Páginas vistas en total

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Exmilitares condenados por delitos de lesa humanidad que pidieron tener beneficios carcelarios vuelven a ser procesados por más crímenes

29/11/2016 |
Por Felipe Reyes
En debate no ha terminado, y mientras más condenados por abusos de lesa humanidad continúen pidiendo beneficios la situación no tendrá un final claro. Miguel Krassnoff y Raúl Iturriaga son algunos de los que recurrentemente solicitando beneficios carcelarios vuelven a ser procesados por el ministro Carroza.
Esta situación tiene una mirada doble de un mismo hecho, cuando los Derechos Humanos nos vuelven a mostrar las incongruencias que conviven en nuestro país.

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, dictó procesamiento en contra de seis exagentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por los secuestros calificados de Luis Fuentes Riquelme y Néstor Gallardo Agüero, ilícitos perpetrados en 1974.

En el primer caso, el ministro en visita sometió a proceso a los exagentes Miguel Krassnoff Martchenko, Basclay Zapata Reyes, Raúl Iturriaga Neumann, Ciro Torré Sáez, Manuel Carevic Cubillos y César Manríquez Bravo, en calidad de autores del secuestro calificado de Fuentes Riquelme.

En la etapa de investigación el ministro Carroza logró establecer que Luis Fernando Fuentes Riquelme fue detenido por personal de la DINA en la intersección de calle Amapola y Avenida Bilbao, comuna de Providencia, y conducido hasta los cuarteles clandestinos de José Domingo Cañas e Irán con Los Plátanos, último lugar que se lo ve con vida.

En el segundo procesamiento, el ministro Carroza encausó a los agentes de la DINA Orlando Manzo Durán, Ciro Torré Sáez, César Manríquez Bravo y Miguel Krassnoff Martchenko, en calidad de autores del secuestro calificado de Gallardo Agüero.

De acuerdo a los antecedentes recopilados, el ministro Carroza logró establecer que Néstor Alfonso Gallardo Agüero fue detenido por agentes de la DINA el 28 de septiembre de 1974, en la comuna de Estación Central, y conducido hasta los recintos de detención clandestino de José Domingo Cañas y Cuatro Álamos, último lugar que se lo vio con vida.

El nombre de Gallardo Agüero fue incluido en la nómina de 119 personas que supuestamente habrían muerto en enfrentamientos en la zona de Salta, Argentina, hechos conocido como "Operación Colombo".

Incongruencias judiciales

Se debe decir que Miguel Krassnoff y Raúl Iturriaga son alguno de los condenados por abusos de lesa humanidad que recurrentemente se encuentran solicitando beneficios carcelarios.

Esta situación se enmarca en la queja que argumentan organizaciones y abogados de Derechos Humanos indicando que se debe legislar en torno a estas situaciones.

¿Se debe legislar?

Para profundizar en la temática relacionada con los beneficios carcelarios, en las condenas a violadores de Derechos Humanos y en torno a la legislación actual conversamos con algunos abogados.

Para Cristian Cruz, abogado de Derechos Humanos la situación es compleja en su resolución.

"La situación se da al interior de un debate de parte de los abogados, pero se debe establecer de que si Chile quiere seguir la legislación actual relacionada con temas de Derechos Humanos internacionales, la única respuesta posible sobre beneficios carcelarios para violadores de Derechos Humanos es no", explica el abogado.

Respecto del funcionamiento del sistema imperante Cruz se muestra crítico.

"La actual normativa local se encuentra en silencio respecto a este tema. Sin embargo, esto no significa que se pueda vulnerar la normativa internacional, por lo que personalmente consideramos que sí se debe legislar sobre la materia", asegura.

"Los tribunales chilenos deberían derogar o anular el decreto que permite los beneficios. Actualmente se ha producido una embestida de parte de los represores en la búsqueda de beneficios, lo que se vuelve una estrategia. Se trata de que el Ejecutivo y el Legislativo legislen sobre esta materia, pues se evidencia un retraso en la judicatura nacional actual", concluyó el abogado.

Conversamos con el abogado de Derechos Humanos Roberto Garretón, quien comentó la situación actual y el contexto de las condenas.

"Si comparamos entre los que fueron condenados y que al interior del penal se han portado bien, que han colaborado, ellos no tienen inconvenientes con los beneficios. Sin embargo, esta instancia no tiene nada que ver con crímenes contra la humanidad, pues ninguno de los condenados ha colaborado jamás en algo", explica el abogado.

Sobre los beneficios carcelarios el abogado se explaya: "Todos aquellos que han estado hablando sobre los beneficios carcelarios no comentan esta realidad: Krassnoff asegura que no cometió ningún crimen. No hay forma alguna de beneficio. Se habla de presos enfermos y que están viejos; pero no hablan de que ellos tuvieron un juicio justo, que fueron juzgados por jueces y no por el enemigo, que se trata de crímenes contra la humanidad y que existen otros chilenos involucrados, las víctimas".

"La realidad es que se siguen dictando sentencias condenatorias las que son determinantes para dejar en claro la responsabilidad del condenado. No hay forma de que se puedan acceder a beneficios posteriores si las condenas dejan en claro la negativa a colaborar de los condenados. No hay posibilidad de beneficios carcelarios para quienes no han colaborado. Tienen prohibido sentir arrepentimiento pues Pinochet así lo ordenó", concluye el abogado Garretón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores