Páginas vistas en total

jueves, 20 de julio de 2017

En la circular advirtió que el proceso no abarcaba a “todos los sectores”

Alto mando del Ejército emitió instructivo interno para que militares se abstuvieran de votar en las elecciones primarias pasadas

por  20 julio, 2017
Alto mando del Ejército emitió instructivo interno para que militares se abstuvieran de votar en las elecciones primarias pasadas
El 31 de marzo la institución castrense difundió un instructivo a sus uniformados, haciendo un llamado para abstenerse de ejercer el derecho a sufragio para las elecciones primarias del 2 de julio de 2017. La institución no sintió que hubiese representatividad entre los cinco candidatos de ambos bloques y, por tanto, a través del escrito “se decidió cuestionar el derecho de sus ciudadanos uniformados”, como coinciden analistas. Cinco días antes de las elecciones, retrocedió enviando un segundo instructivo, en el que se eliminó el llamado a abstenerse del sufragio y se cambió por un llamado a abstenerse de firmar por cualquier candidato.

A 49 días de las elecciones primarias, en donde los bloques de Chile Vamos y el Frente Amplio se sometieron a votación con tres y dos postulantes, respectivamente, y donde el ex Mandatario Sebastián Piñera junto a la periodista Beatriz Sánchez resultaron electos, esta semana se conoció una circular que contenía un instructivo general del Ejército de Chile –al que tuvo acceso El Mostrador– referido a las pasadas elecciones primarias del 2 de julio, en el que se hace un llamado para abstenerse de ejercer el derecho a sufragio.
El texto, en un punto exclusivamente referido a las elecciones primarias 2017, consigna lo siguiente: “El militar como todo ciudadano, tiene 'derecho a votar' en las distintas elecciones que se llevan a cabo en el país para elegir a las autoridades locales, regionales y/o nacionales. El llamado a 'abstenerse' de ejercer este derecho para las elecciones primarias del 02JUL2017, conforme a lo indicado en la Circular CJE.SGE.DAI. f (R) N° 3420/180 de 31MAR2017, obedece a que en esta oportunidad, el proceso no abarca a todos los sectores y, por tanto, al ejercer el voto, el militar podría ser asociado a un sector determinado, lo que no es coherente con el total grado de prescindencia política que deben reflejar quienes visten el uniforme”.
La polémica circular fue calificada por analistas como del todo improcedente e, incluso, como deliberativa activa, por cuanto el Ejército no tendría ninguna atribución para recomendar una posición institucional sobre el derecho constitucional del sufragio. Esa situación se vería además agravada por el hecho de que el objetivo es procurar la abstención, lo que podría además entenderse como una obstrucción frente una elección legítimamente constituida, situación no menor, dado que el Ejército está constituido por 60.000 militares activos.
Consultada por esta circular, la institución uniformada admitió el instructivo interno, pero a través de un comunicado insistieron en que “finalmente, el llamado era a 'abstenerse' y no a 'prohibir'”, reconociendo de esta forma que por parte del alto mando se esperaba que “los integrantes del Ejército no fueran asociados a un sector político determinado, al no abarcar en esta oportunidad todas las alternativas”.
Raúl Sohr, especialista en temas militares, señaló que le “resulta insólito el llamado a abstenerse  de votar porque las candidaturas ‘no abarcan a todos los sectores'”.
“El Gobierno instó a que la gente concurriese a votar. El voto de cada uniformado es personal e independiente de la voluntad del mando. Es llamativo que, cuando se trata de abusos a los derechos  humanos, la institución señala que la responsabilidad recae sobre los individuos, aunque actuaban bajo órdenes superiores y, en este caso, en que es evidente que el Ejército no es responsable de los votos de sus integrantes, asumen –a la inversa de las violaciones a los derechos humanos– la responsabilidad colectiva. Por lo demás el voto es secreto”, recalcó, sorprendido.
El texto, en un punto exclusivamente referido a las elecciones primarias 2017, consigna lo siguiente: “El militar como todo ciudadano, tiene 'derecho a votar' en las distintas elecciones que se llevan a cabo en el país para elegir a las autoridades locales, regionales y/o nacionales. El llamado a 'abstenerse' de ejercer este derecho para las elecciones primarias del 02JUL2017, conforme a lo indicado en la Circular CJE.SGE.DAI. f (R) N° 3420/180 de 31MAR2017, obedece a que en esta oportunidad, el proceso no abarca a todos los sectores y, por tanto, al ejercer el voto, el militar podría ser asociado a un sector determinado, lo que no es coherente con el total grado de prescindencia política que deben reflejar quienes visten el uniforme”.
Por su parte, el abogado y ex presidente da la DC, Ricardo Hormazábal, señaló que le parece “tremendamente inadecuado, teniendo en la Constitución, los uniformados, el derecho a participar en los actos eleccionarios. Creo que es un error más que está cometiendo el alto mando. Ha incurrido en un proceso de análisis que, a mi juicio, no comparto”, aseveró.
El ex militante DC, quien el 14 de julio, a través de su columna “Juramento de la bandera 2017: reflexiones sobre un discurso”, publicada en El Mostrador, calificó el discurso del general Humberto Oviedo como un acto de deliberación, por su pronunciamiento sobre decisiones tomadas por órganos del Estado, apuntó que ahora la deliberación es aún más clara, pero con distinciones frente a lo hecho por el alto mando durante el Juramento a la bandera.
“El alto mando aquí sin duda deliberó, pero esta vez no fue en contra de algunos poderes del Estado. Más bien tomaron una decisión que afecta a la libertad de los uniformados para votar, ya sea por la derecha, el centro o la izquierda, en una votación secreta y legal”, explicó.
Asimismo, Hormazábal expresó que “no es bueno que el alto mando esté influyendo en decisiones que son personales, que tienen que tomar los uniformados en cuanto ciudadanos, no en cuanto a subordinados o miembros de las Fuerzas Armadas”, y agregó que aquí se “ha cuestionado el derecho de sus ciudadanos, lo que me parece muy grave”.
Como explicación de la circular, la institución castrense manifestó a El Mostrador que dicho documento –que habría provocado incomodidad dentro de las filas– había sido malentendido y que, por lo mismo, cinco días antes de la votación, exactamente el 27 de junio de 2017, dándole idéntica difusión que a la anterior, sacaron una nueva circular, la CJE AUGE (R) N° 3420/220, con el fin de aclarar el sentido y alcance perseguido con el primer documento indicado:
En esta nueva circular, sin embargo, no se aclara el sentido sino sencillamente se cambia, al eliminarse “el llamado a abstenerse de ejercer este derecho” por abstenerse a firmar por cualquier candidato.
“El personal deberá abstenerse de concurrir con su firma o participar de cualquier forma en actividades que denoten preferencias por determinados candidatos. Así, la opinión de cada miembro de la Institución debe verse reflejada únicamente en el ejercicio de su derecho a sufragio de forma independiente y sin afiliación política, realizado a través de su voto en las urnas, tanto en elecciones primarias reguladas por la Ley N° 20.640, como en su participación en las votaciones populares regidas por la Ley N° 18.700".
Consultado el Ministerio de Defensa, que dirige el ministro José Antonio Gómez, sobre el contenido político del primer instructivo de la institución militar, fuentes de dicha cartera señalaron que el ministro no haría comentarios al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores