Páginas vistas en total

jueves, 22 de diciembre de 2016

"Gral. Adolfo Silva Vergara". estoy seguro que no se debería pedir perdón de nada", asegura González.


La ceremonia se efectuará este viernes y en la antesala los diversos sectores involucrados han comentado su realización: desde la real honestidad hasta las intensiones secretas.
Sigue generando fuertes diferencias en la sociedad la información de la realización de una ceremonia religiosa en el penal de Punta Peuco el próximo viernes, instancia en donde algunos de los reos pedirán disculpas sobre lo crímenes en los que estuvieron involucrados durante la dictadura.

Los condenados, entre ellos Raúl Iturriaga Neumann y Fernando Torres Silva, buscan dar una señal de arrepentimiento, en cuya ceremonia participarán el sacerdote Fernando Montes y el excapellán de La Moneda de religión anglicana Alfred Cooper.

Los organizadores analizan la posibilidad de invitar al presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, quien se ha manifestado a favor de reconocer el derecho a la libertad condicional de los condenados por violaciones a los derechos humanos.

Opiniones

De parte del Gobierno, aunque a título personal, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, comentó la realización de la ceremonia religiosa el próximo viernes.

"Nunca es tarde para que en Chile se pida perdón por lo que se ha hecho", remarcó el subsecretario.

Completando su reflexión indicando que "al mismo tiempo, nunca es tarde para que se entregue toda la información que conocen muchos de los condenados sobre los crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante el régimen militar", aseguró.

El abogado de Derechos Humanos Héctor Salazar había sido invitado a la ceremonia, pero por trabajo académico deberá ausentarse. Conversamos con él sobre la relevancia de esta instancia.

"Me parece que si el paso de arrepentimiento es genuino y además es percibido como genuino por los familiares de las víctimas, se trata de algo positivo. Pero si esto se enreda con otras cosas, como resultar no creíble o por buscar otras finalidades, como el otorgamiento de beneficios, me parece que se distorsionará y finalmente terminará en nada", afirma el abogado.

Consultado sobre la forma de saber lo genuino del gesto, Salazar indica.

"Lo responderé con una pregunta, ¿tenemos nosotros la posibilidad de poder ingresar en la cabeza de las personas?, no podemos. Me parece que aquí serán los hechos futuros los que mandarán y permitirán dilucidar si se trató de algo genuino o no. Espero que sea genuino pues abriría un espacio para avanzar en la justicia, y ayudaría a ir cerrando heridas", explica.

"El primer efecto que podría generar la solicitud de perdón por parte de estas personas es algo propio para ellos. Lo que se encuentre pendiente en tema de Derechos Humanos, pienso yo, no pasa por Punta Peuco principalmente, sino que aquí la gran deuda es la que tienen las Fuerzas Armadas del país. Se debe tener claro que aquí hubo una política que se estructuró en las altas cúpulas del poder militar de la época y que se implementó a través de los mandos hacia abajo. Se debería exigir que las Fuerzas Armadas realmente den un paso al frente, que entreguen información y así poder creer realmente en el nunca más", concluyó el abogado.

Buscando tener una mirada completa de la situación conversamos con Juan González, presidente honorario de la Corporación 11 de Septiembre del Círculo Militar de Oficiales en retiro "Gral. Adolfo Silva Vergara".

"Esta situación la he pensado harto, y estoy seguro que no se debería pedir perdón de nada", asegura González.

Al ser consultado porqué esa respuesta, el directivo de la Corporación 11 de Septiembre completó.

"Cuando en la época del gobierno señor Allende y existiendo el escenario que se vivía y donde mataba gente todos los días, analizando el pasado yo les regalo todas las instancias de escasez, de las filas que había que hacer, que faltaba comida y que se tomaran los predios y las empresas, pero el matar chilenos inocentes es algo que yo no regalo", expresa.

"Repito, yo no soy partidario de que deban pedir perdón pues no existe ninguna cosa por la que deban disculparse. Sin embargo, ellos se encuentran en una situación muy difícil, que es estar encarcelados. Además, el estar encarcelados por tantos años y por una injusticia genera dolor, y si para ellos es necesario pedir perdón para mejorar su vida entonces que lo hagan. No creo que deban pedir perdón, pero si es necesario para mejorar su vida, que lo hagan", concluye González.

Entremedio, y casualmente, el abogado de los militares en retiro, Raúl Meza, adelantó que presentará cinco nuevas solicitudes de indulto por problemas de salud de reos de Punta Peuco.

"Algunos de ellos están con un pronóstico de muy pocos meses de vida. Particularmente la respuesta del Ejecutivo se hace urgente, le hemos solicitado al ministro de Justicia que requiera los antecedentes médicos", dijo.

"Los tiempos de la justicia tuvieron su oportunidad, hoy día vienen los tiempos de la misericordia y del perdón", concluyó Meza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario