Páginas vistas en total

lunes, 29 de febrero de 2016

TERRORISMO DE ESTADO CONTRA EL PUEBLO MAPUCHE.

Julio Oliva García
VER VIDEO AQUI

Este es el "progresismo" de la Nuera Mayoría...cada vez más parecido a la dictadura
El helicóptero Puma SA330 (de un costo de 21 millones de dólares) del Ejército de Chile aterrizó en la cancha de fútbol de Tranaquepe (Tirua) este sábado 27 ...
YOUTUBE.COM

PULSO SINDICAL Nº 307 DEL 15 AL 29 DE FEBRERO DE 2016

Manuel Humberto Ahumada Lillo
29 de Febrero 2016


“ …palabra tan chiquitita que te han sacado partido,
pueblo es recurso político, y no falta algún panuo que venga a la población,
y que hablando por el pueblo, en un discurso bonito arregle la situación.
Pero eso es lo menor, el mentir es profesión…”

                                             Leña Gruesa, Quelentaro, 1969

El pueblo siempre ha sido el instrumento en el que se apoyan los tránsfugas y demagogos, que de tanto en tanto necesitan darse un barniz de humildad. No solo para no verse tan lejos de las masas populares sino también para confundirlas, porque aún y pese a tanta mierda estas masas de cuando en cuando intuyen su origen y su rol en la sociedad, e intentan combatir al sistema que las oprime.
Porque, seamos claros, las clases gobernantes y sus representantes y otros que bien bailan, han prostituido al pueblo. Lo hicieron dependiente de las migajas que les arrojan, de los bonos y de cuanta dadiva se les ocurre entregar en tiempos electorales y también cuando la crisis del modelo es demasiados evidente y necesita retoques urgentes.
Los detentadores del poder y quienes aspiran a sucederles, acostumbran a apelar a la confianza del pueblo a través de lacrimógenos discursos. Se puede ver a las autoridades, todas ellas sin excepción, meter las patitas a la tierra o el barro, bailarse una cumbia, una cueca o lo que les pongan, tomar niños en brazos, abrazar a los más humildes, quienes les tienden sus manos a ver si tocándolos se les pega algo de buena fortuna.
Ellos son parte del pueblo dicen en sus discursos y muchas veces el pueblo les cree y se friega. Ejemplos de aquello tenemos de sobra y no debemos olvidarlo.

Sin embargo y hasta el golpe de estado de 1973, tal actuar era más propio de la derecha capitalista y oligarca y otros iguales a ellos, aunque algo más cuidadosos en su decir y actuar y que se llamaban de centro.
Su contraparte, la izquierda, recorría el país promoviendo la organización, apoyando tomas de terrenos y huelgas, exigiendo más salud y educación para todos. Se sacaban la cresta junto a los más pobres y necesitados. No todos, pero si la inmensa mayoría.    
Fue el avance en el bienestar de los más necesitados de entonces, lo que puso en alerta a la derecha y al centro golpista. Fue el aumento de la organización popular lo que llevó a los poderosos a dar el golpe de estado, a detener, torturar, matar y desaparecer.

Y aún así y pese a los dolores, comenzó la rearticulación popular, se organizó la rebeldía y se fueron ocupando los espacios por tanto tiempo vedados.
Fue el momento para actuar de los camaleones y lo ocuparon muy bien.

El tiempo no pasó en vano. Muchos luchadores de antaño volvieron cambiados del exilio, olvidando propuestas y sueños.
El pueblo ya no era un actor a considerar, simplemente una compañía que no se podía rechazar a riesgo de aparecer demasiado cerca con la derecha.
Se hicieron del gobierno y ocuparon en el parlamento los espacios que habían negociado, previa oferta de una alegría que hasta ahora no aparece, Las leyes prometidas a la población no avanzaron, porque así lo estableció el pacto con el pinochetismo y porque nunca las sintieron como propias.

Infiltraron, compraron conciencias, entregaron compensaciones a algunos que en sordina las pedían. Anestesiaron al pueblo y lo convencieron de la imposibilidad de recuperar lo perdido.
Dividieron las organizaciones sociales y sindicales, corrompieron dirigentes, instalaron mesas de dialogo y conversación social que no sirven para nada mientras no haya equivalencias mínimas entre quienes participan de estos falsos instrumentos.

Sobre esta realidad debemos construir y aquellos que comienzan a abrir los ojos y pretenden erigirse como guías de los desencantados, harían muy bien explicando primero por que guardaron silencio por tanto tiempo ante lo que era evidente y hoy aparecen sacando la voz y dando pautas del que hacer futuro.
Lo contrario simplemente será seguir mintiendo a nuestro pueblo y tengan la certeza, los que lo hacen, que tarde o temprano deberán comparecer y explicar su actuar.   

Este Febrero 2016 no ha sido distinto de los anteriores y es reflejo inequívoco de la profundidad de la crisis.
Las sedes sindicales apenas si funcionan o lo hacen de medio tiempo, no hay trabajo de propaganda y los trabajadores son echados a la calle sin que a nadie parezca importarle. Ni una sola nota de prensa para las opiniones y acciones de denuncia del movimiento sindical, particularmente la opinión sobre las reformas laborales expuestas por la CGT  el CIUS, aunque debemos ser honestos y reconocer que muy poco se ha hecho por romper esta tendencia. Esto los abusados en sus derechos lo perciben y es por ello que aun se resisten a organizarse. O cambiamos de actitud o no avanzaremos.

Febrero en Chile es festival, lo que a su vez es sinónimo de banalidad, estupideces varias, dimes y diretes de personas con un bajo nivel intelectual y pobre vocabulario, que suelen llamar la atención por osadas y torpes actuaciones que ocupan primeras planas, transformándose en tema de discusión mientras a nuestro rededor todo se derrumba.
Por lo mismo no puede soslayarse el actuar de algunas personas que sin ser humoristas han hecho uso de los casos de corrupción, conflictos de intereses y un cuanto hay que se ha vivido, para conseguir la aprobación y la risa franca de quienes los escuchan.
Y sin embargo me queda la impresión que a esto le falta algo.
¿Por que estos acuciosos observadores de la realidad nacional, no le han dicho a la población, que tales conductas oprobiosas se mantendrán si no reacciona para eliminarlas?
Nadie puede obviar que si las cosas están como están, obedece en parte a nuestra pasividad y falta de reacción. Seguirán presentándose casos como los PENTA, CAVAL, SQM y si alguien cree que todo se soluciona con la acida critica de uno u otro comediante, está en un profundo error.
Solo la movilización organizada produce los cambios. Que no se olvide.  

Aumentó el valor del pasaje del Metro en $ 20 en hora punta. Algunas decenas de personas manifestaron invitando a la evasión, misma evasión que silente se aplica desde hace mucho tiempo en los buses del Transantiago.
Mi impresión es que este no es el camino, al menos no así como se viene haciendo.
No se avanza mucho evadiendo individualmente el pago, mientras se mantiene el consumismo obseso, el desprecio por los demás y los excesos de todo tipo.


No basta tratar de pasar colado en los pagos de la movilización, es imperioso, fundamental entender que para que las cosas cambien tiene que haber organización. Debemos exigir a quien nos gobierna y emplea, el pago diario de ese gasto de locomoción y también la alimentación. 
La organización en sindicatos, juntas de vecinos, centros juveniles, la unión de todos los desencantados, debe culminar en acciones masivas de esos millares que lo están pasando como la mierda.
Tomarse todas las estaciones del Metro y exigir que se liberen los torniquetes. No parar hasta que se modifique el valor del pasaje.

Para todo esto se requiere unidad y coraje. Ponernos a trabajar para que cambien las cosas, por que tengamos claro que no lo harán  los comediantes, por muy buenas intenciones que pudieran tener, ni tampoco aquellos que viven haciendo gárgaras con el pueblo, sin preocuparse efectivamente de él.


MANUEL AHUMADA LILLO
Presidente C.G.T. CHILE

"HISTORIA DE UN OSO"

Me sumo a las palabras de Danko Ulloa: "Todo mi apoyo y fuerza a Gabriel Osorio, creador y director de "Historia de un oso", que es en realidad la historia de su abuelo, Leopoldo Osorio, militante del Partido Socialista, regidor de Maipú y secretario del presidente Salvador Allende, quien fue detenido en los días siguientes al golpe de Estado y que después de dos años en prisión, se vio forzado a salir al exilio a México y posteriormente a Inglaterra donde estuvo diez años recordando a su patria y a su familia en total silencio...
La historia de ese oso, triste, silencioso y solitario, se convierte esta noche ante los ojos del mundo en una dolorosa aunque bella metáfora sobre la violencia pinochetista, la prisión política, el exilio, los detenidos desaparecidos y nuestra propia y triste historia...
Qué importa si gana o no el Óscar si ya se ganó el cariño y la solidaridad de los chilenos, qué importa la parafernalia televisiva y mediática, qué importa la alfombra roja cuando solo importa el rojo corazón de tu abuelo...
Gracias Gabriel, gracias al productor Pato Escala, gracias a cada uno de los quince miembros de tu equipo, gracias por defender la Memoria del olvido con las infinitas armas del amor por el cine...
Gracias viejo compañero oso!"
Enlace :
VER VIDEO AQUI
YOUTUBE.COM

LIBERTAD PARA EL REPORTERO GRAFICO DEL SINDICATO ARI FELIPE DURAN

Lunes 29 de Febrero 2016.
En el Día de hoy nuestro Compañero Reportero Grafico del Sindicato ARI FELIPE DURAN IBAÑEZ lleva Preso 161 Días por denunciar las graves violaciones a los Derechos Humanos al Pueblo Mapuche.
SINDICATO ARI

domingo, 28 de febrero de 2016

LIBERTAD PARA FELIPE DURAN ENCARCELADO POR EL ESTADO POR SU DEFENSA AL PUEBLO MAPUCHE

Domingo 28 de Febrero 2016.
En el Día de hoy nuestro Compañero Reportero Grafico del Sindicato ARI FELIPE DURAN IBAÑEZ lleva Preso 160 Días por denunciar las graves violaciones a los Derechos Humanos al Pueblo Mapuche.
SINDICATO ARI

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE MADRE QUERIDA!

VER VIDEO AQUI
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE MADRE QUERIDA!
Juana Meller de Pargament moldeó sus pies alrededor de la Pirámide de Mayo para reclamar por los hijos desaparecidos, y...
Ver más
El 30 de abril las Madres de Plaza de Mayo cumplen 34 años de lucha. Este jueves 28, ronda alrededor de la Pirámide y acto. Entrevista con la madre…
YOUTUBE.COM

Rina Montt reabre caso Spiniak: “Poderosos, políticos y tribunales estaban coludidos”

27/02/2016 |
Por Mario López M.
• En querella pide revisar el caso que impactó a la clase política y en que resultó condenada por ejercicio ilegal de la profesión. “Adulteraron las pruebas”, asegura a Cambio21. Juez ordena investigar.
• “Me persiguieron desde la UDI, fui un chivo expiatorio. Hubo protección a poderosos que hacen lo que quieren con Chile. Me aplicaron presiones ilegítimas y hasta acoso sexual”, denuncia.

"Juro que todo lo que digo en este documento, es la verdad y solo la verdad". Así comienza la declaración que la psicóloga Rina María Montt Marchant, quien reside actualmente fuera del país, hiciera tras ser contactada por Cambio21, respecto de la querella que ella presentara ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago y que busca impugnar el eventual uso de pruebas falsas en su contra en el marco del "caso Spiniak".

El bullado caso judicial involucró a un poderoso empresario en delitos de pedofilia, pero implicó además serias acusaciones a tres  parlamentarios por participar presuntamente de los bacanales sexuales que incluían a menores de escasos recursos, a un sacerdote que fuera acusado de inducir falso testimonio, un juez que fuera removido de su cargo tras acusaciones de medios de prensa (que a su vez fueron condenados por grabarlo de manera ilegal) y otras aristas que mantuvieron al país durante un largo periodo pendiente del acontecer con el tema.

El enmarañado caso

Claudio Spiniak Vilensky fue detenido en septiembre de 2003 por los delitos de estupro, prostitución infantil y producción de material pornográfico. Lo que parecía un grave hecho delictual pero propio de páginas rojas, se convirtió de la noche a la mañana en un delicado caso de interés nacional y primeras planas, cuando la entonces diputada RN Pía Guzmán, en una inédita conferencia de prensa acusó un mes después a 3 parlamentarios, sin revelar sus nombres, por estar involucrados en la red de pedofilia encabezada por Spiniak. Lo curioso y que le dio credibilidad, es que según ella, dos de los parlamentarios eran de la Alianza por Chile, sus aliados.

Más tarde el escritor Pablo Huneeus identificó a los senadores Carlos Bombal y Jovino Novoa, ambos de la UDI, de ser los señalados por la exdiputada Guzmán. Tras una querella presentada en contra de la parlamentaria RN (la cual fue exculpada por la Corte Suprema), su partido no le permitió presentarse a la reelección. A la vez el juez de la causa, Daniel Calvo, debió abandonar el caso cuando CHV y la otrora revista Plan B denunciaron públicamente "la falta de idoneidad del magistrado", quien luego de querellarse en contra de los mismos medios, denunció ser víctima de extorsión de un funcionario de un sauna gay, que él frecuentaba.

Laberinto de conocidos

Si ya la cosa resultaba enredada, las declaraciones de una menor, Gema Bueno, respaldada por el sacerdote José Luis Artiagoitia, el "cura Jolo", ratificó la presencia de un parlamentario (que terminaría siendo identificado en declaraciones como Novoa) y además de otro parlamentario a quien identificó como "Ricardito", en alusión al exsenador Nelson Ávila. La cosa explotó y la UDI dispuso de "sus mejores hombres" para desacreditar el infundio. Entre ellos -vueltas de la vida-, Juan Díaz, el operador de la UDI formalizado en el caso Caval "y sobre el cual se consigna en el expediente que habría ofrecido $1 millón al novio de Gema Bueno", indica Montt.

Gema Bueno se desdijo e implicó que ella  y el cura Jolo fueran condenados por falso testimonio e inducir al falso testimonio respectivamente. Canal 13 que difundió la primera entrevista a Bueno en que implicaba directamente a Novoa y por la cual este se querellara en contra del medio terminó en un lucrativo acuerdo, los carabineros que investigaron en un principio los hechos pasaron de héroes (hasta condecorados) a ser dados de baja por incumplimiento de deberes militares, al descubrirse que faltaban 22 vídeos (con los invitados a las fiestas de Spiniak).

Rina Montt Marchant, quien hoy pide reabrir el caso, se desempeñaba en aquel entonces en el SENAME y fue involucrada por la UDI y el entonces senador Nelson Ávila, como supuesta inductora de las acusaciones de algunos menores a políticos, entre ellos Jovino Novoa. Aunque fue absuelta de falso testimonio, terminó condenada por ejercicio ilegal de la profesión de sicóloga. Entre las pruebas que se esgrimió en su contra, estuvieron sus hoy supuestas declaraciones judiciales, que ella desconoce como propias y que aduce, son parte de una maquinación.

"No ejercí ilegalmente"

Montt estuvo a cargo en el denominado caso Spiniak por instrucciones de la directora de entonces del SENAME, Delia del Gatto, señaló. Por ello desde la UDI -afirma-, las habrían emprendido en su contra. Según manifiesta a Cambio21, "el exsenador Nelson Ávila, le dijo a (Pablo) Longueira que yo los había implicado en la causa. A mí me culparon por los informes que hizo Patricia Vera (otra profesional del Servicio Nacional de Menores). Mil veces traté de hablar con Jovino Novoa, (pero) siempre me miraron como si yo fuese basura", aseguró.

La condena a una la pena de 41 días de presidio y multa de 6 UTM por el ilícito, fueron brutales para la profesional, que se sintió perseguida en el país y optó por partir al extranjero a continuar con su vida. Lo cierto es que no huyó, pues "nunca he dejado de pelear no solo por limpiar mi nombre sino que por poner las cosas en su lugar", asegura a cambio21. "se adulteró mi testimonio prestado judicialmente", afirma.

La profesional que actualmente está radicada en México, afirma que agentes del Estado redactaron como suya una confesión falsa en el expediente, que permitió condenarla por el delito de ejercicio ilegal de la profesión de psicóloga en 2012. Según la querella de Montt, el 15 de octubre de 2005 fue interrogada "bajo la ausencia de las más mínimas condiciones y garantías de un debido proceso", pues en la diligencia participó personal de inteligencia de Carabineros de Chile en momentos en que la jueza Eleonora Domínguez (hoy fallecida) no estaba presente. "Yo no cometí el delito de ejercicio ilegal", asegura.

"Adulteraron mi testimonio"

Esa fue la oportunidad -según la querellante-, en que el oficial de Dipolcar Gonzalo Alveal Antonucci (más tarde involucrado en el caso de escuchas telefónicas ilegales a políticos y absuelto por la Corte marcial), habría presionado a Rina Montt para que reconociera su participación en un supuesto montaje para incriminar a Jovino Novoa y a otros parlamentarios mencionados en el caso por la testigo Gema Bueno, cosa que ella negó tajantemente. Esa sería la razón que originó que su testimonio fuera adulterado para hacerla parecer culpable. Montt se encontraba titulada de sicóloga desde el 11 de junio de 2002.

"Fui procesada y condenada con pruebas falsas, ilegales y por la adulteración de mi declaración prestada al oficial de carabineros Gonzalo Abelardo Alveal Antonucci, quien me torturó emocionalmente, la actuaria Paula Verdugo me insultaba y se mofaba de mí, y un tercer sujeto de Carabineros de Chile, del cual nunca nadie me quiso dar su nombre. Antecedente que fue solicitado reiteradamente a la oficina de Transparencia de Carabineros, sin respuesta alguna", afirma Montt a Cambio21.

Y continúa con su relato: "La juez Eleonora Domínguez inició el interrogatorio preguntándome por Sebastián Piñera y su participación en este caso, cosa que no tengo idea. Luego abandonó la sala dejándome a merced de estas tres personas. Lo tenían todo planificado ya que el sr. Alveal era oficial de la Oficina de Inteligencia Policial. Este me mostró 3 firmas fotocopiadas sin poder ver  a cual documento correspondían. Él no es, ni fue funcionario de tribunales y se permitió interrogarme y torturarme sin contar con autorización para ello".

"No tuve posibilidad de defenderme"

Señala Rina Montt que en el interrogatorio más trascendente no hubo un juez presente, ni siquiera cuando dieron orden de aprehensión en su contra. Por ello desmiente a Alveal: "Él dice que me interrogó en presencia de la Jueza. Entonces porque no firmó el interrogatorio como dice el CP (Código Penal). Toda persona debe ser interrogada por un juez. Miente porque es un cobarde como muchos valientes soldados. Solo que él era carabinero", señala Montt.

Las presiones ilegítimas iban de gritos a insultos e insinuaciones sexuales, indica Montt: "Cuando yo me negaba a contestar, el oficial Alveal me gritaba como energúmeno y acercaba sus partes genitales muy cerca de mi cara, acompañando sus gritos con todas las groserías de la actuaria. Yo no me incriminé, cambiaron mi declaración. Así de simple". Años más tarde se percató del cambio, afirma "Antes nadie pudo tener acceso al sumario. Solo el señor Letelier. Ya que volví a Chile porque me buscaba Interpol a petición del Abogado don Cristian Letelier Aguilar, hoy ministro del Tribunal Constitucional", denuncia.

La intervención de pruebas sería aún más grave, según la hoy querellante: "Las pruebas (fueron) fotocopias simples de denuncias telefónicas, a fotocopias de estas fotocopias (que) le pusieron el timbre "idéntico al original". No tuve ninguna posibilidad de defenderme, fui condenada, sin contar con un abogado, aunque tuve aprox.16, en primera instancia. En la apelación el abogado Claudio Cofré no se presentó a alegar, tampoco lo hizo el abogado Fernando Leal al alegato del recurso de Casación", acusa.

Confabulados

Y no deja nombres sin citar: "Detrás de esto, estaba el señor Nelson Ávila Contreras quien por los mismos hechos me acusó a través del abogado Mckinnon (¿?) de falso testimonio (...) Todo esto  en complicidad de personeros de la UDI, como el hoy ministro (del Tribunal Constitucional) Cristián Letelier Aguilar quien siempre supo que las pruebas eran ilegales", afirma la sicóloga.

Según recuerda, "En las fiestas (de Spiniak) no había niños, si adolescentes en situación de calle y comercio sexual. Durante todo el tiempo que duró el escándalo yo no supe más que lo que se publicaba en los diarios. Pero muy poco antes de venirme, un amigo que estuvo preso en la misma cárcel que estuvo Claudio Spiniak, este le confesó que sí asistían a sus fiestas las personas que nombraban algunos testigos", advierte, aunque a ella personalmente no le constan tales hechos.

Para Rina Montt, "El tribunal siempre estuvo coludido, desde el comienzo de esta causa. Jamás debería  de haber llegado a lo que llegó. El ministro Daniel Calvo habría llegado a un buen puerto, pero lo destruyeron antes. Él sabe quién lo destruyó. Y lo peor que ese político siempre se escuda en otros, nunca da la cara. Es un cobarde. Raro", asegura, aunque no lo identifica.

"Nadie merece esto"

"Yo creo que no hubo mentiras (en contra de los políticos), si creo que hubo mucho miedo. Yo estaba "apanicada" (llena de pánico), era amenazada de muerte y mi hijo chico también. Hubo protección a poderosos que hacen lo que quieren con Chile desde los tribunales, desde la policía, especialmente de Carabineros. Alguien dijo alguna vez, que si este caso se abría, en el sentido de que se supiera la verdad, la mierda se esparciría por todo Chile", concluye la sicóloga que está dispuesta a que por fin, según sus dichos, se devele la verdad.

Tales antecedentes y otros a que Cambio21 tuvo acceso, configurarían según la querella el delito de presentación de pruebas falsas en juicio. Frente a los antecedentes el tribunal acogió a trámite la acción judicial e instruyó al Ministerio Público para que efectuara la investigación, siendo designada la fiscal Giovanna Herrera, de la fiscalía Centro Norte. "Estoy dispuesta a ir las veces que me citen, incluso a los careos con Alveal o quien sea.

"No pretendo limpiar mi nombre, solo pretendo que se haga justicia, por si algún día deseo volver a Chile, deseo poder trabajar sin que nadie me apunte como una delincuente. Estuve 9 años de mi vida siendo denostada gratuitamente, nueve años de mi vida firmando como una delincuente, 5 años siendo buscada por interpol. Mi padre murió de pena y ni siquiera pude ir a su funeral. No, perdona, nadie merece esto", concluye Rina Montt.


viernes, 26 de febrero de 2016

EN CHILE ESTE AÑO 2016 SE SIGUE TORTURANDO.

Defensoría Popular se querella contra Carabineros por “torturas” a adolescente

Claudio Medrano |  13:04 hrs.
Carabineros y estudiantes
La acción judicial fue presentada por la familia del adolescente que acusa haber sido “obligado a desnudarse” y realizar “sentadillas”, luego de su detención en el marco de una manifestación social.
Una querella criminal en contra de los funcionarios de Carabineros responsables presentó la familia de un jóven que habría sido víctima de tortura por parte de funcionarios policiales.
Los hechos se remontan al pasado 22 de febrero, cuando en el contexto de una manifestación ciudadana, Carabineros detuvo a cerca de 20 personas, entre ellas, tres menores de edad.
Los detenidos fueron trasladados hasta la 48 comisaría de Santiago, lugar donde personal policial habría obligado a desnudarse y realizar sentadillas al joven de solo 16 años de edad.
Esto hechos fueron denunciados por su madre, Ruth Astudillo, quien llegó hasta el lugar para conocer el estado de su hijo. En el recinto, fue recibida por un funcionario que le negó el ingreso,  situación considerada irregular en el proceso.
Una vez liberado, el joven relató lo sucedido. En su narración identificó al cabo 2do José Arriagada Meneses, como responsable de los apremios.
El abogado de la Defensoría Popular, Rodrigo Román, detalló el contenido de la querella: “Este chico sufrió apremios ilegítimos por parte de funcionarios policiales, quienes lo obligaron a desnudarse y efectuar una serie de ejercicios que constituye el delito de apremios ilegítimos del artículo 150 A del Código Penal, de acuerdo a nuestro ordenamiento jurídico”.
Román espera que esta causa sea investigada por la Policía de Investigaciones, considerando que los responsables están individualizados. “Esperamos que los antecedentes sean remitidos al Ministerio Público y ya a partir de la próxima semana se comience esta investigación”.
Junto con la denuncia hecha ante Carabineros, la madre del adolescente presentó una segunda acusación en contra del Cabo 1° César Rozas, encargado del recinto policial, por “incumplimiento de deberes militares”.
Esto último, explica, porque el policía se negó a responder la solicitud de denuncia y porque “tapó con sus superiores la información que nosotros estábamos entregando de lo que pasó”.

CHILE PAÍS DE TORTURA CONTRA LOS ESTUDIANTES Y MOVIMIENTOS SOCIALES,PRENSA INDEPENDIENTE.

VER VIDEO AQUI
El Neoliberalismo y la crisis política de corrupción,…
YOUTUBE.COM

Cuando lo nuevo no converge: desafíos y problemas para las izquierdas el 2016

Autor Imagen
por  25 febrero 2016

Durante el 2016, tres procesos marcarán la pauta política. En primer lugar, la ya larga decadencia del duopolio, acentuada con los casos de corrupción que han puesto de manifiesto la compleja articulación entre el mundo empresarial y los partidos políticos tradicionales, su coludido andamiaje que ha sido el sostén de la hegemonía neoliberal desde el fin de la dictadura hasta hoy.
Por otra parte, el proceso constituyente, en el mejor de los casos, puede abrir la posibilidad de discutir las bases institucionales del régimen actual, reconstituyendo el vínculo entre Estado y sociedad civil, garantizar derechos sociales y abrir la democratización del país, rompiendo los estrechos márgenes de la semidemocracia inaugurada en 1990. Por supuesto, la otra posibilidad latente es enfrentar un proceso burocrático que exclusivamente intente reoxigenar el discurso neoliberal y a los guardianes viejos del régimen, fortaleciendo –principalmente– a la Nueva Mayoría.
Por último, las elecciones municipales de fin de año mostrarán cuál es el alcance y vigencia que mantienen las redes clientelares desarrolladas por los partidos políticos tradicionales, reflejado en los niveles de participación que tengan y la votación que obtengan los partidos del duopolio del orden. Igualmente, se verá cuál es la fuerza que tienen las nuevas formaciones políticas y su posibilidad de constituirse como alternativas en el espacio político más próximo a la vida cotidiana de las personas, sus formas de organización, etc.
No ha existido un referente capaz ni de recoger el malestar ni de liderar políticamente las transformaciones. No obstante, surgidas desde la movilización, principalmente del mundo universitario, distintas sensibilidades de izquierda han fortalecido sus organizaciones en pos de constituirse como referentes políticos.
Sin agotar el margen de las posibilidades, es evidente que estos tres procesos serán centrales en la agenda política del año, sumado lo que tengamos que decir desde los movimientos sociales respecto a ello y la forma en que dichos procesos se enfrentarán desde dicho campo. Ahora bien, aunque de naturaleza distinta, los tres puntos no dejan de estar entrelazados con un proceso mayor: los asedios a la hegemonía neoliberal, su manifiesta fragilidad y la urgencia de una rearticulación social con expresión y disputa en lo político, proceso en que tanto el duopolio como las izquierdas se encuentran inmersos.
Dicho proceso encuentra en 2011 su punto de anclaje, esto es, el momento en que se torna manifiesto un descontento generalizado donde encuentran expresión demandas heterogéneas pero capaces de abrir la cancha del orden actual. Las movilizaciones de ese año, marcadas por las demandas de derechos sociales, recuperación de la soberanía sobre los territorios, derechos medioambientales, entre otros, son los encargados de una apertura tan importante como laxa. Y que sigue, como sabemos, abierta hasta hoy, pese a los intentos de cierre de conflicto formulado desde la Nueva Mayoría.
Aunque desde 2011 se ha venido pregonando “el derrumbe del modelo” o “el cambio de ciclo”, hasta ahora el duopolio ha logrado desplazar las demandas, rearticulando un discurso que, con tensiones y fuertes cuestionamientos por la corrupción, continúa sustentando el orden actual, sin cambiar las relaciones de poder en el campo social. Frente a esto, no ha existido un referente capaz ni de recoger el malestar ni de liderar políticamente las transformaciones. No obstante, surgidas desde la movilización, principalmente del mundo universitario, distintas sensibilidades de izquierda han fortalecido sus organizaciones en pos de constituirse como referentes políticos. Pero ello al costo de atomizarnos, lo que se expresa en la emergencia de un sinnúmero de organizaciones incapaces aún de establecer programas comunes más allá de lo electoral o contingente.
Frente a esto, resulta urgente recoger los llamados a la unidad y la convergencia, y no por capricho ni simple pegoteo, sino por urgencia categórica de los oprimidos, a fin de ser instrumentos que golpeen lo que no termina de morir y aceleren lo que no acaba de nacer.
En primer lugar, porque muchas de las organizaciones referidas comparten lineamientos generales, más allá de diferencias puntuales o identitarias, junto a una trayectoria común, fortalecida por las experiencias de movilización. En segundo lugar, porque es urgente construir un referente democrático y abierto donde encuentre cabida el descontento, que pueda ofrecer conducción política, que logre articular y producir horizontes de transformación. En tercer lugar, porque para garantizar transformaciones que aborden y apunten a las mayorías, es necesario enfrentar los distintos dispositivos en que se mueve el poder y, para ello, se deben subvertir sus distintos mecanismos. Entendiendo que el espacio político cumple un rol privilegiado para ello, en tanto, por una parte, es uno de los pocos espacios clave a los que podemos optar y, por otra, al permitir la proliferación activa de nuevos actores incidentes, la urgencia se hace evidente.
En el caso puntual de las elecciones municipales de este año, ellas se abren como una buena opción para medir la fuerza que pueden llegar a tener los nuevos discursos, de abierta alternativa al modelo. A la vez, un triunfo en dichas elecciones permite comenzar a desarticular las redes clientelares que han contribuido a la formación de cacicazgos locales y han sido sostén de los partidos políticos tradicionales. Desarticular, por lo tanto, parte de los valores del orden: aquel estoico control central municipal de las Juntas de Vecinos, el descontrolado ofrecimiento de trabajo municipal en las campañas locales, asistencialismo con fines retroactivos, “cuñas”, etc.
También permite contribuir a fortalecer la organización social y vecinal, entendiendo que los municipios pueden convertirse en germen de nuevas formas de afrontar la organización local, de alternativa a lo ya hecho por las maquetas de lo permitido, tensionar y exceder precisamente esos límites. Por último, permite ampliar los campos de disputa, en tanto faculta para construir soluciones a los problemas que constituyen las injusticias, humillaciones y marginaciones actuales, donde los supermercados y farmacias populares son un claro ejemplo, pero además un enorme desafío para las izquierdas en pos de dar los primeros saltos en virtud de regenerar un orden productivo que termina e inicia en la ganancia abusiva de la colusión privada.
Ante el proceso constituyente, la urgencia de articulación vuelve a ser evidente, sobre todo si se consideran las dos alternativas antes expuestas. Para el primer resultado, se requiere un despliegue general en todos los espacios de participación, voceros públicos capaces de comunicar posiciones al conjunto del país, acompañados de organización local y movilización. Tensionar y, en caso de ser necesario, romper y quebrar, no eludir.
Creemos, pues, que para superar el duopolio y avanzar en la desarticulación de la hegemonía neoliberal (rearticulándose desde cambios de nombre hasta discursos), es necesario existir como alternativa real. Mostrarse, erigirse, disputar. Para ello, no basta la lucidez de los análisis y las vocerías que, aunque útiles, se desgastan frente a la dilución de las transformaciones. Hay que atreverse a hacer política y formular instrumentos que se instalen como alternativas, como dice certeramente Cristián Cuevas. Hablar de cara a la gente levantando los conflictos en que se encarnan las distintas experiencias de injusticia. Hay que enfrentar creativamente, tensionando con propuestas y soluciones, los distintos dispositivos de poder que someten a las personas diariamente. Hay que enfrentarse a las farmacéuticas, a los grandes medios de comunicación, las AFP, al duopolio en los municipios o el Parlamento, a los grandes empresarios y a todos quienes producen y se aprovechan de los problemas reales de la gente.
Cuando algunos se preguntan “¿unidad para qué?”, como haciendo suya la dirección de los cambios, asumiéndose herederos únicos del sueño e itinerario de Allende, de González Rojas o de las lúcidas ideas y categorías gramscianas (hace tiempo enterradas en el patio trasero de la sede del PS), como esperando que las condiciones se den solo por medio de conquistas parceladas, como si la lucha por la transformación social no implicara la planificación táctica y programática de la disputa política que, ¡no nos mintamos!, nadie podrá ganarla en el camino único, a menos que esté en la posición de hacer correr los años hasta que las condiciones se den. Pero nosotros, los despojados, ya no estamos en posición de andar esperando a la exclusiva luz de certeros análisis.
En el fondo, hay tres infinitivos clave, que esperemos en lo pronto se conviertan en praxis y horizonte: articular, apostar, arriesgar, asumiendo que la lucha política es parte fundamental de la lucha social, imposibles de disociar. No tenemos vocación de mártires, ni mucho menos somos Atlas para seguir cargando un mundo hecho de injusticias. Por ello, la urgencia de la unidad es la misma de siempre: la urgencia de la transformación social.