves pasado, la secretaria ejecutiva del programa, Rossy Lama, "me comunica que por temas presupuestarios yo no iba a continuar en el programa".
"Yo había vuelto hace dos meses de mi postnatal. Me encuentro amparada por el fuero maternal y ahora estaba dedicada a las causas de los ejecutados políticos, a estudiar las eventuales querellas que se pudieran presentar", porque "el Gobierno tiene un compromiso con los familiares y con la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos", sostuvo a Cooperativa.
Según Aguirre, "ella (Lama) manifestó que esta decisión no pasaba por ella, sino que por sus superiores".
Desde el Gobierno, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, negó que se haya efectuado el despido, señalando que en dicha repartición "no hay ninguna persona despedida" y que sólo tiene información sobre "una recontratación".
Lo que dice la ley
El fuero maternal consiste en que las mujeres que presentan embarazo no pueden ser despedidas de su cargo desde que se conoce su estado hasta un año después de terminado el descaso postnatal.
En caso de ser reubicadas, el nuevo cargo no debe representar una baja en su sueldo ni tampoco moral, con tareas no acordes a su competencia.
Si un empleador despide a una trabajadora y desconocía que estaba en embarazo, la mujer tiene un plazo de 60 días hábiles desde el momento en que fue alejada de sus funciones para demostrar su estado.

domingo, 30 de mayo de 2010

Los “pelados” del golpe rompen el silencio


/ La Nación Domingo Por Gonzalo León

“El soldado que no fue” está seleccionado en la competencia nacional del Fidocs 2010 que comienza el martes. En él su director, autoexiliado desde 1975 en Canadá y ex conscripto de esa generación, entrevista a sus ex compañeros y también a sus ex oficiales con el propósito de dejar hablar a los que hasta hoy no habían tenido voz.

Leopoldo “Polo” Gutiérrez vive, como él lo califica, un autoexilio desde 1975 en Canadá. Allí se rodeó de algunos otros ilustres exiliados canadienses, como los escritores Gonzalo Millán, Erik Martínez, Jorge Etcheberry y José Leandro Urbina. De ese conocimiento nació “Blue Jay: notas de exilio”, que es una película que trata -entre muchas otras cosas- sobre cómo estos escritores y poetas chilenos se las ingeniaron para crear y publicar sus obras en una sociedad cuyas lenguas oficiales son el inglés y el francés.

Talvez ese documental nunca llegue a Chile; sin embargo, “El soldado que no fue” será estrenado en el marco de la competencia nacional del Festival Internacional de Documentales de Santiago (Fidocs), que se desarrollará entre el 1 y el 6 de junio. La película aborda la realidad de los conscriptos del ’73, de los cuales él fue parte en la Escuela de Alta Montaña de Río Blanco.

“El otro día fui a ver una película chilena sobre la represión y me queda una impresión incómoda, debe ser que ya no soporto la retórica del llanto. No es que yo no entienda el dolor, pero tocar sólo esa nota lleva a un punto de saturación”, dice al otro lado de la línea telefónica, desde Quebec.

-¿A qué te refieres?

-Entre la variedad de expresiones hay por ahí algunas voces quejumbrosas. Es una voz que todavía permanece, la queja, y no hay distancia para analizar lo que sucedió. Entonces se perpetúa el dolor en un tonito que a mí me hincha las pelotas. Es más una cuestión de sensiblería que de sensibilidad. Y aclaro que el melodrama me gusta, pero no tanto.

-¿Cómo abordaste este documental?

-Entrando al servicio militar, me quedó claro que quería hacer una película de eso. Pasaron los años, pasó lo que pasó, y llegué a una estética del diálogo. La idea básica consiste en poner en diálogo a personas que pertenecen a bandos diferentes y a veces opuestos. Al ponerlos en el mismo fotograma o en el mismo relato inevitablemente se produce algo.

El otro nivel es mucho más personal: investigando lo que había ocurrido con la gran masa de los conscriptos del ’73 -muchos de ellos provenientes del mundo rural y otros muy pobres-, me impactó verlos en la misma miseria de siempre o quizás peor. En ese minuto me dije que estaba frente a un grupo de personas que nunca había tenido la oportunidad de expresarse, porque tanto la izquierda como los poderosos en general se lo habían impedido. La izquierda porque arbitrariamente metió en el mismo saco a oficiales, “clases” y conscriptos y la derecha porque sólo veían en ellos una mano de obra barata y disciplinada, casi gratis. Así nace “El soldado que no fue”.

-¿Cómo conseguiste hablar con tus ex compañeros?

-Fue súper difícil, pero como yo fui uno de ellos, la llegada fue fácil, porque sé lo que es un soldado: su lucha permanente es obtener un pedazo de pan, una taza de té y quitarle el cuerpo al trabajo pesado. Eso además del manejo de las armas. Bueno, ahí hubo un primer encuentro, luego vinieron las cervezas y después emergió un volcán porque, como ya te dije, me encontré con una generación sin voz, y desde luego todos querían hablar una vez que las confianzas quedaran establecidas.

¿VÍCTIMA O VICTIMARIO?

-¿Qué son esos conscriptos para ti: víctimas o victimarios?

-Ésa es la gran pregunta: si son víctimas o represores, pero entremedio hay de todo, porque hubo quienes se negaron a obedecer a reprimir a su propio pueblo y pagaron con su vida ese gesto ciudadano. Haber constatado esa realidad le da todo un sentido a la película.

-Entre víctima y represor, ¿tú cómo te calificas entonces?

-Yo tuve una suerte increíble de no haber llegado a ninguna de esas situaciones, y eso en parte se debe a que estaba haciendo el servicio militar en la Escuela de Alta Montaña de Río Claro, en donde, por ejemplo, siempre me pagaron el sueldo. Pero como no quiero eludir tú pregunta, a mí nunca me tocó patear a alguien ni nada parecido.

-Entre víctima y opresor, ¿optaste por hacer una película?

-(Riendo a través del auricular) …Claro.

-¿Qué papel juega Pinochet en tu documental?

-Yo creo que él es una figura latente, es como el padre ausente al que no nos detenemos en analizar cuál fue su importancia en todo esto, porque en el fondo Pinochet fue una figura manipulada por los grupos dominantes de la época. Desde este punto de vista, él era un títere que estaba cumpliendo un rol dentro de lo que era la guerra fría y que perfectamente pudo haber sido otro quien lo cumpliera. Sin embargo, muchos de los conscriptos sienten amargura, porque Pinochet no hizo nada por ellos.

-Eres el director, productor, guionista de “El soldado que no fue”, pero además fuiste un conscripto. ¿Qué tiene la película de ese “pelado”?

-Yo cuento mi historia en esta película a través de los otros “pelados”, es una historia colectiva y así voy contando sus mini historias y también la de los oficiales que son representativas de un ideario que no comparto, pero que también es una realidad.

-¿Cuál es el mensaje político de esta película?

-Darle la palabra a esa generación sin voz, estigmatizada en donde encontramos personas de todas las tendencias, y en donde no es criterio que uno sea de este lado o del otro para que alguien pueda dar su opinión. En este sentido el mensaje político es variado, aunque personalmente pienso que el servicio militar es el medio que utilizan los grupos dominantes para enseñar a obedecer a los más pobres en cualquier ámbito. Lo importante es lo que cuentan los conscriptos y los oficiales en un momento de polarización, el referente político es la sociedad chilena y ahí hay algunos que creen que podían reprimir a los otros. LCD

LA HISTORIA DE UNA PELÍCULA

“El soldado que no fue” es un documental producido con fondos culturales canadienses, dura casi dos horas y tomó casi cuatro años de trabajo para su director. En él hablan ex conscriptos que ahora son dirigentes sindicales, vendedores de aceitunas o de completos, entre muchos oficios. Para esto el director recorrió desde el desierto de Atacama, lugar o imagen con la que empieza el documental, hasta Puerto Montt.

A fines del año pasado realizó un preestreno en la Universidad Alberto Hurtado, en donde invitó a algunos medios de prensa. Si bien los medios no mostraron interés, sí la gente que asistió a esa función, lo que dejó muy feliz a Gutiérrez.

Uno de los pasajes que más llamó la atención es cuando dos oficiales, canosos y viejos, conversan en una terracita en el sur de Chile. El director aparece en cuadro y les pregunta a qué se debe el mal recuerdo que tienen muchos de los conscriptos. Antes que respondan, se escucha el ruido de unos pajaritos y se observa la magnificencia de la naturaleza de nuestro sur. Al final uno de ellos dice que lo que pasa es que los soldados están resentidos y enseguida frota los dedos, como cuando uno pide dinero.

Para “Polo” Gutiérrez esa escena fue muy dolorosa, “porque si hubo una guerra, quienes se beneficiaron económicamente fueron los oficiales. Eso está claro. Pero ellos pasan por alto un aspecto relevante: cuando un ejército va a la guerra, no sólo los oficiales y los conscriptos van, sino también sus familias. Por eso es doloroso constatar que ciertos oficiales se beneficiaron. Además siempre se ha dicho que los conscriptos constituyen el núcleo del ejército, pero al final no son nada”.

Leopoldo Gutiérrez recibió la ayuda de Patricio Guzmán. De hecho, él revisó el primer armado de “El soldado que no fue”, y Gutiérrez le prestó imágenes para “Salvador Allende”,


“Las alas” del ministro de Educación, Joaquín Lavín


escrito por Rafael Luís Gumucio Rivas

Joaquín Lavín es una mezcla de Profesor loco, representado por Jerry Lewis, Zelig, interpretado por Woody Allen y “San Pirulín”, apóstol del Opus Dei; salvo el actual presidente de la república, Sebastián Piñera, es el líder de la derecha que ha llegado más lejos- casi iguala a Ricardo Lagos, en la primera vuelta (1999) -.

La personalidad de Lavín es difícil de desentrañar pero, al menos se pueden describir algunos de sus rasgos: un populismo de derecha, cuya raíz podemos buscarla en la Falange española y, más contemporáneamente, en el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez. El actual ministro de Educación siempre ha querido construir obras faraónicas y no deja de sorprender a la pacata derecha chilena con proyectos tan “geniales” que empalicen a aquellos del socialista utópico Charles Fourier. Cuando fue alcalde de Santiago inventó, nada menos que playas para que los “rotitos” capearan las olas e hicieran castillos de arena y, en el invierno, trajo nieve artificial para jugaran al ski o con los trineos, tal cual el Viejo de Pascua.

Joaquín Lavín ha tenido éxitos y fracasos, como todo político que se precie de serlo: como alcalde de Las Condes, donde fue elegido por una alta mayoría, y su gestión fue muy bien evaluada – era que no, cuando esta Comuna es una de las más ricas de Chile y con su presupuesto se puede hacer maravillas-. Fracasó rotundamente en la alcaldía de Santiago: sus botones de pánico, su “Plan Popolo”, sus playas y la nieve fueron el hazmerreír para los medios de comunicación y para unos cuantos ciudadanos – si es que seres de esta especie ya no estaban extinguidos -.
Como candidato de la Alianza, parecía seguro su triunfo en la primera vuelta de las elecciones de 2005 – no en vano se había preparado durante cuatro años para convertirse en rey en nombre del cambio -. En su campaña aparecía el famoso slogan Alas para Chile, algo así como sacar al ciudadano del páramo por medio del vuelo del cóndor. Todo le salió mal a “nuestro héroe”: a mediados de año apareció la candidatura de Sebastián Piñera – que esta vez no la quiso vender por “un plato de lentejas” porteño- y, por muy pocos votos, Piñera aventajó a Lavín. Lo que son las paradojas de la vida: si la derecha hubiera ido unida, a lo mejor, hubiera amagado el triunfo de Michelle Bachelet.
Posteriormente, Lavín se trasformó en una especie de Zalig: como el personaje de la película, se amoldaba a todas las situaciones. De todo este ir y venir, surgió el “bacheletismo-aliancista, el amor entre Michelle y Joaquín sólo podría ser asimilado al de Romeo y Julieta: un perfecto coro a dos voces y andaban amarrados los dos. El único que entendió a Joaquín, en la derecha, fue el Cristo de Palo, Pablo Longueira quien, como buen sacristán, sabe interpretar, a la perfección, l0os preceptos del señor cura.
La vida de Joaquín Lavín, como el rosario, tiene misterios gozosos y dolorosos: se creía que ganaría, fácilmente, la senaturía por Valparaíso; su rival en la lista era un provinciano, Francisco Chahuan que no contaba con el pedigrí del líder de la UDI. Para sorpresa de todos, Joaquín perdió la elección.
En la actualidad, nuestro prohombre encabeza el ministerio de Educación donde pretende, nada menos, que hacer una “revolución educacional”, como lo sostuvo su jefe, Sebastián Piñera. Personalmente, sostengo que el programa de Lavín no tiene nada de revolución y sí mucho de voladores de luces, siguiendo su “karma” practicado en las alcaldías de Las Condes y Santiago y a su liderazgo en la UDI.
La derecha quiere presentar como una acción heroica el logro del ministro de Educación de tener a todos los alumnos en clase, a dos meses del terremoto. Poco importante lo confortable de los locales y el tipo de educación que están recibiendo, se trata de igualar a la ministra Michelle Bachelet cuando el presidente Lagos le encargó que terminara con las listas de espera en los Consultorios. Ambos resultados son perfectos cazabobos.
Duplicar en cuatro, siete, ocho o diez años la subvención preferencial – que hoy es $50.000 aproximadamente – llevándola a $100.000, no es ninguna revolución, ni siquiera una evolución, pues para que la educación deje de ser la principal colaboradora en la monstruosa brecha entre ricos y pobres, es necesario que la subvención suba de $50.000 a $300.00 y que un hijo de rico reciba la misma calidad de educación que la del pobre.

Se propone también crear, a lo largo del país, cincuenta Liceos emblemáticos, no sé con qué plazos ni con cuál financiamiento y, en el próximo año, once Liceos. En primer lugar, esta medida es completamente elitista: sólo una ínfima minoría de los estudiantes de cada provincia recibiría educación de calidad, el resto sería enviado a la huesera actual. Por lo demás, de implementarse los cincuenta Liceos, representaría menos del 1% de los estudiantes - una medida totalmente intrascendente, como lo sostiene el director de Educación 2020. En los países de más alto nivel educacional se hace todo lo contrario de lo que propone el ministro Lavín: se mezcla en una misma aula y en el mismo colegio alumnos de distinto niveles económico-sociales y alta formación cultural y deprivados. Se trata de promover la igualdad y no segregar.
Nada nuevo propone el ministro respecto de uno de los temas eje, como es el relacionado con las competencias docentes; sólo se queda en el diagnóstico evidente de que nuestras universidades forman profesiones con falta de competencias evidentes. Respecto a los institutos pedagógicos, el ministro repite la misma experiencia de los gobiernos anteriores, formando inútiles comisiones.

Otro tema urgente, que apenas el ministro soslaya, es el completo fracaso de la educación municipal y la creación de un estado docente descentralizado, idea que la derecha sería incapaz de implementar. En el fondo, en el proyecto educacional del gobierno actual, predomina la idea neoliberal del famoso baucher, en que la elección por parte de los padres de familia esté limitada por la capacidad monetaria para dar a sus hijos mejor educación, donde los alumnos siguen siendo clientes y no personas.

La idea del “mapa” que se entregará a los padres, con una carta personal del presidente de la república, en la cual se informa, con colores rojo, verde y amarillo, sobre los resultados de las escuelas de la Comuna. A simple vista da impresión de transparencia, pero al destacar sólo los resultados de la prueba SIMCE, cuya capacidad de evaluación es bastante discutible, permite a los padres conocer cuál escuela tuvo superiores, igual o bajo el promedio. A la larga, es una profecía autocumplida que los colegios privados y algunos subvencionados – con copago- lograrán luces verdes y amarillas, y la mayoría de los colegios municipales, posiblemente luz roja. Los padres que tengan dinero podrán cambiarlo a los mejores colegios y los que tengan medios económicos tendrán que mantenerlos en las mismas pésimas escuelas. Por ejemplo, qué gano con saber que las prestaciones de la Clínica Las Condes son enormemente superiores a las de un hospital público, pues el tema de la segregación estará siempre relacionado con los recursos económicos de la familia.

Rafael Luís Gumucio Rivas

CUT y la ANEF denunciarán ante la OIT al Gobierno de Piñera por mil 500 despidos políticos. Lavín defendió 300 expulsiones de su ministerio mientras alcaldesa lo demanda por dos mil 500 millones de pesos. Anuncian marchas y manifestaciones

Fuente Cambio21

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) denunciará en junio ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que durante el nuevo Gobierno se han producido despidos de empleados públicos, que cifró en 1.500 y que consideró "injustificados".

La multigremial pretende manifestar estas denuncias en la Conferencia Internacional del Trabajo que se celebrará del 2 al 18 de junio en Ginebra (Suiza).

Además, el presidente de la organización, Arturo Martínez, anunció posibles movilizaciones para el próximo martes 1 de junio contra el gobierno de Sebastián Piñera.

"La Central Unitaria de Trabajadores llama a todos a todos los trabajadores chilenos, particularmente los organizados en la CUT, a estar alerta frente a una posible convocatoria. De no resolverse estos problemas vamos a tener que actuar, porque no podemos aceptar que un cambio de Gobierno signifique despidos para mucha gente", indicó Martínez.
No hay diálogo con el Gobierno

A pesar de que las autoridades de Gobierno han insistido en que mantienen las puertas abiertas al diálogo, el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, sostuvo que ni siquiera han respondido las cartas dirigidas a los ministerios del Trabajo y de Interior, donde solicitan reuniones para analizar las desvinculaciones.

"No hay ninguna comunicación entre los trabajadores y el Gobierno, no hemos sido invitados a ninguna conversación, al revés, han continuado los despidos y mientras aumenten los despidos, van a aumentar los conflictos" , recalcó.

"No se entiende como se está efectuando este tema de despidos, que primero altera y va en línea contradictoria de lo que el Presidente dijo a los funcionarios públicos, entonces nos preguntamos si manda el Presidente o el ministro de Educación", manifestó.

Por ello, De la Puente comentó que en el ministerio de Educación "hoy día vemos que la palabra del Presidente no se ha cumplido y que el ministro Lavín está despidiendo alrededor de 300 (funcionarios) y para el día lunes se esperan nuevos despidos en Valparaíso".
Primera vez que veo (desde 1973) despidos como éstos, dice presidente de los empleados públicos

El presidente de la ANEF además denunció que la misma situación de despidos en el Mineduc, está ocurriendo en "toda la administración pública", incluyendo Interior, Cultura y Secretaría General de Gobierno.

Por lo mismo, los funcionarios del Mineduc, en conjunto con la ANEF llamaron a una movilización para el próximo martes y protestar por la falta de soluciones que ha entregado el Gobierno.
"Es primera vez, como funcionario público, que veo esta cantidad importante de despidos. Antes fue en 1973, pero estas son exoneraciones en democracia, las otras fueron en dictadura", apuntó.
Por su parte, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, indicó que tanto la postura del Gobierno como la de los sindicatos es legítima.

"La ley establece la facultad (...) para que el Gobierno pueda desvincular a personas que estén a honorarios o a contrata. Ellos tienen la libertad de poder presentar los recursos en las instancias pertinentes", señaló.

En tanto, el ministro de Educación, Joaquín Lavín, defendió que los despidos responden a criterios técnicos y no políticos.

"Si ustedes me dicen que de los 5.000 funcionarios del Ministerio de Educación, no puede cambiar ninguno, eso no es aceptable. Es lógico que cuando llega un Gobierno nuevo pueda haber cambios", dijo el secretario de Estado.

Asimismo, el secretario de Estado se mostró tranquilo ante eventuales manifestaciones, señalando que los despidos responden a bajas evaluaciones de desempeño y términos de programa.
Intentan "funar" a Lavín

Al Hotel Crowne Plaza llegaron este sábado alrededor de 30 funcionarios del ministerio de Educación que esperaban realizar una "funa" al ministro Joaquín Lavín, que participaría en un seminario de bullying, y que no llegó aduciendo problemas personales.

Sin embargo, los funcionarios realizaron de todas formas la manifestación, que contó con la presencia de varios directores de colegios.

Un contingente reducido de Carabineros llegó al lugar, aunque los funcionarios se retiraron sin incidentes.

De ministro mejor evaluado a ministro preocupado por marchas estudiantiles, demandas judiciales y amenazas de paro por "ola de despidos injustificados"

Quiérase o no, la UDI tiene desde fines de los 90 a la fecha a Joaquín Lavín como sempiterno candidato presidencial. Incluso en sus peores momentos, a saber, en las derrotas frente a Ricardo Lagos (99-2000) y Sebastián Piñera (2005) y la reciente caída senatorial en la Quinta Costa, a manos del RN Francisco Chahuán (2009), su nombre está en la categoría de “disponible” por mucho que él mismo diga que su tiempo “ya pasó” antes de asumir como ministro de Educación.

Lo que sucede es que gracias a la buena evaluación que ha recibido en las encuestas Adimark (78%) y GiroPaís (40,2%), donde aparece en el primer lugar de aceptación ciudadana y por sobre la popularidad del propio Mandatario Sebastián Piñera (37,8%), nuevamente la opción de liderar a la derecha para el proceso presidencial 2013 emerge como la espuma.

Si a eso le sumamos la proclama que el timonel de la UDI, senador Juan Antonio Coloma, señaló al momento de oficializar su candidatura a la reelección, en el sentido que luchará para que el sucesor del actual Jefe de Estado sea un militante del gremialismo, cae de maduro que todos los caminos traerían de vuelta al ex alcalde en la siempre tentadora carrera por la banda tricolor.

Sin embargo, en este anticipado y prematuro debate los inconvenientes no serían pocos. Primero, en el partido de calle Suecia, según comentan influyentes integrantes de la entidad, ya habría un par de senadores haciendo campaña. Uno de ellos ya fue jefe máximo de la UDI y hoy es dueño de un discurso absolutamente “piñerista” (de hecho tiene familiares suyos en Palacio) y está abierto a que haya elecciones en la colectividad y no mesa de consenso (Coloma se enfrentará al diputado José Antonio Kast en el consejo del 21 de agosto). ¿Lo reconoce?

La otra -porque es mujer- se ha peleado con medio mundo por defender las medidas que Piñera anunció en el plan de reconstrucción, léase la no inclusión de la depreciación acelerada y el alza de impuestos a las grandes empresas, entre otros ítems. Además, se “divorció” del centro de estudios más representativo que tiene la Coalición por el Cambio al alegar que le están haciendo “oposición” al actual gobierno. Nos imaginamos que ya sabe quién es.

Líos dentro y fuera del ministerio

Se sacó una muy buena nota por conseguir que todos los niños entraran a clases antes de mayo y también por los anuncios sobre la calidad de la Educación que se entregaron el 21 de mayo en la cuenta pública de Piñera (prueba Simce con contenidos en inglés y educación física, duplicación de la subvención escolar durante los próximos ocho años y extensión de la jornada escolar hasta las 20 horas en los colegios municipalizados ubicados en los barrios donde hay más delincuencia y drogas).

El problema es que a nivel interno las cosas no andan tan bien como debiesen, sobre todo por los 300 despidos que se han producido en esta secretaría de Estado. En este aspecto, Lavín negó que las desvinculaciones tengan ribetes políticos. “¿Qué tiene que ver? Nada, nada que ver, es un tema de gestión del ministerio. Obviamente hay que hacer reestructuración y cambios”, alegó este miércoles.

Para peor, la relación entre trabajadores y nuevas autoridades empeoró luego que el subsecretario Fernando Rojas les habría comunicado a los empleados que vienen más exoneraciones en camino, motivo por el cual la semana pasada se tomaron las dependencias del ministerio en señal de protesta.

Complementando lo anterior, los máximos dirigentes de su asociación de trabajadores, Andime, llamaron a los funcionarios del Mineduc a paralizar sus actividades a partir del lunes próximo, siendo el motivo principal la "ola de despidos injustificados" que se han oficializado en las últimos días.

"Van más de 200 personas despedidas y a cada rato nos enteramos de más. El lunes despidieron a 16 personas de la Seremi Metropolitana y ahora en la mañana sumaron otras 20", declaró Nelson Viveros, timonel del gremio, quien, además, señalño que la paralización será escalonada a partir del miércoles y el jueves si no hay respuestas concretas de las autoridades.

"Se está agudizando esta situación cada vez más, por eso las movilizaciones irán en ascenso. El señor Lavín perdió toda restricción al respecto y esto nos llevará más que una situación de conflicto extremo. No estamos dispuestos a aceptar esta agresión. Hay unidades completas que las están despidiendo, como la Tesorería de la Seremi Metropolitana", destacó.

A la calle de nuevo

Pero si de manifestaciones se trata, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), volverá este jueves 27 a las calles, tal como a mediados de mayo donde cerca de cinco mil personas marcharon por el centro de Santiago y Concepción.

El objetivo es demostrar la molestia que existe en el sector por la cuenta pública del 21 de mayo que no abordó los asuntos ligados a los problemas de la Educación Superior y que tampoco ahondó en el cumplimiento del “petitorio del terremoto”, elaborado junto al Consejo de Rectores, el cual debe asegurar la permanencia de los universitarios en el sistema de damnificados a raíz de la tragedia del 27 de febrero.

Además, se solicitó el alza de la ayuda de 30 mil a 113 mil pesos a los jóvenes y familias más afectados por el cataclismo y mantener las tarifas escolares del Transantiago, cosa que fue ignorada por la autoridad. “Este es un año especial. Para un paro y la pérdida de clases, yo creo que francamente no es el momento”, dijo el ex alcalde. Las protestas se reanudarán el martes 1 de junio.

Guinda de la torta

Como si las cosas no fueran peores, Lavín deberá presentarse ante los Tribunales de Justicia por la demanda por 2.500 millones de pesos que interpuso en su contra la alcaldesa de Huechuraba, Carolina Plaza, ex militante de la UDI.

La medida adoptada por la jefa edilicia se produjo después que el actual ministro dijera que en Huechuraba estaba instalada la corrupción al conocerse la denuncia efectuada por el yerno del ex candidato a senador, Isaac Gigovich, contra Plaza, específicamente por contratos anómalos suscritos con la empresa GMA, hecho que estalló mediáticamente el 2008.

El asesor jurídico del municipio, Simón Yévenes (hijo del emblemático dirigente poblacional de la UDI, del mismo nombre, asesinado por el FPMR en 1986), emplazó a Lavín a ofrecer disculpas públicas.

“Esperamos que de acuerdo a la dignidad del cargo don Joaquín responda por sus dichos. Que pida disculpas a los funcionarios municipales y a todos los habitantes de la comuna de Huechuraba, que fueron seriamente ofendidos y cuya municipalidad sufrió perjuicios vastos y amplios”, expresó.

Según Yévenes, “hubo una pérdida económica de a lo menos 500 millones de pesos, porque implicó que muchos de nuestros contribuyentes no quisieran seguir pagando, por ejemplo, su permiso de circulación en Huechuraba”.

sábado, 29 de mayo de 2010

Las tribulaciones de un subsecretario


por Cristian Joel Sánchez (Chile)

La citación de Oscar Izurieta Ferrer, subsecretario de Defensa del gobierno de Piñera, a declarar por el homicidio de Víctor Jara que hizo la Corte de Apelaciones, vuelve a poner de manifiesto un caso que pasó casi “piola” entre los lamentos del terremoto, algunos de cuyos derrumbes sirvieron para tapar este hecho que alcanzara el colmo del descaro político, quizás si acaso un alarde que quiso hacer la derecha para restregarle a la oposición la fuerza de su poder. Se lo recuerdo: el señor general Izurieta Ferrer, al momento de tomar el mando de la nación el flamante presidente Piñera, había sido hasta 48 horas antes, el comandante en jefe del Ejército, es decir el jefe máximo del “ejército de todos los chilenos”. Pocos días después asumía el cargo de subsecretario del Ministerio de Defensa en el gobierno de la derecha, lugar que le fuera guardado por Piñera mientras se “ventilaba” un poco de los aires marciales que lo impregnaron hasta entregar su cargo militar.

La parte más repudiable de este caso, es que el señor Izurieta obligatoriamente sabía, cuando aún vestía uniforme, del premio que lo aguardaba en cuanto dejara las charreteras de parte de su presidente Piñera. Extrapolando aún más, como lo denunció tibiamente la actual oposición, el entonces militar en servicio activo tuvo que estar enterado de la generosa decisión de Piñera cuando éste aún era postulante al cargo de presidente, lo que habrá incentivado las “oraciones” del señor comandante en jefe del ejército “de todos los chilenos” para que triunfara su candidato, es decir para que triunfara la derecha.

Lo nuevo es que el señor Izurieta Ferrer, hoy formando parte del del gobierno de la derecha, tuvo que declarar hace pocas horas ante el juez Juan Fuentes Belmar, magistrado instructor de la causa por el asesinato de Victor Jara. Dijo ahí, entre otras cosas clasificadas como secretos del sumario, que jamás estuvo en el Estadio Chile y que desconoce toda información de lo que allí ocurrió. “Tengo la conciencia tranquila” agregó.

Sorprendente, ¿cierto? En realidad lo sorprendente no es lo que declaró el que hasta hace poco fuera el jefe máximo del ejército, es decir ni lo que dijo ni lo que no dijo, si se toma en cuenta que ninguno de los militares arrastrados a la justicia por violación de los derechos humanos, ha tenido la valentía de reconocer sus fechorías. Lo sorprendente es el coro griego, conformado tanto por la derecha —lo que resulta lógico— como por connotados concertacionistas (lo que no resulta tan lógico) que ha venido cantando desde antes, es decir a priori, las “virtudes” no sólo de este general, sino de todo el estamento militar y por los cuales los más exaltados, curiosamente los revolucionarios de ayer más que la misma derecha, ponen hoy “las manos al fuego” agregando frecuentemente que “no se puede dudar de la honestidad de nuestros uniformados”

No es, sin embargo, nada nuevo. Frases como éstas se han venido reiterando, con ciertos matices, durante los 20 años de gobierno de la Concertación, de manera transversal en el espectro político como gusta decirse hoy en la fraseología de moda. Incluso en más de una ocasión algún arribista de la izquierda más zurda ha agradecido conmovido que lo inviten en septiembre a la parada militar, aunque lo ubiquen de manera disimulada un poquito lejos de la “elite” de las tribunas.

Tan cierto como que socialistas, pepedés, obviamente democristianos, sueltan con frecuencia un rosario de halagos y adulaciones a los militares como si el tiempo y la experiencia pagada con sangre, no hubieran existido y volviéramos mágicamente a los años anteriores al derrumbe de la democracia.

Compiten, en el coro de alabanzas, con el estamento que maneja los hilos del país, es decir la oligarquía, que en la actualidad es más financiera que terrateniente, y que gobierna ahora directamente a Chile, aunque los halagos de este sector a las fuerzas armadas no son tan necesarios. De todas maneras el señor presidente de la República, sus ministros y los partidos que lo apoyan, cada cierto tiempo le “soban el lomo” a los guardianes de su riqueza y eso es absolutamente lógico y esperable.

Lo que no es lógico ni esperable es que tales halagos melosos e indignos vengan de personeros que son, o alguna vez fueron, representante de la izquierda chilena, por tibia y falseada que haya llegado a ser hoy. Se agrega a ello —siendo aun más repudiable— el que algunos de estos ex allendistas muestren claras señales de estar cayendo, una vez más, en el viejo cuento.

La historia vuelve a repetirse
El quiebre trágico que sufrió la democracia chilena y que posibilitó la aparición de una de las dictaduras más feroces del continente, ha sido majaderamente analizado desde múltiples puntos de vista, aunque pocos de ellos se han atrevido a echar mano a la autocrítica como inicio de sus raciocinios. Es explicable porque los errores cometidos no sólo fueron individuales, sino de conglomerados, es decir de masas que incorporaron mitos que terminaron por volverse de manera dramática contra sus propios sustentadores.

Uno de estos mitos, que llevó al trágico desenlace del gobierno popular de Allende, fue atribuir a las fuerzas armadas chilenas un papel de honorabilidad democrática y constitucional por sobre los avatares sociopolíticos del país, creer que se trataba de una particularidad propia de Chile que lo separaba del golpismo endémico del continente. Se lo creyeron y se lo tragaron desde la extrema izquierda que intentó infiltrar el escudo inexpugnable con el cual la oligarquía criolla dotó a unas fuerzas armadas que nacen de su propio seno, hasta los comunistas que incluso el día antes del golpe desfilaban bajo las consignas de un pacifismo paralizante creyéndose seguros al alero de los “militares constitucionalistas”.

El mito del carácter no deliberante de las fuerzas armadas chilenas, si bien es atribuible a la derecha que lo fomenta como estrategia desmovilizadora de las masas, se afincó en la propia masa y en sus dirigentes que lo fueron asociando al acervo inamovible de sus axiomas. Esto, por desgracia, en el fondo no ha cambiado hasta el día de hoy. Las frases que ahora se escuchan en boca de dirigentes de la centroizquierda para referirse a una supuesta recuperación democrática de las fuerzas armadas luego del militarismo fascista que sustentó los años negros del pinochetismo, son las mismas que repetían en una letanía desesperada tanto los dirigentes como las masas que apoyaban al gobierno de Salvador Allende.

Los hechos, amigo lector, aun si usted forma parte de los acólitos del mito, pero se detiene a analizar los acontecimientos que han movido y mueven hoy a los altos mandos de las fuerzas armadas, si los examina, decimos, con objetiva imparcialidad abstrayéndose de la sicología que vuelve a apoderarse de las masas, le mostrarán una serie de signos que confirman que la abstinencia política de las FF.AA. siguen siendo un mito, signos que ni siquiera son sutiles y que se han producido y se siguen produciendo con un desparpajo burdo a vista y paciencia de toda la opinión pública. Además del caso Izurieta y a manera de ejemplo, todos los altos oficiales que han abandonado el servicio activo y que ha optado por la política —según ellos y sus defensores como un derecho constitucional, lo que no se discute— han terminado como militantes, parlamentarios y ahora como funcionarios de gobierno de la derecha y sus partidos. En especial de la UDI que ha exhibido conspicuos senadores que antes vistieron el uniforme y oficiaron de comandantes en jefe de sus respectivas armas. Ninguno llegó siquiera a la Democracia Cristiana. Mucho menos que algún ex comandante en jefe sea ahora miembro del Comité Central del partido socialista.

Digo yo…
Si el general (R) Oscar Izurieta tuvo algo que ver con la muerte del cantautor, si fue o no el siniestro personaje apodado “El Príncipe”, un oficial del ejército acusado como el autor material del homicidio y del cual aún no se ha logrado obtener su nombre verdadero, tendrá que dilucidarlo la justicia. Lo cierto es que el trasvasije de militares que pasan de las filas castrenses directamente a las filas de la derecha, más aun a la derecha dura que fuera el sostén político de Pinochet, debiera preocupar no sólo a las fuerzas democráticas que lucharon contra la dictadura, sino también a ciertos sectores de la propia derecha que intentan marcar diferencias con los herederos del pinochetismo.

En el año 2005 fue elegido en Honduras un candidato de la centro-derecha, miembro del partido liberal de ese país. Matices más, matices menos, Manuel Zelaya representaba programáticamente lo que Piñera exhibió como su proyecto en el discurso del pasado 21 de mayo. Zelaya no sólo comenzó a cumplir cabalmente su programa a favor de las grandes masas empobrecidas de Honduras, sino que fue más allá asociando a su país al ALBA, Alianza Bolivariana para las Américas, una entidad auspiciada por los gobiernos progresistas que han ido surgiendo en el continente y que se creó como una alternativa al ALCA, Area de Libre Comercio, propiciado por Estados Unidos.

No obstante que el Congreso hondureño aprobó la medida, incluso con votos del conservadurismo más derechista, la oligarquía de ese país echó mano a su carta castrense y derrocó a Zelaya en los hechos ampliamente conocidos en su oportunidad.

Interesante derivación del golpismo plenamente latente en toda América ¿verdad? No sabemos aún cuál será el camino que tomará el gobierno elegido en enero de este año en Chile, pero la experiencia hondureña es algo que deberá ser tenido muy en cuenta por un Piñera que, al menos en la verborrea y el papel, puede llegar a provocar la irritación de sus aliados si, como dijéramos en un artículo anterior, llegara a tomarse en serio sus promesas.

No queremos decir —y eso lo aclaramos de inmediato— que estamos en vísperas de un “pronunciamiento” y que algún militar esté ya complotando para “echarse” a Piñera. Las asonadas del golpismo no las determinan los militares, no nacen del impulso caprichoso de un milico que un día cualquiera se levanta con ganas de convertirse en “Yo, el Supremo” es decir, en uno de esos personajes siniestros que de tarde en tarde aparecen en la literatura latinoamericana. El asunto, todo el mundo lo sabe aunque algunos lo callen, se decide por el estamento superestructural, es decir la oligarquía que, como ya dijimos, ahora es más financiera que terrateniente, y de la cual las fuerzas armadas son sólo el instrumento ejecutorio, los encargados de hacer el trabajo sucio, si a la sangre se le considera en esa categoría.

Aun así, déjenme imaginar a un Piñera llegando a Caracas a refugiarse bajo el alero de Hugo Chávez. Política-ficción, dirá usted. O “tómatelo con agüita” como me diría el tontito de Francisco Vidal, militante del PPD y que se ufana de su condición de ex miembro de la Escuela Militar y gran amigo de Izurieta. A propósito, es uno de los que pone “las manos al fuego” por sus admirados uniformados. No vaya a ser cosa, sin embargo, que este que fuera el juglar del gobierno socialista de Bachelet, aparezca mañana con quemaduras de tercer grado de tanto chamuscarse los dedos en el espíritu “democrático” de los militares. O a lo mejor no, piensa usted, y es cierto, quién puede saberlo.

Lo que es yo, querido lector, de todas maneras ya me compré guantes de asbesto… digo yo por si acaso.


Polémica en visita de Piñera a Valdivia. Le lanzaron globos negros a su paso

El Secretario Regional Ministerial de Gobierno, Claudio Mansilla, evaluó como positiva la visita del presidente de la República a Valdivia y a su vez indicó que si existieron problemas -cuando lanzaron globos negros desde el edificio Seminario a la entrada de Sebastián Piñera- es de responsabilidad exclusiva del equipo de seguridad de la presidencia.

Fuente Cambio 21

El vocero de la Intendencia, dijo a La Radio, que no le correspondía al Gobierno Regional velar por la seguridad del primer mandatario, sino que la era de completa responsabilidad del equipo de la presidencia que no existieran problemas durante la visita que realizó a Valdivia.

A su vez Claudio Mansilla, indicó que debido a la libertad de expresión existente en la actualidad, todas las personas pueden dar a conocer su opinión y manifestarse, pero que tampoco le pidan al Gobierno que en 2 meses solucione temas que se arrastran de hace años.

El Secretario Regional Ministerial, señaló además que la reunión con el Presidente de la República fue muy positiva, ya que pudieron transparentar muchas cosas, además de confirmar que los proyectos emblemáticos de la región de Los Ríos se realizarán y no quedaron postergados por el recorte al presupuesto regional.

Recordemos que la situación más compleja que vivió Sebastián Piñera en su visita a la capital regional fue, que cuando llego hasta el edificio seminario -donde se reunió con el gabinete regional- fue que a su entrada lanzaron más de 40 globos negros.

LA IGLESIA CATOLICA Y UNA SOLICITUD DE INDULTO INMORA

image
Luego de unas jornadas de despidos que está viviendo el Ministerio de Educación en la Región Metropolitana, donde más de 250 funcionarios han sido notificados de cese de labores, los trabajadores y trabajadoras de la Provincial de Educación Cordillera se vieron en la obligación de iniciar un paro indefinido con el objeto de detener y denunciar las acciones discriminatorias, injustas e ilegales que la presente administración ministerial, encabezado por el Ministro Joaquín Lavín, ha iniciado.

• Por el respeto que merecemos las víctimas y familiares, el pueblo de Chile y la comunidad de derechos humanos nacional e internacional, no aceptamos que se ofenda una vez más nuestra dignidad.

• El solo hecho que la iglesia católica solicite incluir en un indulto general a violadores y criminales responsables de delitos de lesa humanidad, con motivo del Bicentenario, es impresentable, y de otorgarse sería un asqueroso acto de impunidad tardía, pero impunidad al fin.

• Los autores, coautores, cómplices y/o encubridores y las instituciones civiles o de las fuerzas armadas, a las que pertenecían o pertenecen, han hecho y hacen todo lo posible para tergiversar el contexto histórico y justificar el genocidio, han ocultado la verdad y obstaculizado la acción de la justicia -hasta hoy día- cuando unos pocos y dignos jueces se han atrevido a investigar, procesar y condenar a estos criminales.

• Es más, estos violadores y asesinos no han mostrado ni un ápice de arrepentimiento. No han estado ni estarán Jamás a la altura moral y ética para hacerse acreedores de tal beneficio. Al contrario, en más de una oportunidad han justificado sus crímenes y han manifestado que los volverían a cometer, si fuese necesario.

• La naturaleza de los delitos -crímenes de lesa humanidad- por los que se les ha condenado son imprescriptibles, no amnistiable y de jurisdicción universal según la legislación penal y humanitaria internacional, suscrita y ratificada por el estado de Chile y ha pasado a ser parte de la legislación nacional y debe ser respetada cabalmente. Ningún retroceso en estas materias es aceptable.

• La iglesia católica, a nivel nacional y global, no tiene ninguna autoridad después de los luctuosos hechos ocurridos en su seno, como la pedofilia y abusos sexual de menores, que ocultó por muchos años, para alzarse como autora y/o portadora de una solicitud de por sí, también inmoral.
¡¡ No al indulto de criminales y violadores de derechos humanos !!

Asamblea Nacional por los Derechos Humanos – Chile – Mayo 2010

viernes, 28 de mayo de 2010

Casa de tortura de la DINA Londres 38 abrió sus puertas







Fuente ARI

Eran las 19:30 de este jueves 27 de Mayo y llegó hasta la casa de tortura de Londres 38, para acompañar al colectivo memoria 119 en sus actividades que realizan todos los jueves durante muchos años en homenaje a los presos políticos de la dictadura de Pinochet ,la sorpresa fue tremenda de encontrar la casa de tortura con sus puertas abiertas al publico ya que la Dictadura del Empresario había prohibido la apertura de esta casa ,la sorpresa fue mayor cuando se nos viene una avalancha de gente a visitar la casa ,de inmediato se formaron grupos de guía para mostrar la casa a la gran cantidad de jóvenes que llegaron a solidarizar con el colectivo memoria 119.

Detención de ciudadano paquistaní:

Senador Navarro: “Me huele a montaje”

Sebastián Silva

El parlamentario aseguró que la forma en que la Fiscalía ha llevado este caso daría cuenta de una operación en contra de Saif Khan, tal como sucedió con la documentalista Elena Varela. Las autoridades pidieron calma a los padres del imputado y aseguraron que la investigación se está realizando bajo todas las normas del Estado de Derecho.

“Mi hijo es inocente, un hombre que caminó sin descanso toda la noche en el terremoto día y noche cómo puede ser peligroso para la sociedad”. Estas fueron las primeras palabras de Mahmood Khan, padre del ciudadano paquistaní Muhammad Saif Ur Rehman Khan, quien llegó ayer junto a su mujer a nuestro país para visitar en esta jornada a su hijo detenido.

Mahmood Khan agradeció al senador Alejandro Navarro por su apoyo en las gestiones para conseguir las visas y también a la embajada chilena en Islamabad, por haberles concedido un permiso especial para viajar.

Precisamente, Navarro es uno de los que desconfía de la veracidad de los cargos que le imputan al ciudadano paquistaní y sospecha de una operación en su contra.

Según el parlamentario, el actuar de la justicia, que en un primer momento dejó al acusado en libertad provisional, formalizado sólo por tenencia ilegal de explosivos, y luego lo obligó a volver a la cárcel de Alta Seguridad por ser “un peligro para la sociedad”, son antecedentes suficientes como para sospechar de algo premeditado.

“A mí me huele a montaje, a confección de pruebas que, en un pasado muy cercano, le valió a Elena Varela, por ejemplo, la aplicación de la ley antiterrorista y después todo resultó ser completamente falso. De hecho, ella quedó libre de todo cargo. Creo que la Fiscalía ha demostrado que ha actuado al filo o, derechamente, fuera de la ley al hacer este tipo de acusaciones”, dijo.

Si bien, Navarro está de acuerdo en que se investiguen todas las aristas del caso, cree que existe responsabilidad conjunta del Ministerio Público, que confía excesivamente en órganos de seguridad extranjeros; y en los Tribunales de Justicia que, a su juicio, no parecen tener experiencia suficiente en evaluar las cuestiones de seguridad nacional, lo que en ocasiones se prestaría para la manipulación de evidencias.

“Todos los antecedentes indican que las pruebas presentadas para la acusación son extremadamente débiles, que el cuadro que precedió a la llegada de Saif Khan a la embajada de Estados Unidos está lleno de incógnitas que las policías chilenas no han podido despejar. Aquí se trata de una acusación de una empresa privada que resguarda la embajada de Estados Unidos. Yo estoy de acuerdo en que se indague, pero no se puede prejuzgar ni por religión ni por aspecto o vestimenta, aquí hay un prejuicio por ser musulmán y profesar el islamismo”, afirmó.

En tanto, las autoridades salieron a dar garantías de que el caso se ejecuta respetando todas las leyes y procedimientos establecidos. “Chile tiene una tradición de Estado de derecho y un sistema judicial respetado y reconocido no sólo en el continente sino que en el mundo y el solo hecho de que los padres puedan estar en Chile hoy ejerciendo el legítimo derecho de visitar a sus hijos y tomar contacto con las autoridades en distintos ámbitos es una demostración de esto”, comentó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

En ese sentido, el Fiscal Nacional Sabas Chahuán indicó que el responsable de la causa, Xavier Armendáriz, está haciendo todas las indagaciones pertinentes para acreditar su convicción de que es culpable, pero precisó que “si surge algo que exonere de responsabilidad a este ciudadano, por supuesto que tendrá el derecho a la presunción de inocencia”.

Sabas Chahuán agregó que para el bien de todos los involucrados solicitó al fiscal Armendáriz apurar el proceso de investigación.


jueves, 27 de mayo de 2010


DDHH: Tres ex agentes han muerto mientras cumplían condena

Por Jorge Escalante / La Nación

El ministro de Justicia, Felipe Bulnes, dijo que indultar a violadores de derechos humanos “es un tema complejo”, porque “se combina la natural misericordia con nuestro compromiso de hacer cumplir la ley”.

La muerte del ex agente Héctor Vallejos Birtiola ocurrida antenoche, se convirtió en el tercer caso de un violador de derechos humanos que muere por enfermedad terminal cumpliendo sentencia. Estaba internado en Punta Peuco.

Antes que él, en 2007 murieron en circunstancias similares los ex represores Osvaldo Romo y Osvaldo Pincetti.

Ese mismo año y mientras cumplía detención preventiva en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén, tras ser procesado en el caso Conferencia, murió en un extraño suicidio el ex integrante de la Brigada Lautaro Carlos Marcos Muñoz.

Procesados pero gozando de libertad provisional con juicios en desarrollo, han muerto hasta la fecha por distintas causas sobre una decena de ex agentes.

En esta calidad falleció en 2005 el ex vicecomandante en jefe del Ejército encausado por los crímenes de Pisagua, general (R) Carlos Forestier Hänsgen.

Igualmente procesado y en libertad provisional murió en enero de 2005 lanzándose desde un edificio el ex jefe de la brigada Purén y el grupo Delfín, coronel (R) Germán Barriga.

Vallejos, que sufría un cáncer, había pedido el indulto presidencial el 2 de marzo de 2010, pero la entonces Presidenta Bachelet lo negó.

No obstante, Vallejos había recibido en 2009 un importante beneficio de parte de la Sala Penal de la Corte Suprema que, aplicando la “doctrina Dolmetsch”, medida compensatoria llamada así por su autor y miembro de esa sala, Hugo Dolmetsch, le rebajó su condena de diez años y un día, a 5 años y un día.

Esa vez, Vallejos y los otros dos condenados, el brigadier (R) Fernando Polanco y el suboficial (R) Luis Fernández, a quienes se les hizo la misma rebaja, estuvieron a punto de ser absueltos cuando dos de los cinco integrantes de esa sala penal, Rubén Ballesteros y Nibaldo Segura, partidarios de la amnistía y la prescripción en crímenes de lesa humanidad, votaron por la absolución.

Vallejos cumplía condena como coautor del crimen en 1973, en la frontera con argentina, en La Serena, del matrimonio argentino-mexicano integrado por Bernardo Ledjerman y María Avalos.

Según lo dice el proceso, el hijo de ambos de dos años, Ernesto, fue entregado en custodia a las monjas de la Providencia, en La Serena, por el entonces teniente Juan Emilio Cheyre, argumentando que sus padres “se suicidaron”.

MINISTRO

Ayer el ministro de Justicia Felipe Bulnes, dijo que indultar a violadores de derechos humanos “es un tema complejo”, porque “se combina la natural misericordia con nuestro compromiso de hacer cumplir la ley”.

La vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García, expresó que “la vida y la muerte son parte de nuestra existencia y ello no implica que violadores de derechos humanos queden libres por sufrir enfermedad”.

La AFDD se opone a que la Iglesia pida al gobierno el indulto a presos que cumplen condenas, incluyendo ex agentes.