En una declaración pública de cuatro puntos, el presidente ejecutivo de América Solidaria, Benito Baranda, salió a aclarar que jamás se prestó para un video que acaba de viralizarse en donde se pide perdonar a los violadores de derechos humanos que se encuentran recluidos en Punta Peuco.
Al abrir el escrito, Baranda cuenta que “con fecha de 31 de agosto de 2016, me invitaron a ser parte de una campaña llamada Chile es Uno que buscaba ‘generar conciencia para lograr beneficios para los presos mayores de 75 años que están en las cárceles de Chile con enfermedades terminales y para que puedan ir a terminar sus vidas a sus hogares con sus familias’.
Aclara que su respuesta “frente a eso fue que participaría en la medida que el mensaje estuviera concentrado en las personas mayores de 75 años con enfermedades terminales, que hayan cumplido un largo período de condena en cárceles y que en su condición de desahuciado pudiera morir junto a su familia”.
“Sobre los condenados por violaciones a los derechos humanos nada me fue mencionado sobre que este video se refería a ellos”, afirma.
Por eso es que Baranda indica de manera tajante que “no apoyo esta campaña y me siento engañado y usada mi imagen para fines que no comparto”.
“He dedicado mi vida a trabajar junto a las personas más excluidas del continente, cuyos derechos humanos se ven diariamente vulnerados. He participado en distintas instancias, nacionales como internacionales, independiente del gobierno de turno y donde libremente he dado a conocer mi postura sobre diferentes temas vinculados a la exclusión, pobreza y justicia social. En este caso mi imagen fue utilizada para fines a los cuales yo no autorice y en una temática que no tiene relación con la invitación inicial”, cierra.