Páginas vistas en total

jueves, 9 de junio de 2016

EN INVESTIGACIÓN DE LA FISCALÍA METROPOLITANA ORIENTE DE SANTIAGO


General Félix Flores Santis rompió el silencio y se defendió de acusaciones

Jefe de la Séptima Zona Maule de Carabineros habló en exclusiva con Diario El Centro sobre el caso de supuesto fraude al Fisco, luego de declarar por tres horas el pasado lunes. Allí repasó su gestión al frente del Departamento de Cuarteles entre los años 2012 y 2013
Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Junio 2016
TALCA.- “Yo he ido a explicar a la fiscalía cuál fue mi gestión y cómo se pagaba a las empresas que ganaban las licitaciones para la reconstrucción de cuarteles. Además aquí no hay ningún cuestionamiento a mi patrimonio. Yo no tengo que explicar si tengo un auto más o menos. Mi patrimonio está de acuerdo a mi cargo”.
Con estas palabras, el jefe de la Séptima Zona Maule de Carabineros, general Félix Flores, salió a afrontar públicamente los cuestionamientos de una investigación por el supuesto delito de fraude al Fisco que, en la actualidad, lleva adelante la Fiscalía de Alta Complejidad Metropolitana Oriente de Santiago y el Consejo de Defensa del Estado (CDE).
En dicho contexto, el pasado lunes, el general Flores -acompañado por un defensor particular- fue interrogado por cerca de tres horas, declarando voluntariamente en calidad de testigo. A su retorno a Talca, aceptó dar una entrevista a Diario El Centro para explicar los hechos, en términos amplios, ya que existe una investigación vigente.

¿Cómo fue su labor al frente del Departamento de Cuarteles entre los años 2012 y 2013?
“Yo me hice cargo de numerosos proyectos para reconstruir los cuarteles de la zona sur del país que resultaron con daños o destruidos por el terremoto del 2010. Para ello, Carabineros contaba con financiamiento de una ley especial. Se trataba de una cartera de 300 proyectos, a nivel nacional, cuando me tocó asumir esas tareas. En mi gestión se elaboraron diseños y modelos de nuevos cuarteles que se levantaron en todo el país, muchos en esta misma región, con estándares internacionales. Así, bajo mi administración se ejecutaron 90 proyectos, con una inversión que bordea los 30 mil millones. Yo fui a la fiscalía para explicar todo este proceso”.

¿Y cuántos son los proyectos que están en cuestionamiento?
“Son apenas cuatro, de un total de 90, en particular, en las Regiones de Los Lagos y Aysén. El proceso de licitación estuvo muy bien hecho, con un equipo de expertos que me asesoraron para tomar las mejores decisiones.  Allí había arquitectos, ingenieros comerciales y abogados, todos de alta preparación técnica. Así se asignaron cuatro proyectos a la empresa Constructora CGM Limitada. Pero en un momento del tiempo, ellos no respondieron. Hubo reclamos de los proveedores y de autoridades de esas regiones. Así yo dispuse el término de esos contratos, para luego gestionar un trato directo y salvar la ejecución de esos proyectos”.

¿En qué momento se descubren las irregularidades?
“Nosotros detectamos que había estados de pagos que no estaban de acuerdo a la realidad. De eso me tocó darle cuenta a mi superioridad y se denunció oportunamente. Así se inició una investigación, porque esa empresa no cumplió con los contratos. Ignoro lo que le pasó o lo que ellos hicieron con los recursos que se pagaron. Aquí se cuestiona al ingeniero que le correspondía fiscalizar y que me entregaba los informes. Fue una situación que ocurrió fuera de nuestras oficinas. Yo instruía los controles una o dos veces al mes, como en todo el país. La denuncia se hizo por parte de mi jefatura cuando me estaba yendo del Departamento de Cuarteles”.

¿Y cómo surge el nexo con su persona por un traspaso de un millón de pesos?
“Ocurre que esta empresa indirectamente estaba asesorada por un ex oficial de Carabineros. Su señora se conocía con mi señora, porque nos conocemos todos. Y entre ellas, tuvieron una transferencia de un millón de pesos por un mueble. Porque nosotros vendemos y compramos muebles cuando nos toca cambiarnos de casa.
Entre el 2011 y 2014 me tocó cambiarme cuatro veces de casa. Llegué a algunas casas fiscales que tenían muebles. Por lo tanto, a veces vendía o regalaba muebles. Esto está relacionado con un mueble que, en un momento dado, se ofrecieron entre mi señora y la señora del ex oficial. Así se entregó y se pagó por el mueble”.

¿Entonces no existe otro aspecto en su contra?
“Eso es lo que hay. No hay otro cuestionamiento, mucho menos a mi gestión. Quiero que esto quede muy claro”.

¿Qué pasó con la investigación interna que realizó Carabineros por estos cuatro cuarteles?
“Eso está en instancias de apelación. Se hizo un sumario. También se realizó una investigación de Contraloría. Y en cuanto a la fiscalía, se me citó como testigo, no como imputado.
A quienes van a formalizar son al dueño de la empresa, más el ingeniero en obra que le correspondió fiscalizar estos proyectos. Además está el segundo mío en el Departamento de Cuarteles y el ex oficial que asesoraba a la misma empresa. El delito es fraude al Fisco.
Yo no tengo ninguna imputación. Si hay alguna responsabilidad que me está imputando la Contraloría es por haber sido jefe y responsable jerárquico. Pero yo hice muchas cosas para evitar que esto pasara. Contraté mucha gente para potenciar el área de control”.

¿En qué términos fue su gestión en el Departamento de Cuarteles?
“Cuando yo llegué al departamento, había muchos temas donde nadie estaba a cargo. Por ejemplo, yo asigné a un oficial el tema de las boletas de garantía de las empresas que ganaban las licitaciones. Yo fui avanzando con estos temas, a pesar de que nunca antes había estado frente a estas áreas, que es como administrar una inmobiliaria.
Yo estoy explicando esto por un millón de pesos y donde por coincidencia eran de alguien que estaba asesorando a una empresa, la cual además falló en sus proyectos. Pero es un asunto entre dos señoras de oficiales y donde yo no tuve ninguna situación directa con esta persona. Ahora claro que lo conozco, pero amigo de él no soy”.

Cifras importantes
RECONSTRUCCIÓN                           TOTALES           MONTOS
Daños intermedios y menores  194 proyectos   2 mil 3 millones
Daños mayores                               25 proyectos     6 mil 668 millones
Ejecución daños mayores           1 proyecto          326 millones
Adjudicación daños mayores     2 proyectos        4 mil 126 millones
Licitación daños mayores            1 proyecto          3 mil 822 millones
Formulación daños mayores      12 proyectos     11 mil 787 millones
Terrenos daños mayores            6 proyectos        Mil 527 millones
TOTAL GESTIÓN                               241 proyectos        30 mil 263 millones de pesos

FUENTE: Resumen gestión Departamento de Cuarteles de Carabineros años 2012 y 2013.
Cumbre CELAC
Entre el 27 y 28 de enero del año 2013, durante el mandato del presidente Sebastián Piñera, se realizó en Chile la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que, de forma inédita, reunió también a la Unión Europea. En materia de seguridad, dicha responsabilidad recayó en el entonces coronel de Carabineros, Félix Flores Santis.
Para estos efectos y mientras ejercía al mismo tiempo como jefe del Departamento de Cuarteles, al coronel Santis le correspondió organizar la seguridad durante los meses previos a la cumbre, en coordinación con la Dirección General de Carabineros. Como respuesta, el coronel Flores fue felicitado personalmente por el presidente Piñera, lo cual quedó plasmado en una fotografía.  Audiencia judicial
La investigación por el Caso Cuarteles está a cargo del fiscal, José Antonio Villalobos, de la Fiscalía de Alta Complejidad Metropolitana Oriente. Comenzó por querella del Consejo de Defensa del Estado (CDE), a partir de un informe de la Contraloría General de la República, donde se avaluó el perjuicio fiscal en 452 millones de pesos.
En dicho contexto, a la fecha, la fiscalía solicitó audiencia de formalización de la investigación contra cuatro imputados. Se trata del representante legal de la empresa Constructora CGM Limitada, Cristián Gutiérrez; y el inspector técnico de obras, Francisco Pizarro, quien trabajaba justamente en el Departamento de Cuarteles de Carabineros.
Se suman el coronel en retiro de Carabineros, Christian Bustos, a quien la querella del CDE sindica como responsable de haber facilitado que la empresa CGM se asignara los cuatro proyectos cuestionados. Y la lista se cierra con el mayor en retiro de Carabineros, César Rojas, quien asesoró a la misma empresa constructora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores