Páginas vistas en total

domingo, 12 de junio de 2016

Sobre Juan Díaz dice que está tratando de involucrar a la mandataria

Compagnon y el papel de Isidro Solís en el caso Caval: “Les preocupaba mucho que yo no hablara con la prensa, que ojalá salpicara lo menos posible al gobierno”

por  12 junio 2016
Compagnon y el papel de Isidro Solís en el caso Caval: “Les preocupaba mucho que yo no hablara con la prensa, que ojalá salpicara lo menos posible al gobierno”
“Creo que Isidro tenía un rol de monitoreo, de saber qué era lo que yo hablaba con los abogados, qué iba a declarar. Para mi primera declaración, en la preparación de esa declaración yo estuve en la oficina con Isidro y con Polanco. O sea, con ellos dos preguntándome, haciendo como un ejercicio básico de ‘mira, así es más o menos’. Y yo me reuní con Isidro como tres o cuatro veces”, explica la nuera de la Presidenta Bachelet.

Luego de 14 meses sin hablar a la prensa, la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, rompe su silencio y aborda cómo ha sido su vida personal luego que estallara el caso Caval y se lanza contra el ex ministro Isidro Solís, apuntándolo de ejercer un rol de monitoreo respecto a lo que hablaba con sus abogados, lo que declararía en la fiscalía y evitar salpicar lo menos posible al gobierno.
En entrevista con La Tercera, Compagnon señala que en estos meses su vida ha cambiado radicalmente, debido a que no sale a ninguna parte por temor a que sea agredida o insultada por un hecho del que ella, asegura, es inocente y que no ha cometido delito alguno.
Compagnon explica que cuando detonó el caso Caval era la primera vez que se enfrentaba a un proceso judicial, por lo que algunas personas le recomendaron a la abogada Jessica Norambuena, quien trabajaba con su esposo Felipe Polanco, en el gabinete del ex ministro Isidro Solís.
“A ellos les importaba mucho que yo no hablara con la prensa, que siguiera estrictamente el camino judicial en esto, que ojalá salpicara lo menos posible al gobierno, siempre la idea fue separarme completamente de La Moneda”, sostiene.
En ese sentido, precisa que la “historia completa algún día terminará de contarse, pero hoy no quiero hablar de esto. Mi interés hoy es mi defensa judicial sin intervenciones externas”.
Asimismo, niega que su defensa haya sido pagada por La Moneda, afirmando que “yo alcancé a pagar un 25% de los honorarios, pero ellos renunciaron antes de que el juicio siquiera comenzara. Si ellos tienen un problema de que existe un pago pendiente, tienen que hablarlo conmigo y no a través de la prensa. En todo caso, yo no estaba conforme con cómo estaban llevando adelante el caso”.
Respecto al rol que tuvo Isidro Solís en el equipo de abogados que tenía al inicio del caso, la nuera de la mandataria sostiene que “creo que Isidro tenía un rol de monitoreo, de saber qué era lo que yo hablaba con los abogados, qué iba a declarar. Para mi primera declaración, en la preparación de esa declaración yo estuve en la oficina con Isidro y con Polanco. O sea, con ellos dos preguntándome, haciendo como un ejercicio básico de ‘mira, así es más o menos’. Y yo me reuní con Isidro como tres o cuatro veces”.
Y remata con desconocer cuáles eran los reales intereses de la participación del ex ministro, pero “hoy, mirando hacia atrás, me puedo imaginar muchas cosas, pero lo cierto es que terminé muy disconforme con los resultados de mi antigua defensa”.
En ese sentido y consultada sobre pensar que su defensa pudo haber estado controlada desde el gobierno por los vínculos con Palacio que posee Solís, la nuera de la mandataria señala que “me cuesta creerlo, pero no lo descarto”.
Además, descarta que Bachelet haya estado al tanto del manejo de sus abogados y sostiene que “la Presidenta se mantuvo completamente al margen de la situación. Creo que ella hizo lo que cualquiera Presidente habría hecho, que es dejar que las instituciones funcionen”.
Compagnon estima que es indiscutible que el caso Caval impacta al gobierno y “al yo tener una relación personal con la Presidenta está claro que se va a tratar de involucrarla -como lo han hecho algunos con mentiras-, pero mis antiguos abogados tomaron malas decisiones, y si tuvieron que ver con mejorar la situación del gobierno se equivocaron, porque la evaluación del gobierno no mejoró y siento que me terminaron perjudicando”.
“Hasta el año pasado estaba claro cuáles eran mis acusaciones en la causa, hasta que se presentó la querella de Impuestos Internos. Yo creo que ese fue el punto de inflexión que ha habido en este proceso. Siempre he dicho que voy a asumir mis responsabilidades como cualquier persona, pero también creo que es injusto que por tener una relación con alguien del ámbito político a uno lo crucifiquen. Yo todavía no tengo la posibilidad de defenderme de lo que se me está acusando, pero sí siempre he dicho que yo me voy a hacer cargo de mis actuaciones pasadas como cualquier persona que en este país se le acusa. Hay que dejar que el Ministerio Público haga su trabajo. Yo confío plenamente en los tribunales de justicia de este país”, reflexiona.
En cuanto a que la querella del SII es un punto de inflexión, la nuera de la mandataria explica que “a mí me llega una notificación del SII y voy acompañada de Jessica y Felipe. Fue una declaración en la que me preguntaron cosas muy puntuales. Debe haber durado 40 minutos, no más que eso. Pero luego, en mi tercera declaración ante la fiscalía, se me pregunta por la causa tributaria -aunque mi abogado me había dicho que no estaba citada por ese tema-. Yo no tenía los documentos ni la información contable necesaria como para estar preparada para una declaración así. Pese a eso, Felipe me pide declarar. Al salir de la fiscalía ambos íbamos satisfechos con la declaración, pero al llegar a Santiago se anuncia a través de la prensa mi solicitud de formalización. Fue entonces que consulté con otros abogados, quienes me señalaron que mi declaración fue un paso en falso y que debí aprovechar esta circunstancia para demostrar documentadamente mi inocencia”.
Y sostiene que “me cuesta pensar que la querella del SII fue algo programado, por llamarlo de alguna manera. Pero sí todo ese capítulo, y los días previos, y lo que sucedió en mi declaración cuando me acompañó Polanco, me dejan con un gusto raro, me dejan pensando al menos”.
Sobre las declaraciones hechas por Juan Díaz y que involucran a Bachelet en el caso, Compagnon estima que son totalmente falsas y “me parece que está tratando de involucrar a la Presidenta con mentiras en un crédito que fue obtenido lícitamente. El deberá hacerse responsable de sus palabras”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario