Páginas vistas en total

jueves, 17 de agosto de 2017

Convocatoria

Marcha conmemorativa del Golpe cívico-militar de 1973

Este 11 de septiembre se cumplen 44 años del Golpe cívico-militar que derrocó por la fuerza al gobierno legítimo del presidente Salvador Allende y, con ello, se dio inicio a la destrucción de todos los avances sociales que había alcanzado el pueblo de Chile.

La impunidad de los hechos que sucedieron en dictadura es la causa que en el Chile de hoy sigamos viviendo muchas injusticias sociales.

La dictadura no sólo torturó y asesinó a miles de compatriotas, los que fueron ejecutados o detenidos desaparecidos, sino además, hubo más de 200.000 exiliados y 40.000 prisioneras y prisioneros políticos.

Las pensiones de miseria, la falta de educación gratuita, de hospitales y especialistas, de sueldos dignos, de transporte decente y tantas otras injusticias, son consecuencia o herencia de la dictadura que vivimos ayer y que continúan hasta hoy.

Mientras vemos con indignación las estafas en las Fuerzas Armadas y Carabineros, la colusión de empresas y farmacéuticas, las pensiones millonarias de militares y jueces, los lujos en que viven los pocos asesinos encarcelados en Punta Peuco, la impunidad de los poderosos se hace cotidiana y la corrupción se generaliza en los grupos que detentan el poder, contrastando con la nula respuesta del Estado a las justas demandas de los ex prisioneros y prisioneras políticos.

Por otro lado, en Chile se sigue maltratando y asesinando a los trabajadores y al pueblo en general. Sólo el año pasado, 25.000 chilenos y chilenas murieron esperando atención de salud en hospitales públicos, lo mismo que 239 trabajadores producto de las paupérrimas condiciones de trabajo y seguridad en las empresas.

En los últimos 10 años de “democracia”, un total de 1.313 niños y niñas fallecieron bajo la tutela del Estado en recintos y programas del SENAME, a la vez que una sistemática política de represión contra el movimiento social y el pueblo Mapuche, han hecho de la violencia, la tortura, una práctica cotidiana de la policía incluyendo la desaparición de tres chilenos. A eso sumamos, la existencia actual de prisioneros políticos y de chilenos que viven el extrañamiento y persecución.

El Chile de hoy no es el que queremos y tampoco el país que soñaron los miles de luchadores y luchadoras que entregaron su vida para acabar con la dictadura. El Chile de hoy - país de impunidad, desigualdad, corrupción -, no es el país que merecen las nuevas generaciones.

Por tal motivo llamamos a nuestro pueblo y a sus organizaciones, a lo largo de todo Chile, a marchar este 10 de septiembre exigiendo Verdad, Justicia y Memoria.

En Santiago, la convocatoria es a las 10:30 horas en Plaza Los Héroes.
.
 “La Impunidad de ayer es la causa de las Injusticias de hoy”

Coordinadora Nacional de Organizaciones de Derechos Humanos y Sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores