Páginas vistas en total

lunes, 10 de abril de 2017

No es sólo Siria: El millonario gasto militar de Estados Unidos en Chile y América Latina

Washington entrenó a 19.600 civiles y uniformados en la región en el año fiscal 2015-2016, según un reporte conjunto de los departamentos de Defensa y Estado, revisado por El Desconcierto. De ellos, 677 fueron chilenos.
Por @eldesconcierto
Militares/AGENCIAUNO
Estados Unidos destinó 158 millones de dólares al entrenamiento de civiles y militares en América latina en el período fiscal 2015-2016, según un reporte conjunto de los departamentos de Defensa y Estado, revisado por El Desconcierto.
Los recursos, que buscaron «influir en el desarrollo de las instituciones militares extranjeras y su papel en las sociedades democráticas», permitieron dictar cursos a 19.608 sujetos. De ellos, 677 fueron chilenos, incluidos funcionarios de Defensa, el Senado y la Cancillería.
El reporte, que no incluye acciones consideradas «clasificadas», describe capacitaciones militares en 154 países del mundo, las que supusieron un gasto de 876 millones de dólares. Este costo, que considera sólo entrenamientos, abarca desde actividades ligadas al despliegue de fuerzas de paz hasta cooperación bélica.
Según el documento, titulado «Foreign Military Training Fiscal Years 2015 and 2016 Joint Report to Congress» otro objetivo principal de estas iniciativas fue «proporcionar a las fuerzas estadounidenses acceso a contingente e infraestructura en ruta», a través de la construcción de lazos con países aliados.

Colombia y México

En América Latina, Estados Unidos concentró más de la mitad de su gasto en entrenamiento en Colombia y México, destinando a estos países 46,2 y 38,6 millones de dólares, respectivamente. Esta inversión permitió financiar la capacitación de más de diez mil agentes civiles y militares.
En tanto, en Perú, Brasil y Guatemala los recursos erogados en capacitación de personal uniformado y civil osciló entre los catorce y los nueve millones de dólares, para el período analizado por el citado reporte.
Con esos fondos, por ejemplo, Lima pudo capacitar a 1.697 agentes, casi tres veces la cantidad de Chile.
Bolivia y Argentina, nuestros otros países limítrofes recibieron cifras menores de apoyo, en comparación con naciones de la región de igual o incluso menor tamaño económico o demográfico.
Buenos Aires, por ejemplo, envió a entrenar a 185 agentes a los cursos financiados por Estados Unidos. La Paz, sólo a cinco, en 2015.

Chile

Estados Unidos, por su parte, destinó 2,2 millones de dólares a la capacitación de personal civil y uniformado chileno en temas de Defensa, cifra que permitió entrenar a 677 personas, incluidos funcionarios del Ministerio de Defensa, el Senado y la Cancillería.
Los cursos abarcaron temas de ciberseguridad, gestión logística de armas, manejo de crisis y políticas de Defensa, entre otros.
Los lugares de entrenamiento, en tanto, incluyeron ciudades como  Honolulu en Hawai, Vicenza en Italia, Garmisch en Alemania y Washington en Estados Unidos, entre otras.

Centroamérica y el Caribe

Uno de los aspectos más llamativos del informe es la fuerte presencia de Estados Unidos en países determinados del Caribe y Centroamérica.
Guatemala, por ejemplo, acaparó fondos por nueve millones de dólares en capacitación militar, cifra casi idéntica a la destinada a Brasil.
En tanto, Honduras, El Salvador, Belice, Panamá y República Dominicana recibieron fondos por cinco a tres millones de dólares en entrenamiento militar, cifra que superó los recursos destinados individualmente a países como Argentina, Uruguay, Venezuela, Chile, Paraguay o Costa Rica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores