Páginas vistas en total

sábado, 19 de septiembre de 2020

37 DÍAS PARA EL PLEBISCITO


Sábado 19 de septiembre 2020
Marcos Rodriguez G.
DDHH Chile.
La imagen puede contener: cielo y rayas

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE SEPTIEMBRE 2020

 PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 

 SEPTIEMBRE 2020
*****
"..A abrir la calle, que pase la gente, que vista colores que beba aguardiente, que va hablando sola y pinta en las paredes, a abrir la calle.."
      Jose A. Labordeta
 *****
Todos tenemos muchas aventuras y experiencias a lo largo de la vida, las que van siendo aquilatadas y valorizándose a medida que pasan los años.
Es esta ocasión quiero compartir con ustedes, dos de las muchas que he vivido.  


1.-
 Podría errarle en el mes y el año, pero de lo que tengo plena conciencia es de que la vi actuar y entre el tumulto de gente que la esperaba detrás del escenario móvil, logré recibir varias fotos autografiadas que ella arrojó a esa tan variopinta concurrencia.
Incluso puede no ser del todo correcta la información que tengo en la mente de lo que presencie esa noche, pero de que habían artistas conocidos no tengo ninguna duda.
Era el mes de junio del año 1966, cuando llegó a la población un espectáculo que se llamaba "Show 007" encabezado por Óscar Arriagada, quien había hecho famoso el "twist del esqueleto" y que recorría el país con los artistas más conocidos de esa época.
El asunto es que luego de que ella cantara, presentaron a un par de artistas más y se bajó el telón. Por la parte de atrás de lo que era el escenario habia una puertecita para la salida de los artistas, la que se abrió para mostrarnos la figura menuda de esa señora con poncho, vestido largo, pelo tomado y cara triste , que con guitarra en mano saludo a quienes ahí estábamos y arrojó algunas fotos con su figura y la letra de una canción en el reverso. Cogí varias de esas fotos que en los días siguientes repartí en el Liceo.
Yo, siendo un niño de la población, escuche cantar y estuve a solo algunos metros de la gran Violeta Parra. Inolvidable.


2.- 
Fue una de tantas convocatorias al Caupolicán, en la que participamos con los cabros de la base Fidel Castro. Corría el año 1972 y se daba una fuerte lucha con las posiciones de derecha y de centro, que promovían el desabastecimiento y la subversion. Luego de los discursos vino la parte musical y el artista invitado nos regaló sus mejores canciones. 
En un momento de su actuación, nos dijo que había compuesto un tema que deseaba presentar ante quienes estábamos allí. Quería demostrarnos que no se requiere de mucho para crear, pues el hombre está preparado para ello en todo espacio y lugar.
Pidió una peineta y el pa
pel de celofán que cubre las cajetillas de cigarrillos.  Una vez que las cosas llegaron a sus manos cubrió la peineta con el envoltorio de celofán, la llevó a sus labios y sopló, sacándole un hermoso sonido. Luego vinieron los acordes de guitarra y su voz.
Sonaba por primera vez en público la canción "El hombre es un creador",  luego de ello Víctor Jara se despedía de un Caupolicán lleno hasta el techo, con su amplia e inolvidable sonrisa.
Yo tuve la fortuna de estar ahí y escucharlo.

3.- Violeta y Víctor estuvieron  siempre junto al pueblo y aún lo están. Formando, entreteniendo, orientando, ayudando a encontrar caminos y seguirlos.
 
 *****
Nuestra fuerza la Unidad
Nuestra meta la Victoria


MANUEL AHUMADA LILLO
Secretario C.G.T. CHILE 

Carmen Frei y familia asegura que película sobre crimen de su padre sufre "bloqueo político" de la derecha y del ex ministro Genaro Arriagada en el CNTV. Exlíder sindical DC también hace la misma denuncia. Ver Video

  19 septiembre 2020

Por Antonia Paz 

El productor y actor Pablo Díaz criticó ante la DC, el rol que ha tenido el ex ministro y ex embajador Genaro Arriagada en que el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) no haya otorgado fondos a la serie "Magnicidio", que se basa en el asesinato del ex Presidente Eduardo Frei Montalva a manos de la dictadura.

El proyecto, es una miniserie de ficción, que toma referencia el libro que escribió la hija del líder DC, Carmen Frei, sobre el crimen de 1982, que tuvo en enero de 2019 seis condenas por el delito, calificado como homicidio. La ex senadora Carmen Frei entregó el libro a los realizadores para que hicieran la película.

Por segundo año consecutivo, la producción -que ha obtenido fondos económicos de la Corfo y fue seleccionada en el mercado internacional Filmarket Hub como una de las cuatro series latinoamericanas elegidas- entró en la quina finalista del concurso del CNTV en la línea Series Históricas o Documentales Históricos Ficcionados, pero al igual que en 2019 quedó en el tercer lugar: sólo las dos primeras son apoyadas.

En la votación de este año, que tuvo lugar en la sesión del CNTV del 27 de agosto, Genaro Arriagada le entregó el menor puntaje posible al proyecto; algo similar a lo ocurrido en 2019, cuando no le dio la máxima puntuación de acuerdo con el sistema de voto.

Todos los demás integrantes de la centro izquierda le dieron sus votos máximos a la obra audiovisual, menos Genaro Arriagada quién respondió señalando que la militancia política no debe influir en la elección de proyectos en fondos concursables.

Todos los integrantes de la derecha en el consejo -que son seis y en esta ocasión son mayoría- no le han dado ningún voto en las dos oportunidades en que se ha presentado la obra. 

Realizador crítica a Genaro Arriagada y envia carta al presidente de la DC y Consejo Nacional

"Independiente del criterio que haya definido personalmente para no apoyar 'Magnicidio', creemos que este hecho compromete públicamente la credibilidad y consecuencia del Partido Demócrata Cristiano en su constante lucha contra la violencia política y la represión. ¿Cómo se explica ante la opinión pública que el consejero (militante del) PDC haya negado el apoyo a un proyecto que releva la figura de Frei Montalva y a la vez condena el atropello de los Derechos Humanos?", plantea el director de la obra Pablo Díaz.

Exlíder sindical también acusa a Arriagada

El exdirigente sindical y exdiputado Rodolfo Seguel, también denunció que Genaro Arriagada votó en contra de un proyecto audiovisual sobre su vida, especialmente por su lucha y las más de 40 detenciones que tuvo en la dictadura.

Seguel fue el líder de los trabajadores que llamó a las primeras protestas contra Pinochet y la dictadura civíco-militar y un realizador -Rodolfo Gárate- hizo un proyecto audiovisual que también lo presentó al CNTV para su apoyo económico: "Las dos veces perdió por el voto de Genaro Arriagada", dijo Seguel al diario La Segunda.

Añadió que conversó con Carmen Frei para manifestarle su pesar por lo ocurrido con Magnicidio: "Tengo mucha pena porque a Genaro lo quería mucho, pero le perdí el cariño y el respeto", aseguró el ex líder sindical que se enfrentó a Pinochet. 

Declaración de la familia de Carmen Frei

1. Lamentamos profundamente que, por segundo año consecutivo, una mayoría circunstancial del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), decidiera no aprobar el proyecto “Magnicidio, el asesinato del presidente”.

2. Queremos valorar y agradecer el trabajo exhaustivo y profesional de Pablo Díaz del Río y, su equipo, quienes desarrollaron un proyecto audiovisual que no sólo ha sido reconocido por diversos especialistas del área, por la Corfo el 2018 y recientemente por el Filmarket Hub que, incluso, la reconoció como una de las cuatro mejores iniciativas de series latinoamericanas.

3. Es importante señalar que “Magnicidio, el asesinato del presidente”, tiene como objetivo resaltar la importancia histórica de Eduardo Frei Montalva. En esta obra se describe su oposición al plebiscito de 1980 y al proyecto constitucional que de ese acto surgió. También cómo fue acosado, perseguido y asesinado por la
dictadura militar chilena.

4. Tenemos el convencimiento más profundo que esta historia merece sea relatada y conocida por nuestro país. Esto no sólo es de importancia para un sector político, sino que también para todo un país que descubrió, después de muchos intentos de ocultamiento, el asesinato de un Presidente de la República.

5. Es evidente el bloqueo político que ha sufrido esta obra. Este veto queda en evidencia, según consta en las actas de las votaciones por dos años consecutivos, donde todos los consejeros de derecha del CNTV no otorgaron un solo voto a
“Magnicidio”. Esto es el mejor ejemplo de que la negativa a apoyar este proyecto audiovisual no obedece a razones técnicas, sino más bien a otro tipo de consideraciones.

6. Era esperable que los representantes de sectores de derecha no votaran a favor de este proyecto, siempre han minimizado las violaciones a los derechos humanos. Al mismo tiempo, agradecemos a los que han apoyado la iniciativa y lamentamos en especial las explicaciones esgrimidas por el Sr. Genaro Arriagada para no entregar su respaldo. Como lo ilustran otras series realizadas con el apoyo del CNTV, es perfectamente lícito, además de pertinente y necesario en este caso, hacer uso del género “Documental Histórico Ficcionado” para dar a conocer al público hechos tan graves como el del asesinato del Presidente Eduardo Frei Montalva.

7. Finalmente, señalar que tenemos la certeza que, aunque pueda demorar su realización por maniobras pequeñas, la serie “Magnicidio, el asesinato del presidente” podrá ser vista por nuestros compatriotas. La verdad histórica no se
puede negar y tampoco ocultar.

CARMEN FREI RUIZ-TAGLE
MARÍA PAZ ORTEGA FREI
EUGENIO ORTEGA FREI
MARÍA FRANCISCA ORTEGA FREI

 

OPINION.

 

Autor Imagen

Los militares que Chile necesita

por  19 septiembre, 2020

Los militares que Chile necesita
Es necesario resituar al militar como un ciudadano, que tiene derechos y deberes con la República, pero que viste de uniforme, pues ha decidido voluntariamente restringir sus derechos políticos para ser parte de quienes portan las armas en defensa de su familia, barrio y nación. No somos enemigos, demostrémoslo. Necesitamos que las Fuerzas Armadas conozcan y empaticen con los dolores de su pueblo para situarlas como parte de la sociedad, de la misma sociedad que debe elegir si aprueba un nuevo sistema o mantiene el sistema impuesto y que tendrá por primera vez en la historia la oportunidad de responder: ¿qué militares necesita Chile?

Los países que han enfrentado dictaduras o guerras y que han buscado salir adelante, han debido acordar democráticamente qué Fuerzas Armadas son las que necesitan para el futuro. Desde el uniforme, los cantos y símbolos hasta la doctrina y sistemas de armas, todo es parte de la política de defensa militar que los países desarrollan. Hoy, a propósito de la extendida presencia militar en las calles producto del Estado de Excepción Constitucional, algunas personas han manifestado interés en conversar sobre aquello, cuestión que parece urgente y necesaria, pero que ha estado ausente en los espacios tradicionales de conversación pública.

Para comentar la profunda crisis general que enfrenta nuestro país, los medios de comunicación han visto desfilar a empresarios y políticos, personas nuevas y viejas, representantes de lo público y del capital, pero ¿qué opinan los militares?, ¿en qué han estado los militares?

Los militares, al igual que gran parte del país, han estado trabajando en un prolongado contacto con la población, los que han podido han estudiado y observado al pueblo. Con matices y motivaciones distintas, cada institución de las Fuerzas Armadas ha estado involucrada en el acontecer nacional como no ocurría desde inicio de los años 90.

Un ciudadano de uniforme no debería buscar enemigos entre los asistentes a una marcha, a un ciudadano de uniforme les duelen los abusos transnacionales de las AFP en contra de nuestra clase trabajadora, un ciudadano de uniforme entiende que las comunidades que se manifiestan contra una termoeléctrica están preocupadas al igual o más que él sobre el presente y futuro del país. Un ciudadano de uniforme entiende que no se sostiene la hipocresía del Estado chileno en el Wallmapu, y solo busca en sus pueblos indígenas aprendizajes y sabiduría, en especial la que ha defendido por tantos siglos la vida y tierra del sur, algo que él juró hacerlo como eslabón principal de su carrera militar.

Para los militares de mayor edad, no es algo nuevo. Gran parte del alto mando actual hizo ingreso a la institución en plena dictadura. Si bien al día de hoy no conocemos a ninguno que esté siendo procesado por violaciones a los Derechos Humanos, la mayor parte de ellos sí fueron parte de la fuerza ilegítima que se utilizó para enfrentar las protestas de los años 80 y desmantelar el Estado, entregando 700 empresas estatales, el agua y las pensiones de los civiles a los grandes grupos económicos, además de cometer terribles y múltiples crímenes que hasta el día de hoy causan sufrimiento en gran parte del país y, en especial, en miles de familias chilenas.

Algunos jóvenes que conforman la oficialidad poseen una sensibilidad social distinta. Pues, pese a que hay quienes nacieron y se mantienen viviendo en una villa militar sin conocer un barrio chileno promedio, para muchos y muchas, los abusos evidentes del sistema no les son indiferentes. Si bien no les afecta directamente a ellos la miseria de pensiones que genera el negocio de las AFP, sí podrían apreciarlo en su entorno familiar o cercano, sumado a los variados abusos que en su mayoría los chilenos y chilenas viven: colusión de farmacias, costo de la salud, sueldos bajos, incluso con un Gobierno buscando reajuste de 0%, los problemas de seguridad de nuestros barrios, brecha en educación, entre muchos otros aspectos, son situaciones que a las nuevas generaciones de uniformadas y uniformados deberían causarles ruido y preocupación. Eso esperamos y queremos creer.

Los suboficiales, o “clase” como les llaman los oficiales, son la base del esfuerzo operativo que la tecnología no ha podido reemplazar. Se compone, en su mayoría, de jóvenes campesinos y obreros, de orígenes rurales y urbanos, de rincones del norte y sur, chilenas y chilenos de ascendencia variada que constituyen el pueblo uniformado.

Así, militares, algunos civiles y libros de historia, reivindican la figura del Ejército como “el siempre vencedor y jamás vencido”. Sin embargo, quienes ejercitan un sano pensamiento crítico saben que la realidad es distinta y son variadas las veces en que el Ejército ha sido derrotado por ejércitos mercenarios, pagados por la élite de Santiago (1830, 1891) o, bien, cuando han sido utilizados para matar y, de esa forma, defender el interés privado y particular de unos pocos, dañando a muchos.

Pareciera que hay quienes quieren que la historia se repita. Las antiguas fortunas hoy se apellidan distinto, pero operan de la misma manera: pretenden que las Fuerzas Armadas y el Estado les protejan el negocio, aun cuando eso atente contra las vidas de su propio pueblo. Mal que mal, en Quintero, en las movilizaciones posestallido y en el Wallmapu, por ejemplo, el Estado se ha hecho presente con más militares y fusiles que personal de salud, de educación o apoyo social.

Las duras contradicciones se pueden ver en las calles de Chile, pero también en las labores que cumplen las FF.AA. de Chile en el mundo. Por ejemplo, a través de la estrecha relación sostenida con el Comando Sur de Estados Unidos, homologando la capacidad operativa de la fuerza para que nuestras Fuerzas Armadas estén en condiciones de seguir órdenes de los estadounidenses y, de esta forma, colaborar y proteger conjuntamente las rutas comerciales que les permiten a las empresas exportadoras de commodities llegar a tiempo con los cientos de millones de dólares en alimentos y minerales, que –por ejemplo– nuestro país envía al hemisferio norte u otras latitudes del globo.

A la defensa compartida de nuestras rutas comerciales con una potencia extranjera, se suman las nuevas atribuciones con las que el Gobierno ha propiciado involucrar a las Fuerzas Armadas, en temas internos. Pero se sabe que ninguna FF.AA. podrá solucionar conflictos ampliamente reconocidos por ser de origen social y político. El estallido del 18 de octubre y la crisis política, requieren un esfuerzo del Gobierno, de la política y no más de lo militar.

Esta es una crisis social de proporciones, jamás antes vista en el país que, si es bien tratada y resulta acorde a la voluntad mayoritaria de Chile, podría traer FF.AA. con amplio conocimiento, respeto e incluso cariño recíproco con el pueblo del cual formen parte, pues tú tienes derecho a participar de este debate.

En esta reflexión no busco juzgar si es correcto o no que la Armada sea una herramienta para la política exterior en un signo de dependencia global y se someta operativamente al país del norte, más aún considerando al presidente actual que dirige EE.UU. Sino, más bien, busco que reconozcamos que durante estas tres décadas, la Defensa de Chile ha tomado una serie de rumbos que no necesariamente están orientados a los intereses del proyecto nacional, que no se ha conversado con la sociedad al respecto y en la que el pueblo no ha sido informado, consultado ni manifestado su opinión respecto de qué Fuerzas Armadas necesita Chile.

Este debate debe realizarse. Con esto no buscamos excluir a las FF.AA., muy por el contrario, buscamos incorporarlas a la realidad nacional, entendernos como compatriotas y ser capaces de definir por primera vez cuáles son los militares que Chile necesita para proteger al país en el que queremos vivir. Es probable que los militares que Chile necesita sean distintos a los que necesita Estados Unidos y, por ende, requiera una doctrina propia o, probablemente sean distintos a los que necesitan los grupos Luksic o Angelini, pues hay situaciones en las que proteger al país pueda implicar afectar y dañar los intereses de estos grupos. Entonces, ¿a quién protegerán las FF.AA. de Chile en el siglo XXI?

Desde este rincón cordillerano y al borde del mar, el país ya sabe que puede planificar un futuro común, de progreso justo, donde el patriotismo sea entendido como la defensa del territorio, del pueblo y su dignidad, ante todo aquel que lo afecte y amenace, como actualmente lo hacen la corrupción, la evasión de impuestos o la devastación que el capitalismo lleva contra la naturaleza y vida en el planeta.

Esto es inalcanzable con Fuerzas Armadas que no viven en la realidad chilena. Es necesario resituar al militar como un ciudadano, que tiene derechos y deberes con la República, pero que viste de uniforme, pues ha decidido voluntariamente restringir sus derechos políticos para ser parte de quienes portan las armas en defensa de su familia, barrio y nación.

Un ciudadano de uniforme no debería buscar enemigos entre los asistentes a una marcha, a un ciudadano de uniforme les duelen los abusos transnacionales de las AFP en contra de nuestra clase trabajadora, un ciudadano de uniforme entiende que las comunidades que se manifiestan contra una termoeléctrica están preocupadas al igual o más que él sobre el presente y futuro del país. Un ciudadano de uniforme entiende que no se sostiene la hipocresía del Estado chileno en el Wallmapu, y solo busca en sus pueblos indígenas aprendizajes y sabiduría, en especial la que ha defendido por tantos siglos la vida y tierra del sur, algo que él juró hacerlo como eslabón principal de su carrera militar.

Asociando el propósito personal al colectivo y, por ende, al propósito profesional del ciudadano de uniforme, solo así podría ser posible evitar las tragedias de las cuales la historia ya conoce suficiente.

No somos enemigos, demostrémoslo. Necesitamos que las FF.AA. conozcan y empaticen con los dolores de su pueblo para situarlas como parte de la sociedad, de la misma sociedad que debe elegir si aprueba un nuevo sistema o mantiene el sistema impuesto y que tendrá por primera vez en la historia la oportunidad de responder: ¿qué militares necesita Chile?

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

INTERNACIONAL.

 

Grave caso de violencia institucional 

Mendoza: con el argumento de que violaba la cuarentena, la Policía golpeó a un hombre y lo detuvo por 18 horas

Los uniformados irrumpieron en su hogar donde estaba sólo con su familia. Después de torturarlo fue trasladado a un calabozo. En ningún momento le informaron sus derechos ni le dijeron por qué lo llevaban detenido y quién era la autoridad judicial a cargo.
Así quedó Rodríguez tras la irrupción policial en su hogar. 
Así quedó Rodríguez tras la irrupción policial en su hogar.  

La Policía de la provincia de Mendoza protagonizó un hecho de violencia institucional en el marco de la pandemia, al irrumpir en una vivienda particular, golpear al dueño de casa y llevárselo a una comisaría, bajo el argumento de que se violaba la cuarentena. El agredido estaba en su casa con su familia.

El episodio tuvo lugar la noche del pasado 15 de septiembre. A las 23, Cristian Rodríguez estaba en su casa de Guaymallén, junto a su esposa y los tres hijos de la pareja, más una inquilina. Los oficiales llegaron y dijeron que había una denuncia de violación al aislamiento social. Al parecer, la música en alto volumen había generado una denuncia y sospechas de que había una fiesta. Sin embargo, en la casa estaban solamente los ocupantes y no había nadie del exterior. 

El policía quiso ingresar y Rodríguez preguntó si tenía orden de allanamiento. "Puso el pie, pateó la puerta e ingresó por la fuerza. Una vez dentro de la vivienda ingresaron más policías y se pusieron a golpearme entre todos sin ninguna limitación ni consideración", narró el hombre en la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal.

Rodríguez fue sacado a la calle, donde siguió la golpiza. "Llegaban más y más móviles policiales. Se bajaban y se sumaban a pegarme. Tuve un desmayo, quedaban los chorros de sangre en el piso de la vereda de la vivienda". Añadió: "Me tenían asfixiado; apenas podía respirar". Ninguno de los policías se identificó y se lo llevaron a la comisaría 25. 

Lo dejaron en un calabozo, en malas condiciones. "No podía ver del ojo derecho, tenía dificultades para respirar y los dolores en todo el cuerpo me tenían al borde del desmayo". En ningún momento le informaron sus derechos ni le dijeron por qué estaba detenido. Tampoco le dijeron quién era la autoridad judicial a cargo. 

A las 6 del 16 de septiembre, Rodríguez fue llevado a un hospital a atenderse el ojo lastimado. Lo tuvieron allí tres horas, esposado y con custodia. De allí lo regresaron al calabozo, donde estuvo hasta las 17. "Me hicieron firmar papeles que no tengo idea de qué se tratan porque no veía absolutamente nada." Después de 18 horas privado de su libertad, y con lesiones, Rodríguez hizo la denuncia y presentó a su familia como testigo. 

La Policía mendocina tiene un largo historial de violencia, con casos emblemáticos como la desaparición de Pablo Guardati en 1992 y la muerte de Sebastián Bordón en 1997. De acuerdo a lo que pudo saber este diario, los retenes policiales en estos meses de pandemia incluyen la presencia de efectivos armados con escopetas. 

INTERNACIONAL.

 

Tenía 43 años y se pudo reencontrar con su padre en 2010

Murió Francisco Madariaga Quintela, el nieto recuperado 101

Estaba entre los pocos que pudieron reencontrarse con un progenitor. Su infancia "fue tortuosa, sufrió violencia física y psicológica por parte de su apropiador", dijeron las Abuelas. "Construyó vínculos y amistades entrañables que lo extrañarán; sentiremos su ausencia."
Francisco con su padre, poco después de haber recuperado su identidad. 
Francisco con su padre, poco después de haber recuperado su identidad.  
Imagen: Revista Debate

El nieto recuperado Francisco Madariaga Quintela falleció ayer a los 43 años, informó Abuelas de Plaza de Mayo. Era de los pocos nietos que se pudo reencontrar con un progenitor, su padre, Abel Madariaga, que integra la comisión directiva de Abuelas.

Francisco había recuperado su identidad en febrero de 2010. Fue el nieto recuperado número 101. Nació en julio de 1977 en "El Campito", el centro clandestino de detención dentro de Campo de Mayo, donde su madre Silvia Quintela fue llevada después de haber sido secuestrada el 17 de enero de ese año. Al momento de su desaparición, estaba embarazada de cuatro meses. Mientras, Abel se exilió en Suecia y en México. Regresó al país en 1983 y se sumó a la lucha de Abuelas.

El caso de Francisco se resolvió dos semanas después de haberse acercado a Abuelas. Quien decía ser su madre, Inés Susana Colombo, le había confesado que lo habían traído de Campo de Mayo. También le dijo que que su exesposo, Víctor Alejandro Gallo, oficial de Inteligencia del Ejército Argentino y miembro del Batallón 601, le había dicho que estaba abandonado en el Hospital Militar. De acuerdo a lo que contó Colombo, Gallo llevó al bebé a su casa el 10 de julio de 1977, cuando todavía tenía el cordón umbilical. 

Al despedir a Francisco, Abuelas recordó que su infancia "fue tortuosa, sufrió violencia física y psicológica por parte de su apropiador, que lo mantuvo cautivo como botín de guerra. Consecuencia de esos maltratos desde temprana edad, se le declaró una diabetes insulinodependiente con la que peleaba a diario".

Tras recuperar su identidad, pudo rehacer el vínculo con su padre biológico y el resto de su familia. También lo hizo a través del fútbol, como hincha de Independiente, que lo reconoció como nieto recuperado

Abuelas lamentó su muerte así: "Construyó vínculos y amistades entrañables que lo extrañarán; sentiremos su ausencia. Hoy queremos acompañar especialmente a nuestro compañero Abel, secretario de Abuelas, y a todos sus familiares, a quienes abrazamos a la distancia. Hasta siempre, querido Francisco".

INTERNACIONAL.

 

Los "principios" fueron publicados en el Boletín Oficial

Vacuna contra el coronavirus: el Gobierno definió pautas para su adquisición

La necesidad de propiciar que "se cuente en el menor plazo posible con la cantidad suficiente" destinada a generar inmunidad en la población y la prioridad de los "criterios de seguridad sanitaria" por sobre los económicos son algunas de ellas. La resolución lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Gines González García. 

El Gobierno nacional dispuso una serie de pautas para la adquisición de las vacunas contra el coronavirus y estableció los principios que se tendrán que tener en cuenta para realizar las compras directas de las dosis, entre ellos la necesidad de propiciar que "se cuente en el menor plazo posible con la cantidad suficiente" destinada a generar inmunidad en la población.

Así lo estableció a través de la Decisión Administrativa 1721/2020, que fue publicada anoche en un suplemento del Boletín Oficial, con la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Gines González García.

"A fin de efectuar la adquisición directa de vacunas para generar inmunidad adquirida contra el Covid-19 en los términos del artículo 2°, inciso 6 del Decreto N° 260/20, el Ministerio de Salud de la Nación deberá ajustarse a los principios generales establecidos en la presente normativa"; dice el artículo 1 del texto legal.

En el artículo 2 se establece que "las contrataciones que se realicen deberán ajustarse" a una serie de "principios generales"; entre los que menciona: "razonabilidad del proyecto y eficiencia de la contratación para cumplir con el interés público comprometido y el resultado esperado, transparencia en los procedimientos, y publicidad y difusión de las actuaciones".

Asimismo, entre esas pautas, menciona la "responsabilidad de los y las agentes y funcionarios públicos y funcionarias públicas que autoricen, aprueben o gestionen las contrataciones, y la asignación de prioridad para los criterios de seguridad sanitaria y de eficiencia y eficacia en los tiempos de los distintos desarrollos por sobre criterios económicos".

Finalmente, la norma habla de la necesidad de "propiciar que el Estado nacional cuente en el menor plazo posible con la cantidad suficiente de dosis de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el COVID-19".

"Desde el inicio de las actuaciones y hasta la finalización de la ejecución del contrato, toda cuestión vinculada con la contratación deberá interpretarse sobre la base de una rigurosa observancia de los principios que anteceden", señala la decisión firmada por Cafiero.

Asimismo se dispone que "las actuaciones por las cuales tramiten las adquisiciones deberán ser remitidas a la Auditoría General de la Nación para que, en caso de considerarlo oportuno, pueda realizar una intervención concomitante".

También indica que los contratos previstos "podrán ser financiados en forma indistinta, total o parcialmente, por el Tesoro Nacional o mediante préstamos de organismos internacionales".

En los considerandos de la medida, se señala que "a la fecha existen 146 vacunas candidatas en fase preclínica y 36 en fase clínica que utilizan una gama de plataformas tecnológicas producidas por un importante número de fabricantes en todo el mundo que afrontarán un nivel de demanda global en un entorno de suministro limitado, lo cual requiere tomar medidas excepcionales para asegurar el acceso oportuno".

Sostiene además que "para la selección del proveedor o de los proveedores se deberá priorizar la seguridad sanitaria, la inmediatez en la provisión y los criterios de eficiencia y eficacia en los tiempos de los distintos desarrollos que se encuentran en marcha".

Seguidores