Páginas vistas en total

domingo, 5 de marzo de 2017

Presidente de la Corte Suprema: "Ningún preso debe morir en la cárcel"

05/03/2017 |
El líder del máximo tribunal, Hugo Dolmestch, dijo que le parece "triste" el fallecimiento de un reo terminal de Punta Peuco.
El presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, aseguró que "ningún preso debe morir en la cárcel", esto a propósito del fallecimiento de un reo de Punta Peuco que había pedido, sin resultado, un indulto humanitario.

"Todos tienen derecho a vivir con dignidad", señaló Dolmestch a La Tercera, y añadió: "Yo siempre he manifestado que no debiera ocurrir. Por supuesto, ningún preso debe morir en la cárcel, un mínimo de respeto de la dignidad humana está en permitirle una muerte digna y rodeada de su familia".

"Ahora, como nosotros tenemos un poco de desconfianza, todos creemos que nos mienten. Entonces, alguien nos puede decir: 'Mire, quién me asegura que su muerte será inminente; ¿no estará haciéndose, no habrá pagado al médico?'", comentó.

En su opinión, "hay gente que sencillamente de mirarla uno ve que no tiene ninguna posibilidad de vivir. Yo creo que no debiera haber en nuestras cárceles gente que muera allí. Me parece triste lo que pasó con este señor y su familia".

"No hay ninguna traición" a grupos de DD.HH.

Dolmestch, quien ya antes había señalado que los condenados por crímenes de lesa humanidad tienen "derecho a la libertad condicional", se refirió además a las críticas y acusaciones de "traición" que ha recibido de agrupaciones de derechos humanos por su postura a este respecto.

"Ellos lo han plateado y me lo han dicho a la cara más de alguna vez, pero yo les digo que no, que no hay ninguna traición. A mí se me encomendó, como juez instructor, averiguar la verdad sobre unos hechos criminales que habrían sucedido en una determinada época. Yo hice todo lo que podía, y cuando esto quedó claro no tuve ninguna duda en condenarlo. Eso no significa tampoco que yo haya adherido a una determinada posición o postura ideológica", explicó.

"Yo soy juez, no puedo dejar de ser juez (...). Que yo tenga una convicción de ayuda, de conmiseración con las personas que están cumpliendo pena y que ya están en una situación física muy deteriorada, no tiene nada que ver con la responsabilidad de ellos en los delitos, porque por esos ya fueron condenados", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario