Páginas vistas en total

miércoles, 17 de junio de 2009

Cámara Diputados Chile aprueba reglamento que crea Corte Penal Internacional

Fuente: El Mostrador.
Foto:Marcos Rodriguez Gonzalez
Tras la votación, el ministro secretario general de la presidencia, José Antonio Viera Gallo, señaló que "se concluye uno de los grandes objetivos del Gobierno de la presidenta Bachelet en materia de derechos humanos".

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles el Estatuto de Roma, reglamento mediante el cual se crea la Corte Penal Internacional, uno de los grandes objetivos del Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet en materia de derechos humanos.Con la aprobación por parte de los diputados -79 votos a favor, 9 en contra y una abstención- se concluyó el trámite parlamentario del proyecto de acuerdo, el que precisa que la competencia de la Corte se limitará a los crímenes de genocidio, de lesa humanidad y de guerra.La ratificación de la norma establece que "el Estado de Chile podrá reconocer la jurisdicción de la Corte Penal Internacional en los términos previstos en el tratado aprobado en la ciudad de Roma, el 17 de julio de 1998, por la Conferencia Diplomática de Plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de dicha Corte".Tras la votación, el ministro secretario general de la presidencia, José Antonio Viera Gallo, señaló que "se concluye uno de los grandes objetivos del Gobierno de la presidenta Bachelet en materia de derechos humanos".Por su parte, el canciller chileno, Mariano Fernández, expresó que la aprobación es un apoyo "muy significativo a la gestión internacional de Chile"."Es un gran resultado político de los sucesivos gobiernos de la Concertación, parte del programa de la presidenta, un momento histórico para Chile en materia de los avances que hemos hecho en el plano de los derechos humanos", precisó Fernández. El alto tribunal supranacional se establece como un órgano jurisdiccional penal permanente, destinado a hacer efectivas las responsabilidades penales individuales de los autores de determinados y graves delitos internacionales. La CPI tendrá competencia únicamente respecto a crímenes cometidos después de la entrada en vigor del presente Estatuto, o de la fecha en que un Estado se ha hecho parte del mismo, cuando se trate de perseguir delitos cometidos en el territorio de ese Estado.

Comienza proceso para reconocer 22 desaparecidos de Paine

Comienza proceso para reconocer 22 desaparecidos de Paine
Las víctimas formaban parte de un grupo de partidarios del gobierno del fallecido Presidente Salvador Allende (1970-1973) de la localidad rural de Paine.
Fuente: El Mostrador.
Foto. Marcos Rodriguez Gonzalez.
Familiares de 22 detenidos desaparecidos durante la dictadura que encabezó el extinto general Augusto Pinochet fueron citados por la Justicia para identificar desde hoy los restos recuperados de la masacre de campesinos de Paine, ocurrida en octubre de 1973, informaron fuentes judiciales. Hasta el próximo viernes, las familias deberán reconocer entre 311 "evidencias culturales", es decir, objetos como botones, trozos de camisas, de zapatos, anillos o lentes que pudieron pertenecer a sus parientes desaparecidos.Los familiares fueron citados por el juez de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Héctor Solís.Los restos fueron recuperados del sitio descubierto en la Quebrada de Los Arrayanes entre el 26 de octubre y el 28 de noviembre de 2007, y técnicos del Programa de Derechos Humanos del Servicio Médico Legal los sometieron a tasación pericial. Además, se recogieron evidencias balísticas, que ya fueron analizadas, y se levantaron restos óseos que fueron enviadas para someterlos a análisis de ADN a la ciudad de Innsbruck, en Austria.Las víctimas formaban parte de un grupo de partidarios del gobierno del fallecido Salvador Allende (1970-1973) de la localidad rural de Paine.Según se estableció en el proceso, los fallecidos coroneles Leonel Konig y Pedro Montalba, quienes fueron director y subdirector de la Escuela de Infantería del Ejército, respectivamente, dieron las órdenes de asesinar a los campesinos.Por el caso de los desaparecidos de Paine están procesados además el ex coronel del Ejército Andrés Magaña, seis carabineros y un transportista que participó en los arrestos de las víctimas.Según informes oficiales, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), en Chile murieron más de 3.000 personas, entre ellos 1.297 detenidos desaparecidos.
Las víctimas formaban parte de un grupo de partidarios del gobierno del fallecido Presidente Salvador Allende (1970-1973) de la localidad rural de Paine.

lunes, 15 de junio de 2009

Piden reconstitución de escena por extraña muerte de José Tohá

En 1970, el Presidente Salvador Allende escogió a José Tohá, un estrecho aliado y amigo suyo, como su primer ministro del Interior y luego se convirtió en el primer ministro acusado constitucionalmente.


Por Jorge Escalante / Fuente :La Nación
La solicitud la hizo el abogado querellante Nelson Caucoto
Piden reconstitución de escena por extraña muerte de José Tohá
La petición fue formulada al juez Jorge Zepeda el viernes 12. En la investigación se han acumulado numerosas contradicciones que impugnan la versión oficial de un suicidio en el antiguo Hospital Militar.
Son demasiadas las contradicciones acumuladas en la investigación por la muerte del ministro del Presidente Salvador Allende, José Tohá.
Por ello, para el abogado querellante, Nelson Caucoto, llegó la hora de efectuar por primera vez la reconstitución de lo que ocurrió el 15 de marzo de 1974 en la habitación 303 del entonces Hospital Militar.
El lugar, que hoy es el Hospital Metropolitano, está igual que entonces en su estructura e incluso queda parte del mismo mobiliario.
Caucoto pidió el viernes 12 al ministro Jorge Zepeda que efectúe a la brevedad la reconstitución del extraño suicidio de quien fuera ministro de Interior y Defensa de la Unidad Popular.
"Realizar esta reconstitución es extraordinariamente valioso, porque permitirá al juez situar a todas las personas en el mismo lugar donde ocurrieron los hechos. Hay muchas versiones contradictorias y existen en la investigación múltiples antecedentes que apuntan al homicidio del ministro Tohá, por eso la hemos solicitado al juez", explicó Caucoto a La Nación.
DISCREPANCIAS Y EXTRAÑEZAS
Serias contradicciones entre algunos médicos militares y civiles. Profundas discrepancias entre funcionarios policiales de ese tiempo y el médico criminalista de la Brigada de Homicidios de Investigaciones, Alfonso Chelén, respecto de la apreciación del lugar del hallazgo del cuerpo sin vida de Tohá.
Discrepancias entre informes policiales actuales y médicos militares de la época en cuanto al lugar donde se realizó la autopsia al cadáver. Señas de estrangulamiento que a juicio del doctor Chelén presentaba el cuello, versus la versión oficial del suicidio por ahorcamiento con su propio cinturón.
Además, desaparición de las fotos policiales tomadas ese día a la habitación y el cuerpo aún dentro del diminuto clóset donde se habría ahorcado un hombre de un metro noventa de estatura.
Un nudo en el cinturón que no resistió el primer tirón del médico criminalista para descolgar el cuerpo.
Un expediente perdido en el que quedaron registradas las diligencias realizadas por el fiscal militar de la época, Rolando Melo Silva, que hoy afirma no recordar casi nada de lo que hizo entonces por "lagunas mentales".
Desfile de militares y médicos castrenses ingresando frecuentemente a la habitación de Tohá vistos por soldados que montaban guardia al ingreso del cuarto, mientras los visitantes identificados lo desmienten.
La ficha clínica de Tohá desaparecida. Versiones absolutamente contradictorias entre algunos médicos militares acerca del estado físico del ministro: mientras uno dice que se encontraba en "muy buen estado físico", otros sostienen que "apenas podía caminar".
SOSPECHOSO CONTRADICTOR
Al perito Chelén, la Brigada de Homicidios de Investigaciones, dirigida por el general en retiro Ernesto Baeza, le presentó para que firmara un informe pericial no redactado por él acerca del hallazgo del cuerpo.
En el texto, lo obligaban a concluir que Tohá se suicidó por ahorcamiento, cuando Chelén sostuvo que lo mataron estrangulándolo. Por ello a Chelén lo echaron de la policía.
El entonces fiscal Melo afirma en el proceso que, a poco andar, sobreseyó la investigación de acuerdo con el dictador Augusto Pinochet, que ejercía como comandante en jefe del Ejército.
Melo sostiene con insistencia que la autopsia se efectuó en el Servicio Médico Legal de avenida La Paz, pero el médico que la hizo, Alfredo Vargas Baeza, señaló en el proceso que la realizó en el mismo Hospital Militar.
Cuando el perito criminalista Chelén se negó a firmar el informe que le pusieron en su escritorio con el "suicidio" de Tohá, convencido de que lo que vio fue un crimen, su principal contradictor en la apreciación del día de la muerte en el Hospital Militar fue el entonces funcionario de la Brigada de Homicidios Juan Saldías Valdés.
En los procesos por violaciones de los derechos humanos que instruía el juez Juan Guzmán, Saldías fue reconocido años después por sobrevivientes del MIR que estuvieron en centros clandestinos de detención como un comisario de Investigaciones y agente DINA, integrante de las agrupaciones Tigre y Vampiro con el alias de "Harry el sucio".
El doctor Chelén fue el primero en ingresar a la habitación donde estaba el cuerpo de Tohá, aún dentro del clóset, "colgado", pero con las piernas flectadas y los pies apoyados en el piso debido a su altura. Las primeras observaciones las realizó solo en la pieza antes de que llegaran los otros funcionarios de la Brigada de Homicidios.
Cercano a Allende
José Tohá, más que un militante del Partido Socialista -que sin duda fue su tienda política-, era un fiel aliado de Salvador Allende. El Presidente lo escogió en 1970 como su primer ministro del Interior y fue objeto de la primera acusación constitucional que hubo durante el régimen de la Unidad Popular. Más tarde, el Jefe de Estado lo puso en Defensa.
Fue llevado a la isla Dawson y después trasladado al Hospital Militar. Tohá, padre de la ex diputada y hoy ministra portavoz, Carolina Tohá, pertenece a una tradicional familia de Chillán. Por ello fue, en 1969, candidato a senador por la entonces circunscripción de Ñuble, Concepción y Arauco. Sin embargo, no fue elegido. Uno de sus hermanos, Isidoro, fue en 1990 diputado por Chillán, mientras que otro de ellos, Jaime, es hoy intendente de la Región del Biobío.
Coroneles procesados por tortura
Actualmente, en la causa están procesados por el delito de tortura en contra del ex ministro Tohá los coroneles (R) de la FACh Ramón Cáceres Jorquera y Sergio Contreras Mejías. Ambos torturaron al colaborador de Allende en la Academia de Guerra Aérea (AGA), adonde Tohá fue llevado en reiteradas oportunidades desde el Hospital Militar, regresando en muy malas condiciones físicas y sicológicas de acuerdo a lo dicho por testigos.
Los mismos coroneles aparecen vinculados con múltiples casos de tormentos en el proceso que se instruye por los crímenes cometidos en la AGA, los mismos que causaron la muerte del general Alberto Bachelet.
Sin embargo, al juez Zepeda le resta establecer lo más importante en el caso: si al ministro Tohá lo mataron o se suicidó.

jueves, 4 de junio de 2009

VIOLENTA REPRESION DE CARABINEROS EN CONTRA DE PROFESORES

Fotos: Gentileza Simón Bolivar.
Patricio Rosende intenta nuevamente tapar el sol con un dedo
Amnistía Internacional - Chile
amnistia.cl / mapuexpress.net
Ante desmentido de la autoridad de que en Chile exista política represiva, Amnistía responde: “AI ha expresado indignación ante procedimientos brutales involucrando a menores de edad y a personas inocentes registrados también por los medios televisivos; ha protestado por el ataque injustificado con agua y productos irritantes a mujeres activistas de la organización; ha reclamado por el homicidio de Matías Catrileo; la detención de la documentalista Elena Varela”…,
…”y varios otros casos apropiadamente documentados. En numerosas ocasiones anteriormente Amnistía Internacional y otras organizaciones han señalado gran preocupación por los métodos de represión policial a las manifestaciones sociales”….-------------------------











RESPUESTA AL MINISTRO DEL INTERIOR SOBRE VIOLENCIA POLICIAL
Amnistía Internacional ha sabido por los medios que el Ministro del Interior (s) Patricio Rosende ha aludido al Informe 2009 de AI, cuando consultado sobre si existiría una política represiva en las policías chilenas, dijo "Desmiento categóricamente que exista una política represiva en Carabineros o en la Policía de Investigaciones (PDI) en el control del orden público. Carabineros es una institución que tiene un respaldo ciudadano como ninguna otra, eso no existiría si Carabineros tuviese una política expresa en materia de represión”.
El Informe constata hechos del 2008 y dice textualmente: “Las manifestaciones de protesta social fueron objeto de una creciente criminalización, y en ocasiones se acusó a la policía de hacer uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. Se acusó a la policía de infligir malos tratos a detenidos y hacer uso excesivo de la fuerza contra manifestantes. Durante una manifestación celebrada el 21 de mayo en Valparaíso, un carabinero a caballo golpeó en la cara al fotógrafo Victor Salas con un bastón de metal. Los golpes produjeron al fotógrafo una grave pérdida de visión con consecuencias duraderas. Se llevó a cabo una investigación interna, pero no se pudo identificar al responsable, y otras investigaciones posteriores no arrojaron resultados concluyentes”
“Durante el último año nos hemos reunido con las autoridades de Gobierno y Carabineros de Chile para presentar nuestras preocupaciones, también plasmadas en un informe separado y hecho público en Septiembre, donde se enumeran graves violaciones de Derechos Humanos con la participación de las policías, particularmente Carabineros de Chile” dijo el Director Ejecutivo de AI Chile, Sergio Laurenti.
AI ha expresado indignación ante procedimientos brutales involucrando a menores de edad y a personas inocentes registrados también por los medios televisivos; ha protestado por el ataque injustificado con agua y productos irritantes a mujeres activistas de la organización; ha reclamado por el homicidio de Matías Catrileo; la detención de la documentalista Elena Varela, y varios otros casos apropiadamente documentados. En numerosas ocasiones anteriormente Amnistía Internacional y otras organizaciones han señalado gran preocupación por los métodos de represión policial a las manifestaciones sociales.
“Es alarmante que un alto funcionario que es responsable político de la labor de Carabineros de Chile desconozca la realidad con una afirmación tan flagrante. El reconocimiento público que Carabineros de Chile tiene en la sociedad - que no dudo está bien ganado- no puede cegarnos ante los excesos y la brutalidad con la que sea realizan algunos procedimientos. La afirmación del Ministro Rosende contrasta con el reconocimiento -ayer mismo- de la Ministra Secretaria General de Gobierno, Carolina Tohá, que se refirió en muy buenos términos al Informe 2009” agregó Laurenti.
Amnistía Internacional se ha dirigido en varias oportunidades al Ministro del Interior, Edmundo Perez Yoma, y al alto mando de Carabineros de Chile, haciendo notar que “Cada vez con más frecuencia se apela a la fuerza desproporcionada para la represión de manifestaciones públicas. Al identificarse un patrón de hechos similares recurrentes, ello podría hacer pensar que dicha práctica está sostenida en la autorización política para reprimir la libertad de reunión y expresión, así como la petición a las autoridades” ha reclamado la organización.
Amnistía Internacional vuelve a pedir enérgicamente al Poder Ejecutivo y al alto mando de Carabineros que: Se investiguen inmediatamente los actos recientes de represión de manifestaciones públicas, se hagan públicas las conclusiones de dichas investigaciones y se ponga a quienes resulten responsables a disposición de la justicia.

Se entrene al personal de Carabineros de Chile de acuerdo a los parámetros del “Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley” (Adoptado por la Asamblea General en su resolución 34/169, de 17 de diciembre de 1979) con énfasis particular en sus contenidos relativos a la promoción y respeto de los Derechos Humanos.
• Se emitan claras instrucciones para “Evitar el empleo de la fuerza en las actuaciones policiales durante reuniones ilícitas pero pacíficas, y para dispersar reuniones violentas emplear medidas de disuasión que impliquen el menor grado de fuerza posible” según recomienda la Agenda de Derechos Humanos para el Bicentenario.

Amnistía Internacional agradece también a la Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile, que se ha unido al repudio que causan las declaraciones del Ministro del Interior (s) Patricio Rosende.

Junto con una coalición de organizaciones de la sociedad civil, Amnistía Internacional lleva adelante la campaña “Alto Ahí!: Basta de violencia policial” e invita a la comunidad, a los medios y a organización a difundir las numerosas preocupaciones que se han registrado sobre el accionar policial.





lunes, 1 de junio de 2009


Inminente detención de autor de disparo en la sien del cantautor
A oficial que ajustició a Víctor Jara, le decían “El LOCO"


Fuente: La Nacion





La Nación tiene la declaración judicial de Paredes en la que menciona la presencia de un tercer teniente en el camarín donde asesinan al cantante. Junto a Nelson Haase y Pedro Barrientos aparece “El Loco”, quien jugó a la ruleta rusa con su revólver y la cabeza de Víctor Jara. Los tres oficiales matan personalmente a los 15 detenidos que estaban con el artista.


Jefe Nacional de Delitos Contra los DDHH: “Pensamos que dice la verdad”

"Cadáver de sexo masculino que yace vestido con la ropa manchada con sangre y tierra. Mide 1,67 cm y pesa 66 kg. Rigidez ausente, livideces pálidas en el dorso. En la región parietal derecha hay dos orificios de entrada de bala".
El protocolo de autopsia -que no firmó el doctor Ezequiel Jiménez Ferry- fue escrito el 18 de septiembre de 1973. Según la declaración del médico, el examen practicado al cuerpo sin vida de Víctor Lidio Jara Martínez fue una autopsia "económica", superficial.
Una salida ejecutiva ante los centenares de cadáveres que se comenzaban a acumular en el Instituto Médico Legal, recogidos desde calles y sectores baldíos a partir del 11 de septiembre e ese año.
El documento, que figura en el expediente del proceso por el crimen del cantante, compositor y actor, era el epílogo de una vida que fue truncada sin saberse hasta ahora, con certeza, lo que había ocurrido los días 15 y 16 de septiembre de 1973, en el Estadio Chile.
Hoy comienza a esclarecerse, pero aún hay temor. Los testigos del escalafón más bajo de las Fuerzas Armadas, los conscriptos, ya no temen a las represalias de los altos mandos poderosos que ordenaron verdaderas masacres -según prueban decenas de procesos judiciales-, sino a las consecuencias judiciales de sus testimonios.
Le sucedió al ex conscripto José Paredes Márquez (54), que hoy apenas sabe escribir y sobrevive como obrero de la construcción.
Con lágrimas en los ojos, apenas pudo dibujar su nombre en las cuatro hojas donde dejó estampada su declaración judicial, en la que nombra a quienes presenciaron y participaron en el ritual de muerte al que Jara Martínez fue sometido la noche del 15 de septiembre de 1973.
El autor del disparo mortal está identificado, localizado y sólo se espera cerrar el círculo policial para caer sobre él. No se trata sólo de un testimonio, se trata de varios que lo sitúan en el tiempo y en el espacio, en el mismo lugar en que estaba Paredes Márquez.
La Nación conoce el nombre del presunto asesino de Víctor Jara. Pero para resguardar la seguridad de la investigación y de los testigos que hoy están colaborando con la justicia, lo llamaremos "El Loco".
Su nombre no ha sido publicado nunca, porque en la escena final, aparte de los conscriptos y dos tenientes, hubo un misterioso tercer oficial.
En la declaración judicial de José Paredes, a la que este medio tuvo acceso exclusivo a través de fuentes de tribunales que la Ley de Prensa permite resguardar, éste relata las circunstancias en que llega al Estadio Chile, misma versión que dan los otros conscriptos del Regimiento Tejas Verdes.
La participación de contingente de esta unidad se descubrió gracias a las indagaciones que se realizan para identificar a los oficiales que fueron delegados por Augusto Pinochet y que, a modo de una "caravana de la muerte metropolitana", recorrieron los primeros centros de detención entregando listas de prisioneros a los que había que exterminar de inmediato.
Así se supo de la presencia de miembros de Tejas Verdes en el Estadio Chile. Y como existen otros procesos por muertes y torturas ocurridas al interior de ese lugar, algunos conscriptos se excusaron diciendo que estaban en Santiago.
Fue a ese grupo al que los investigadores de la Jefatura Nacional de Delitos Contra los DDHH comenzó a interrogar y así fue como se dio con Paredes Márquez.
Dice que ingresó al servicio militar en abril de 1973, a la Escuela de Ingenieros de Tejas Verdes. Allí fue destinado a la primera sección de la Segunda Compañía de Combate.
Horas previas al golpe de Estado, su unidad fue destinada a Arsenales de Guerra y luego, llegó a un punto de control en el cruce Padre Hurtado (Camino a Melipilla). Al día siguiente, el 12 de septiembre son destinados a la Universidad de Santiago (ex UTE).
Paredes dice que "era el guardaespaldas del teniente (Pedro) Barrientos, motivo por el cual lo acompañaba a todas partes".
EL ESTADIO
El 15 de septiembre, cuando llegan al Estadio Chile, "mis compañeros conscriptos me empiezan a comentar que en el lugar estaban detenidos el director de Gendarmería, Litre Quiroga, el cantautor Víctor Jara y el director de Investigaciones, Coco Paredes", dice la declaración donde el ex conscripto también relata al juez y policías que al día siguiente el "teniente Barrientos me va a buscar y me señala que me dirija al sector del subterráneo, concurriendo para ello por el pasillo del segundo piso, costado oriente".
Paredes relata que en este lugar lo apostaron en un camarín como guardia mientras "había oficiales de otro regimiento, ignorando su grado, pero eran alrededor de cinco o seis con tenidas de combate, quienes escribían en unos papeles los datos que les preguntaban al detenido, el cual estaba sentado frente a un escritorio". Paredes no podía observar si los interrogatorios eran con tortura.
Cerca de las 19 horas, continúa el relato, "llegaron los tenientes Barrientos y ‘El Loco’, quienes traían un detenido y me llaman junto al conscripto Francisco Quiroz, donde me indican que era Víctor Jara y empezamos a insultarlo por su condición de comunista, reconociendo a esta persona en ese instante como Víctor Jara, ya que no lo conocía previamente. Lo dejaron en ese lugar, siendo custodiado por Quiroz".
Los detenidos iban y venían, dice Paredes, al igual que los oficiales interrogadores. Para el 17 de septiembre, cerca de las 21 horas, "estando de centinela, observé el ingreso de aproximadamente 15 detenidos, quienes eran traídos por otros funcionarios de Ejército de otra repartición, ignorando cuál. Entre estos detenidos estaban Víctor Jara y Litre Quiroga, a quienes lo colocan frente a la pared", contó.
Antes de llegar al momento más dramático del único relato que revela la forma en que muere el artista y el resto de los detenidos, el ex conscripto aclara que los interrogadores ya se han marchado.
"Después de las 21 horas llegan los oficiales de la Escuela de Ingenieros de Tejas Verdes, Nelson Haase Mazzei y "El Loco" e ingreso al interior junto a Quiroz, donde "El Loco" comienza a jugar a la ruleta rusa con los detenidos, que consistía en colocar un cartucho en la recámara y dar vuelta la nuez y disparar, agarrando primero a Víctor Jara y lo comienza a insultar", relata Paredes.
A estas alturas, dice que ya reconocía perfectamente a Jara, describiéndolo como "de pelo crespo, color negro, de aproximadamente 1,70 cm, delgado y vestía ropa oscura", que calza con la vestimenta con que fue visto por última vez por testigos.
El rito sangriento de "El Loco" continúa: "Lo coloca (a Víctor) hacia la pared y da vuelta la nuez y le dispara, cayendo al suelo y después nos ordena; es decir, a mí y a Quiroz, darle una ráfaga del fusil SIG en el cuerpo, sin precisar ninguna parte, sino en forma horizontal".
RECONOCIMIENTO
Las tesis policiales acá pueden aclarar algo. El protocolo de autopsia revela dos disparos en la sien derecha, "16 orificios de entrada y 12 orificios de salida de diferentes tamaños; en el abdomen hay 6 orificios de entrada de bala y 4 de salida; en la extremidad superior derecha hay 2 heridas a bala transfixiante; en las extremidades inferiores hay 18 orificios de entrada de bala y 14 de salida". Es decir, descargas que suman en total 44 proyectiles calibre 7.65, la munición del tipo de fusil (SIG) usado.
Cada arma utiliza un cargador con 20 municiones, lo que implica que se utilizaron más de tres para completar el trabajo sucio. Fuentes consultadas no descartan que en el lugar se haya descargado una primera ráfaga y luego, en otro sitio, una segunda. Esto, debido a las características del lugar que presentaba riesgo de rebote de proyectiles, esquirlas y escombros de las baldosas destruidas por los tiros.
Consultado sobre la certeza de que se trataba de Jara, el ex conscripto, que en ese momento sólo tenía 18 años, asegura que "sí, ya que previamente me había burlado de él y sabía perfectamente quién era Víctor Jara y observé cuando le dispara y por orden del "Loco" tuve que dispararle una ráfaga en su cuerpo".
Unos camilleros quienes trasladan a Víctor Jara a una ambulancia, fueron llamados en ese momento por "El Loco". Pero el terror no se detuvo, porque ahora era el turno del resto de los detenidos, incluidos Quiroga y Paredes. Y la solución vino de una manera más directa, según José Paredes Márquez.
"Posteriormente salgo y me quedo en la puerta del mismo camarín como centinela, junto a Quiroz, e ingresan los oficiales Barrientos, R. S. J. (identidad reservada), quienes junto a Haase y "El Loco" empiezan a dispararle, tiro a tiro, con el fusil SIG a los demás detenidos que se encontraban en el interior del camarín. Después de esto, llega un enfermero con una camilla y empieza a sacar los cuerpos y los lleva hacia la ambulancia", revela.
Tras mostrarle un set fotográfico actualizado, Paredes va reconociendo uno a uno a sus jefes, los oficiales que ordenan y comandan la matanza.
Al "Loco" lo reconoce en un 70% "debido al tiempo transcurrido, pero sí estoy seguro que la persona que le disparó a Víctor Jara Martínez, era él, ya que era de mi mismo regimiento y lo veía constantemente... Era más bien pelusa y loco, de hecho era conocido como "El Loco", además que era comando, boina negra".
Sobre Nelson Haase Mazzei, el teniente de mayor rango, dice que "reconozco su fotografía en un 80%. Debo hacer presente que las características de Haase era muy apegado a la disciplina militar".
"El Loco" está cercado, ya no tiene escapatoria. Es sólo cuestión de horas. Después de 36 años, al menos en este caso, el olvido se llenó de memoria.
investigacion@lanacion.cl
Juez ordena exhumar a Víctor Jara
La única abundancia que la tumba de Víctor Jara muestra son las flores que invaden el nicho en el Cementerio General. En los registros de lugares de interés para los visitantes del camposanto, la humilde morada final del cantante es uno de los puntos más visitados.
El ministro Juan Fuentes Belmar, quien investiga el crimen de Jara, ordenó en las últimas horas la exhumación del cadáver del cantante y éste sería el motivo por el cual el magistrado se reunió el viernes último con la viuda del músico, Joan Turner, en su oficina del Palacio de Tribunales.
Víctor Jara nunca fue sometido a una autopsia. El médico, Ezequiel Jiménez, que sólo redactó el borrador del protocolo, mencionado en la nota principal, declaró judicialmente que el examen era sólo visual. El doctor reconoció que nunca firmó el documento que fue transcrito y agregado al expediente.
Por ello es que el juez tendría la inquietud de realizar un nuevo estudio tanatológico para confirmar la versión sobre los disparos en la cabeza y el cuerpo. Lo anterior podría aclarar la muerte de Víctor Jara. Dicho de otra forma, si el disparo en la cabeza fue anterior o posterior a las ráfagas que dispararon los conscriptos.
Macabro rompecabezas
Tras una paciente labor, los oficiales de la PDI reunieron declaraciones y cotejaron datos hasta que lograron armar -cual si fuera un macabro rompecabezas- las circunstancias en que fue asesinado el cantautor nacional.
Así descubrieron la existencia de una especie de “caravana de la muerte metropolitana” que en los primeros días, tras el golpe militar de 1973, recorrió los centros de detención con una lista de los nombres de los prisioneros que debían ser liquidados en forma inmediata.
Uno a uno fueron interrogados los ex conscriptos del Regimiento de Ingenieros de Tejas Verdes hasta dar con José Paredes Márquez, quien admitió que cuando sólo tenía 18 años obedeció la orden de acribillar el agónico cuerpo de Jara. También contó que el oficial que disparó sobre el parietal derecho del cantautor recibía el mote de “El Loco”. Para no perjudicar la investigación, La Nación se reserva el nombre del sujeto cuya detención es inminente
.

EN EL DIA DEL PATRIMONIO CULTURAL: LONDRES 38
























































COLECTIVOS DE DERECHOS HUMANOS ABREN EX CENTRO DE DETENCIÓN Y TORTURA
No sólo los edificios se abrirán el 31 de mayo. Ésta también será una oportunidad para dar a conocer diversos relatos y testimonios relacionados con las memorias de la represión y de las luchas sociales y políticas, que también forman parte del patrimonio histórico de Chile.

El ex recinto de detención, tortura y desaparición, conocido como Londres 38, será uno de los espacios que, en pleno centro de Santiago, serán abiertos al público. Esta actividad, que incluye visitas guiadas, es una iniciativa de los tres colectivos de memoria y derechos humanos que forman parte de la Mesa de Trabajo, encargada de elaborar un proyecto para este sitio histórico.Acogiendo la demanda de estas agrupaciones, en octubre de 2008, la Presidencia de la República instruyó la constitución de esta instancia en la que también participan el Ministerio de Bienes Nacionales, el Consejo de Monumentos Nacionales, la Asesora Presidencial en materia de derechos humanos y Flacso.

En un gesto inédito, que se espera constituya el primer paso de una verdadera política pública de memoria, el gobierno se ha comprometido a entregar el recinto en comodato a estas agrupaciones, otorgando, al mismo tiempo, el financiamiento necesario para la gestión de este espacio de memoria. Por su parte, los colectivos se harán cargo de la administración del lugar y de la generación de iniciativas y actividades culturales que contribuyan al rescate y difusión de la memoria histórica.

El año pasado, para el Día del Patrimonio, este recinto fue uno de los más visitados. Según el conteo realizado por el Consejo de Monumentos Nacionales, mil 300 personas ingresaron a Londres 38, lo que constituye un importante hito en el proceso de recuperación de este lugar como un espacio de memoria, y confirma, al mismo tiempo, el interés de las personas por los temas relacionados con la historia reciente, así como por la transformación de este lugar en un espacio de acceso público.
COLECTIVOS DE MEMORIA DE LONDRES 38
*Fotografías: Gentileza Revista Simón Bolivar / Marcos Rodríguez - ARI

SIEMPRE PRESENTE




Marcos Rodríguez González. / Prensa de Derechos Humanos
Vicente García Pincheira, padre de Mireya García, está siendo velado en la Parroquia San Francisco de Borja (Paradero 22 de Avenida La Florida, por José Miguel Carrera). Mañana, Viernes 29 de mayo, a las 14 horas, habrá un responso en su memoria en la misma Parroquia. A las 14.30 horas partirá el cortejo en dirección al Parque del Recuerdo Cordillera, donde tendrá lugar su funeral a las 15.00 horas. Los que vayan en el metro bajarse en la Estación Mirador / Tomar colectivo N° 3004 y Nº 3015 los deja fuera de la Iglesia.