Páginas vistas en total

viernes, 26 de mayo de 2017

"Chacarillas in my mind"

El libro que vuelve a desenmascarar a los cómplices pasivos del gobierno de Piñera: Tenemos que tener cuidado por quienes votamos

25/05/2017 |
Por Equipo Cambio21
Es la imagen más hitleriana de la dictadura. Un grupo de 77 jóvenes prenden antorchas en un cerro en medio de la noche para rendir honores a Pinochet. Imagen delirante que motivó el libro que ya está en librerías y que busca "refrescar" la memoria de los lectores que pudieron haber olvidado que que algunos de ellos terminaron siendo ministros.
La historia es conocida. Corría el año 1977 y e conmemoraba un aniversario de la batalla de La Concepción, en la guerra contra Perú. La derecha convocó a un grupo de 77 hombres de la política, el espactaculo y la televisión a rendir homenaje a la figura del dictador Augusto Pinochet en el sector Chacarillas, cerro San Cristóbal, en Santiago.

La imagen parecía sacada de libro hitleriano. Ya era de noche cuando los 77 (que emulaban a los 77 soldados caídos en la batalla) suben el cerro con antorchas en sus manos. ese día Pinochet anunció una nueva Constitución y una "democracia protegida"

Eso ocurrió. En serio.

El broche de oro fue el discurso de Pinochet: "Mi corazón de viejo soldado -decía- revive con profunda emoción el coraje insuperable de Luis Cruz Martínez... y los 76 ...., que en plena soledad de la sierra peruana supieron demostrar, con la entrega de sus vidas, que nuestra Patria y los valores permanentes del espíritu están por encima de cualquier sacrificio personal que su defensa pueda demandar".

Más de una vez se demostró la falta de memoria chilena, por eso no está demás recordar que entre quienes participaron del homenaje después se convirtieron en ministros de Estado o siguen vigentes en la  política a 40 años del acto. Algunos de ellos son: los exministros de Piñera Joaquín Lavín, Cristian Larroulet y Andrés Chadwick, y los hoy parlamentarios de la UDI Patricio Melero y Juan Antonio Coloma,


Chacarillas in my mind

Cristián Martinez tenía siete años en 1977. Venía de regreso a su país tras dos años de vivir en Canadá. El golpe fue fuerte. Pasó de la hospitalidad y servicios del norte a un escenario de toque de queda, detenidos que nunca aparecieron y antorchas en un cerro en el centro de Santiago.

Hoy, como cientista político, Martínez con su libro "Chacarillas in my mind" (Chacarillas en mi mente) rescata el episodio más extraño de la dictadura, de esos que parecen obra de George Orwell. Pero no es solo un documento histórico, también mezcla la crónica, el humor y la autobiografía.

Episodio delirante de la historia chilena que, confiesa, lo obsesionó y busca que el lector haga un ejercicio de memoria.

"Imagina, 77 personas de ultra derecha, subiendo un cerro a rendirle un homenaje a Pinochet, en medio de la noche, con antorchas, que imitan a las imágenes de la época nazi. Eso ya es literario", dice Martínez a Cambio21.

Cristián Martínez
Cristián Martínez confiesa que se obsesionó con el evento de nivel "hitleriano".
Es curioso que después de vivir dos años en Canadá, regreses a Chile y te encuentres con esto. ¿Cómo sobreviviste este choque de realidades?

Obviamente en el momento no me daba cuenta, pero era diferente a lo que estaba viviendo en Canadá. Acá tenías que ir a un colegio, ponerte un uniforme feo, usar el pelo súper corto, te hacían desfilar, cantar el himno nacional, la canción de las Fuerzas Armadas y eso es muy extraño para un niño.

¿Cómo defines un libro con toda esta mezcla de géneros"

Es una coctelera literaria. No es crónica, pero tiene mucho de eso y también es biográfica. La gente me pregunta mucho si los datos son reales y sí lo son, porque esos nombres están en la prensa, no he inventado nada. También hay humor, si lo hacía muy serio iba a terminar como una suerte de paper de Ciencia Política y quería algo novedoso, que la pluma fuera más fluida para la gente.

Hay una mala memoria en esa misma gente. Pocos recuerdan que estos jóvenes de ultra derecha terminaron siendo ministros y todavía vigentes en la política.

Hay muchos libros sobre la dictadura, sobre el golpe, los militares y violaciones a los derechos humanos, pero hay poco sobre los cómplices pasivos. Mi idea es revelar y dejar en evidencia quiénes son estos tipos y lo que me molesta es que muchos de ellos siguen vigentes en política.

Eso es un punto importante, Piñera habla de cómplices pasivos y algunos de ellos terminaron siendo sus ministros...

Y posiblemente vuelvan al gobierno. Son las mismas personas, es la misma gente y creo que con las mismas ideas de 1977.

¿Cómo ves este Chile en que Piñera podría volver al gobierno y con estos cómplices pasivos?

Es triste. Ese fue uno de los motivos que me llevaron a hacer este trabajo. Sé que escribiendo libros no se gana plata, pero por lo menos hacer una alerta sobre lo que pasa y decir "chuta, hay que tener cuidado con esta gente", sobre quiénes estamos votando.

Una cosa puede ser Piñera, que siempre recalca que votó por el "no", pero las ideas y la gente que anda ahora con él, no me parece que sean las más democráticas.

¿Y cuál es tu evaluación sobre el candidato, cada vez más cercano a la derecha más dura?

Están apostando a que se va a movilizar poca gente a las elecciones y necesitan del núcleo duro de la derecha y sacando el 40% de los votos piensan que están asegurados. Mientras menos gente participe, que es lo que se ha venido dando, están más cerca de ganar.

¿Gana Piñera?

No me gusta ser pitoniso, mi corazón está en el lado opuesto, pero hay muchas posibilidades, lamentablemente.

Fuente: Cambio 21


No hay comentarios:

Publicar un comentario