Páginas vistas en total

lunes, 10 de diciembre de 2018

INVITACIÓN.


Otro dirigente que se “suicida”: Hallan muerto a trabajador de empresa de Angelini

La mañana de este domingo fue hallado muerto al interior de su vivienda en el sector de Santa Adela, camino La Montaña, en Curicó, Álex Muñoz García, activo dirigente sindical de la empresa Paneles Arauco de Teno, perteneciente a la familia Angelini.
De acuerdo a lo que publicó el medio Teno Informado, citando al Movimiento Despierta la Montaña, al que habría pertenecido Muñoz, este último “llevaba adelante una serie de peticiones a la empresa por las condiciones laborales que se viven al interior de su planta en Teno, específicamente luego de dos explosiones que expusieron la vida de sus trabajadores”.
ALEX MUÑOZ
En conversación con el medio Piensa Prensa, José Morales Contreras, dirigente de la agrupación Despierta la Montaña y cercano a Alex, sostuvo que lo que a ellos se les informó es que el trabajador se habría suicidado. Sin embargo, al ser consultado por esta tesis, sostuvo lo siguiente: “Si usted me pregunta, yo como lo vi el viernes, entusiasmado, como para ir al cierre de los cursos, no había ningún indicio para que este niño se hubiese suicidado (…) Nunca lo vi con problemas, siempre lo veía en la calle con su hija en bicicleta”.
Junto con ello, Morales apuntó a que con anterioridad al interior de Despierta la Montaña “se empezó a especular que podía haber algo como lo de Puchuncaví, estábamos viendo que a alguien podían hacerle algo”, en referencia a la extraña muerte de Alejandro Castro, ocurrida recientemente. “Cómo es posible que otro dirigente sindical se haya querido suicidar”, añadió.
Hasta el hogar del fallecido Alex Muñoz concurrió personal de la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) de la PDI de Curicó, y su cadáver fue trasladado al Servicio Médico Legal (SML) con el objeto de aclarar si existe o no participación de terceras personas en su deceso.

Los vínculos que mantienen paralizados 180 mil millones de la Caja de Empleados Públicos en el TC

Publicado por Jorge Molina Sanhueza y Erik López. 
Sergio Gordon Cañas, de 88 años, fue hasta hace pocos meses el controlador de la Caja de Ahorros de Empleados Públicos (CAEP), una institución que existe en Chile desde el 25 de agosto de 1858. En esa calidad, el mencionado hizo noticia en enero de 2014 porque se autoindemnizó con 3 mil 500 millones de pesos, divididos en 2.300 por años de servicio y 1.200 por vacaciones pendientes.
Solo en 2017 y ante las anomalías detectadas, el Ministerio de Justicia le caducó la personalidad jurídica a la CAEP y se inició un proceso de disolución ante el Segundo Tribunal Civil de Santiago, donde también es parte el Consejo de Defensa del Estado (CDE).
En dicha causa, fue designado como interventor el síndico Roberto Vergara González. Ello, con el fin de administrar un patrimonio que supera los 180 mil millones de pesos. Eso, sin contar que solo en el ejercicio de 2017, la entidad presenta un déficit superior a los 7.228 millones de pesos y sus ingresos alcanzan a poco más de 5.434 millones de pesos, generando un desequilibrio evidente.
Pese a su nombramiento, Vergara González alcanzó a desarrollar sus funciones solo entre el 3 de septiembre y el 18 de octubre de este año, ya que la CAEP presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC), cuya Segunda Sala lo declaró admisible, paralizando por completo el procedimiento y la decisión adoptada por la cartera de Justicia.
El libelo es patrocinado por el exministro del TC, Enrique Navarro Beltrán, quien firmó un contrato con Gordon por cerca de 15 mil UF, equivalente a 400 millones de pesos: 192 millones de premio si logra revertir la orden de Justicia; 103 millones por el acuerdo y 9 millones 640 mil pesos mensuales, por 12 meses.
El caso ante el TC lleva poco más de dos meses de tramitación, en medio de presentación de escritos que han dilatado la resolución.
En conversación con Radio Bío Bío, el interventor Roberto Vergara reconoció que existe temor de que el directorio de la CAEP, liderado por Gordon, cambie los estatutos para transformarla en Fundación o Cooperativa y así evadir la orden del Ministerio de Justicia.
El abogado relató que en su breve paso por la CAEP descubrió cientos de irregularidades, hechos que plasmó en un informe que remitió al tribunal, como también la existencia de seis empresas subcontratistas constituidas por los propios directores.
Lea el informe completo
En el documento al que accedió este medio se detalla que desde 2014 a la fecha, se han pagado indemnizaciones a directores y empleados por más de 5.510 millones de pesos.
Al mismo tiempo, la CAEP mantiene colocaciones de préstamos de largo plazo en el mercado. Al 31 de diciembre de 2017 suma 22.530 millones, y los de corto, poco más de 5.800 millones de pesos.
Con más de 27 mil afiliados a nivel nacional y 20 oficinas en las capitales regionales, la entidad tiene préstamos vencidos por 7.800 millones de pesos. Préstamos vigentes por más de 734 millones de pesos, repactados por más de 3.200 y una cartera de “difícil cobro” por 12.300 millones de pesos.

Arista penal

En paralelo, Gordon es investigado por la fiscal Centro Norte Ximena Chong, bajo los delitos de uso malicioso de documento privado, actas de directorio falsas presentadas como pruebas en juicios, hurto, fraude, apropiación indebida y estafa.
La indagatoria sustanciada por Chong es la resultante de las querellas que interpuso en 2017 el exdirector y exgerente general de la CAEP, Jonathan Urra, quien aseguró que el directorio nunca quiso denunciar a Gordon.
El pasado 27 de agosto Chong formalizaría a Gordon ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, pero el abogado patrocinante de este último, Daniel Mackinnon, presentó un certificado de la Clínica Las Condes que determina problemas siquiátricos del imputado debido a su avanzada edad. De todos modos, existen también otros documentos similares emitidos por la UC y la Universidad de Chile y del propio Compín que confirmarían la situación de salud.
Debido a estos antecedentes, la investigación permanece suspendida a la espera de los exámenes que debe realizar el Servicio Médico Legal (SML), organismo que resolverá si Gordon es imputable para enfrentar un juicio.
Sumado al caso anterior, el Servicio de Impuestos Internos (SII)mantiene un proceso de fiscalización en curso, con miras a determinar las cargas impositivas que debería pagar la CAEP.
De acuerdo a los documentos a los que accedió este medio, los formularios de declaraciones están literalmente en blanco, evitando pagar los gravámenes, ya que a juicio de la CAEP les ampara un decreto del Ministerio del Trabajo dictado en 1964, hecho que es controvertido por el SII.

OPINIÓN


Autor Imagen

El general no tiene quien le escriba

por  10 diciembre, 2018
El general no tiene quien le escriba
A diferencia de Bachelet con Villalobos, Sebastián Piñera no dudará si debe tomar la decisión de sacar a Hermes Soto. El Presidente sabe que el giro que han tenido con Carabineros, desde el 14 de noviembre a la fecha, es una tabla de salvación para poder mantener a flote una de sus promesas de campaña que más sobreexpectativas creó en la región –ganó con un 62%– y el país: terminar con la violencia en La Araucanía. Y, claro, el magro resultado de 37% de aprobación en las encuestas CEP y Criteria, conocidas el viernes pasado, son un incentivo para tomar medidas que ayuden a mejorar la percepción pública, aunque para ello deba despedir a un general nombrado por él mismo hace unos pocos meses.  

El 14 de noviembre quedará como esos días en los que se produce un punto de inflexión, en que la historia hace un giro, un momento, una fracción de tiempo que desnuda una realidad, que deja al descubierto las debilidades, inconsistencias y errores que, de otra forma, no podrían salir a la luz. Los disparos ejecutados por el sargento Carlos Alarcón no solo derrumbaron al Plan Impulso Araucanía –a dos meses de su estreno–, sino que además dejaron en evidencia la profundidad de la crisis de Carabineros. El fraude millonario llamado “Pacogate” y la Operación Huracán son los capítulos que antecedieron a esta suerte de tragedia para Carabineros. Su 14N.
Lo cierto es que la historia, que comenzó con un –ya a estas alturas– sospechoso robo de vehículos en una escuela ubicada en el centro de la zona de conflicto, ha tenido un giro que aún puede deparar mayores sorpresas. Solo recordemos que el propio general director se desplazó a la región dos días después y en su momento declaró que lo hacía para apoyar al personal policial del Comando Jungla. Además de lo confuso de la aseveración –había resultado muerto un comunero en manos de sus subordinados–, Hermes Soto olvidó señalar lo más relevante: que el ministro Chadwick lo había obligado a dirigirse hacia el lugar de los hechos. La cadena de errores, entrega de información falsa, cambios de testimonios y participación de altos oficiales en el episodio, supera la imaginación del equipo más creativo de Netflix.
Pero lo más grave es que aquí, al parecer, hubo una intervención directa, planificada y consciente de abogados, coroneles y generales para “instruir” a los sargentos involucrados, de manera de entregar una versión que disminuyera la gravedad de los acontecimientos y afectara lo menos posible la ya dañada imagen y reputación de Carabineros. ¿Cómo es posible que el ex general inspector de Orden y Seguridad, es decir, el segundo de a bordo en la institución llegara de madrugada al lugar en que estaban entregando declaraciones los inculpados y se reuniera con ellos entre interrogatorio e interrogatorio? ¿Es que acaso el mensaje entregado en un video por el ex sargento Alarcón, en que el señaló que los habían “obligado a mentir” fue una manera de protegerse y advertir al alto mando que podría entregar detalles de su afirmación al fiscal?
En esta cadena de intrigas, el general Hermes Soto ha quedado en la mira y con un daño severo a su imagen. El alto oficial se ha mostrado confuso, reactivo y enredado con el Gobierno. Luego de la frase “nos mintieron”, que pronunció junto al ministro Chadwick, y que se entendió como un respaldo irrestricto a su mandato, La Moneda ha tomado distancia y tratado a Soto como un estudiante que debe rendir exámenes a diario, al que se le dan instrucciones que debe cumplir sin cuestionamiento. De seguro, las sospechas de hasta dónde sabía los pormenores el general, generaron una desconfianza, que parece ir aumentando a medida que se han conocido detalles. ¿Es posible que el ex general Franzani no haya llamado a Hermes Soto para comentarle de su entrevista con los involucrados y oficiales a cargo en La Araucanía? ¿Los abogados de Carabineros, en un caso tan delicado, no informan al máximo oficial de su estrategia de defensa?
En esta cadena de intrigas, el general Hermes Soto ha quedado en la mira y con un daño severo a su imagen. El alto oficial se ha mostrado confuso, reactivo y enredado con el Gobierno. Luego de la frase “nos mintieron”, que pronunció junto al ministro Chadwick, y que se entendió como un respaldo irrestricto a su mandato, La Moneda ha tomado distancia y tratado a Soto como un estudiante que debe rendir exámenes a diario, al que se le dan instrucciones que debe cumplir sin cuestionamiento.
De seguro, las sospechas de hasta dónde sabía los pormenores el general, generaron una desconfianza, que parece ir aumentando a medida que se han conocido detalles. ¿Es posible que el ex general Franzani no haya llamado a Hermes Soto para comentarle de su entrevista con los involucrados y oficiales a cargo en La Araucanía? ¿Los abogados de Carabineros, en un caso tan delicado, no informan al máximo oficial de su estrategia de defensa? Curioso.
El trato recibido por el Ejecutivo en Carabineros, especialmente en la última semana, debe estar generando mucha inquietud entre la oficialidad. Mal que mal, que un Gobierno de derecha sea el que esté planteando una reestructuración profunda, cuestionándolos y tomando decisiones por ellos, de seguro ha despertado una sensación nostálgica de los gobiernos de centroizquierda. Bachelet apoyó a Villalobos hasta el último momento, pese a los dos escándalos que vivía la institución.
El sábado pasado, el Presidente Sebastián Piñera anunció el retiro del Gope de La Araucanía. Pese a la trascendencia de la decisión, esta vez no lo hizo acompañado del general director. Por el contrario, estaba escoltado por todo su equipo político. La señal fue clara, el Mandatario quiere darle conducción política a una crisis que necesita un giro, un cambio de rumbo con urgencia, antes que termine este mes, de lo contrario, el Plan Araucanía “pasará a marzo” y las probabilidades de que termine por muerte natural son altas.
Pero además del fin del famoso Comando Jungla, la autoridad informó que los policías deberán capacitarse en temas multiculturales, DDHH y que presentará un plan para reestructurar a Carabineros, proceso que tendrá la supervisión del subsecretario de Interior. En otras palabras, la institución policial quedó intervenida por La Moneda. Control político, direccionamientos y los cambios que vendrán, serán decididos por el Presidente y ministro del Interior y acatados por la policía. El general director, entonces, queda en una posición muy incómoda de aquí en adelante. La pregunta es si este proceso de cambios debe ser con o sin quien, por ahora, sigue siendo más parte del problema que de la solución. Y, claro, aún está por verse si al general “le mintieron” todos, es decir, sus subalternos desde el más alto nivel jerárquico hasta el sargento que mató a Catrillanca o terminamos por conocer que intervino en alguna parte de la cadena.
Bueno, y a diferencia de Bachelet con Villalobos, Sebastián Piñera no dudará si debe tomar la decisión de sacar a Hermes Soto. El Presidente sabe que el giro que han tenido con Carabineros, desde el 14 de noviembre a la fecha, es una tabla de salvación para poder mantener a flote una de sus promesas de campaña que más sobreexpectativas creó en la región –ganó con un 62%– y el país: terminar con la violencia en La Araucanía. Y, claro, el magro resultado de 37% de aprobación en las encuestas CEP y Criteria, conocidas el viernes pasado, son un incentivo para tomar medidas que ayuden a mejorar la percepción pública, aunque para ello deba despedir a un general nombrado por él mismo hace unos pocos meses.
  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

domingo, 9 de diciembre de 2018

MARIANO PUGA CURA DE LOS POBRES.











Domingo 9 de Diciembre 2018
Este domingo estuvimos acompañando a Mariano Puga en su misa dominical, hasta el lugar llegó mucha gente de regiones, ya que este 30 de Diciembre realizará la última misa en Villa Francia, los Invitamos a tod@s a despedirlos.
MOTIVACIÓN: No somos una iglesia que se encierra en sus quehaceres,al contrario,somos una iglesia abierta,que tiene conciencia de lo que acontece en nuestro país y en el mundo.en nuestra población,en nuestra comuna.
Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.

CHILE QUIERE JUSTICIA MIL MANOS PARA BORGOÑO.

Domingo 9 de Diciembre 2018
MIL MANOS PARA BORGOÑO.
Marcos Rodriguez G.
ARI y DDHH.
ver video aqui
YOUTUBE.COM
Sábado 9 de Diciembre 2018. Marcos Rodriguez G. Medio Independiente ARI y DDHH.

Mil manos para Borgoño.

Domingo 9 de Diciembre 2018
Mil manos para Borgoño.
Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.
ver video aqui
YOUTUBE.COM
Sábado 8 de Diciembre 2018 Marcos Rodriguez G. Medio Independiente ARI y DDHH.

Seguidores