Páginas vistas en total

martes, 18 de julio de 2017

Francisco Estévez critica la propuesta cultural del candidato de la derecha

Cultura - El Mostrador

Director del Museo de la Memoria no le cree a Piñera: “Detrás del Museo de la Democracia se esconde otra forma de negacionismo"

por  18 julio, 2017
Director del Museo de la Memoria no le cree a Piñera: “Detrás del Museo de la Democracia se esconde otra forma de negacionismo”
Junto con estimar absurdo que se pretenda hacer un Museo de la Democracia, desligado de la recuperación de la democracia, Estévez considera aún más nefasta la idea de fusionar la propuesta con la entidad que lidera, como propuso Dina Rendic, ex coordinadora del grupo Tantauco de Cultura. "Si está planteado, y quiero ser muy claro en esto, que con esta propuesta, de una manera ambigua, se quiere eliminar el Museo de la Memoria, si se piensa que esto es para reemplazar la historia de lo que ocurrió durante la dictadura", advirtió.

El director del Museo de la Memoria, Francisco Estévez, se refirió en duros términos a la idea del candidato presidencial de la derecha, Sebastián Piñera, de crear un centro cultural que entregue una visión "amplia y transversal" sobre la transición democrática desde el plebiscito de 1988.
La idea del Museo de la Democracia fue anunciada este sábado por Cristián Larroulet y Gonzalo Blumel, asesores del candidato. La ingeniera comercial Drina Rendic, gestora cultural emblemática de la derecha y coordinadora de los grupos Tantauco, incluso habló de fusionar esta entidad con el Museo de la Memoria, "como una señal de unión de todos los sectores políticos a través de la cultura".
"No se pueden fusionar cosas distintas, porque el mandato del museo es dar cuenta de las violaciones a los derechos humanos cometidas entre septiembre de 1973 y marzo de 1990", respondió Estévez. "No se puede fusionar con un mandato distinto", recalcó.
"Lo que yo veo es que hay una idea que se mantiene en la derecha, que es la negación. La negación de lo que ocurrió en términos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Cuando la derecha habla de este tema (de la democracia), quiere hacerlo sobre la crisis anterior al golpe, y sobre lo ocurrido de manera posterior al plebiscito de 1988. Olímpicamente se saltan el periodo de la dictadura".
Además, "no veo en absoluto la necesidad de entender un Museo de la Democracia desligado de lo que fue la lucha por la recuperación de la democracia en Chile", prosiguió el historiador que dirige el museo desde 2016.
"A mi juicio, ese es el punto principal. Si está planteado, y quiero ser muy claro en esto, que con esta propuesta, de una manera ambigua, se quiere eliminar el Museo de la Memoria, si se piensa que esto es para reemplazar la historia de lo que ocurrió durante la dictadura, sería otra forma de negacionismo".

El negacionismo

Según Estévez, para entender la importancia de la democracia es fundamental hacerse cargo de lo que hace, en primer lugar, el Museo de la Memoria, "que es comprender que nunca se puede romper con la democracia para resolver una crisis, que fue lo que ocurrió con el golpe de Estado".
"Si quisiera construir un museo específico, político, sobre la democracia, habría que hacerse cargo de por qué la derecha rompió con la democracia el año 1973, de por qué aceptó una dictadura para resolver una crisis, y también de por qué la derecha se opuso a que hubiese elecciones  durante el tiempo de la dictadura para volver a la democracia en Chile", expresó.
Estévez también rechazó el hecho de que la propuesta de la derecha "sea reiterativamente deslindar su responsabilidad de lo que ocurrió con la persecución de la democracia".

Foco errado

"Si quisieran hacer un Museo de la Democracia, deberían poner todo lo que se hizo en Chile para recuperar la democracia. Y eso lo hace el Museo (de la Memoria). Pero cuando la derecha focaliza su atención solo en el periodo previo de la crisis y dice que el golpe fue necesario, y eso evidentemente no es así, y luego pide hablar del plebiscito en adelante, ahí hay una constante y esa constante es la negación de la responsabilidad política de los sectores políticos de la derecha respecto a la dictadura militar", manifestó el director del Museo de la Memoria.
Estévez agregó que aunque la iniciativa en sí "no es algo a lo que uno pueda oponerse en principio", lo que sucede –en su opinión– "es que se usa para instrumentalizar una gran carencia que la derecha tuvo en este país y que fue no haber defendido la democracia".
"Esto es un pretexto, un argumento bastante cuestionable, para no asumir la autocrítica política de por qué se participó en un golpe de Estado y se mantuvo una dictadura. A mí juicio ese es el tema principal. La derecha elude la responsabilidad que tiene, o que tuvo, con la dictadura. Quiere hablarnos de democracia sin hablar de lo que pasó con la dictadura", sostuvo.
Para el historiador, "toda la dimensión de lucha por la democracia durante la dictadura y el plebiscito mismo, son temas que están comprendidos ya en el Museo de la Memoria y, por lo tanto, lo que habría que hacer es fortalecerlo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario