miércoles, 15 de diciembre de 2010

Exclusivo: Los componentes químicos de las bombas lacrimógenas que utilizaron los Carabineros expulsados para drogarse o "volarse".

Exclusivo: Los componentes químicos de las bombas lacrimógenas que utilizaron los Carabineros expulsados para drogarse o "volarse". Esos elementos ya no se utilizan en ninguna parte del mundo: producen abortos espontáneos

Diputado y médico Enrique Accorsi advirtió que “es una mezcla mortal”. Carabineros dados de baja inhalaron la sustancia y "estaban fuera de si". Investigaciones demuestran que las bombas lacrimógenas producen graves daños a la salud y ni siquiera se usan en los paises que las fabrican.

Amenazas de muerte con un arma de fuego y torturas sicológicas a un detenido, sumado a la inhalación de un producto químico por parte de seis funcionarios de Carabineros de la 50a Comisaría de San Joaquín, llevaron al alto mando de la institución a dar de baja a los uniformados y a denunciar los hechos a la justicia militar.

En un video difundido por Canal 13, se puede apreciar a los uniformados sancionados, realizando bromas al interior del baño del retén, donde encienden una especie de sustancia química cuyo resultado es llenar el lugar de humo, la misma acción fue repetida en uno de los furgones de la institución. Incluso utilizan un ventilador para llenar la habitación con este humo tóxico, adictivo para ellos.

Pero lo que más llamó la atención, fue lo que inhalaron en una suerte de fiesta privada. Y las imágenes de manera elocuente, a uno de los uniformados vertiendo una sustancia de color amarillo en un papel, posteriormente encienden la mezcla y pese a que cuesta que encienda, finalmente lo logra.

Pero ¿qué es lo que inhalan? Según explican desde la propia institución, es una mezcla utilizada para las bombas lacrimógenas, las mismas que cuando son arrojadas a los manifestantes causan ardor en los ojos y una picazón nasal que -en la mayoría de los casos- conlleva a nauseas y malestares. La bomba lacrimógenas es abierta o rota por estos (malos) policias y le extraen esos elementos químicos.

Azufre y benceno

La mezcla está basada en azufre y benceno y es utilizada para las bombas lacrimógenas, ya que provoca la volatilización de la sustancia, es decir que al hacer contacto con el aire se transforma en humo. Especialistas químicos señalan que también las bombas lacrímogenas contienen otro elemento o componente denominado dioxido de nitrato, que también sirve como narcótico. Este es el componente químico que utilizarían los Carabineros también para "volarse" y que muestra el video del Canal 13 en una botella de plástico y que tiene un color amarillo claro.

Las propiedades de la sustancia son alucinógenas, pero no narcotizantes. Su utilización, es recurrentemente en fiestas privadas por la inhibición que produce, y en ceremonias clandestinas de iniciación en la propia policía uniformada.

Este sistema es altamente utilizado en estas actividades, puesto que de querer comprobar su utilización, no se logrará, ya que no se detecta con exámenes habituales de control, como exámenes de sangre.

Éste es el polvo amarillo, que en la imagen se ve cuando uno de los implicados lo vierte en un trozo de papel.

En conversación con Cambio21, el diputado y médico Enrique Accorsi, señaló que la mezcla de estas sustancias, "es mortal si se utiliza de manera reiterada, lo que provoca daños cerebrales irreparables".

Las mortales bombas

Chile es el único país en el mundo que utiliza sustancias toxicas para reprimir a la población con las bombas lacrímogenas. Investigaciones científicas comprueban que el veneno de las sustancias que llevan esas bombas se puede mantener por años en el cuerpo humano, causando daños irreparables.

A lo menos 2 componentes que hoy se utilizan en contra de la población civil de nuestro país, han sido reemplazados por otros en el resto del mundo, inclusive en los países que los fabrican (EE.UU e Israel).

Esta sustancia corresponde al Ortoclorobencilidenmalononitrilo (CS), y es utilizado por las policías de todo el mundo como lacrimógeno en gas y en los cañones lanza agua.

Siguiendo con los elementos "disuasivos" utilizados por fuerzas especiales, podemos encontrar también los gases lacrimógenos. Altamente dañinos y perjudiciales para la salud, pero comúnmente usados en marchas, protestas y manifestaciones sociales.

Un artículo publicado en el diario Clarín de Chile, señalaba que a pesar de las investigaciones científicas que confirman el daño que provoca inhalar los gases de las bombas lacrimógenas, Carabineros continúa usándolas cada vez que hay una protesta en las calles. El daño que provoca el gas a la salud, sobre todo a sectores en riesgo como niños y mujeres embarazadas es enorme.

Las bombas que usa Carabineros son fabricadas sólo para Chile y en otros países están prohibidas. Contienen sustancias químicas altamente tóxicas e irritantes de las mucosas y se ha descubierto que producen abortos. Su uso afecta no sólo a los manifestantes sino también a transeúntes y residentes de zonas aledañas, pues las corrientes de aire transportan los gases tóxicos con sus efectos nocivos atenuados, pero que no desaparecen.

Los químicos son abortivos

Según el doctor Andrei Tchernitchin, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y secretario del Departamento de Seguridad Pública y Medioambiente del Regional Santiago del Colegio Médico y director científico del Consejo de Desarrollo Sustentable de Chile, una comisión asesora de la Presidencia de la República, en su calidad de experto en toxicología ambiental señala:

"Hay antecedentes documentados de que los agentes químicos con que se fabrican las bombas lacrimógenas son abortivos. Además de producir graves daños a la salud, inciden negativamente en los aparatos reproductivos masculino y femenino. Es un peligro que se sigan utilizando contra la población".

"Mi interés comenzó hace tiempo, durante la dictadura militar, cuando en los alrededores de la Facultad de Medicina la policía lanzaba bombas lacrimógenas. Los estudiantes llegaban muy afectados".

"Por eso decidí hacer un estudio científico. Pedimos a los alumnos que donaran sangre para estudiar algunos parámetros hormonales, como el número de leucocitos eosinófilos y, curiosamente, esos leucocitos estaban desgranulándose con mucha velocidad, lo cual podía significar alteraciones de diverso tipo".
"Estas células tienen que ver con la respuesta inmune de nuestro organismo, o sea, con la regulación de los corticoides, que son las hormonas de la respuesta inmune. Le pedí a un grupo de alumnas que no participara en manifestaciones para no verse expuesta a los gases, y así tener un control para comparar."
"Además, acopiamos algunos envases de gases lacrimógenos que no explotaron, para hacer experimentos con ratones de laboratorio... Curiosamente, cuando se supo que estábamos haciendo este experimento, la policía dejó de lanzar bombas lacrimógenas cerca de la Facultad de Medicina", asegura.

En defensa de lo expuesto anteriormente Carabineros de Chile afirma que los químicos están sometidos a la ley Nº 17.798, sobre control de armas y explosivos. Reconocen que las partidas se adquieren en Estados Unidos, aunque nunca se ha especificado a qué proveedores. Señalan, además, que no serían necesarias las autorizaciones sanitarias pues el listado de químicos no pasa por el Ministerio de Salud sino que ingresa directamente al Ministerio de Defensa. Tampoco el Instituto de Salud Pública tiene competencia, pues la institución sólo realiza registros sanitarios de medicamentos, pesticidas y alimentos.

El gobierno, por su parte, hace caso omiso a las advertencias de los científicos que han llamado a suspender la compra de éstos y en el peor de los casos reemplazarlos por otros.

Accorsi avala dicha información y señala que "es plenamente cierto, por eso hemos propuesto que se cambien estas sustancias, pero no hemos tenido respuesta alguna de las autoridades", aunque señaló que "seguiremos insistiendo en el tema".

Las materias prohibidas son:

Ortoclorobencilidenmalononitrilo: este producto tiene el inconveniente que si se incendia, se desprende ácido cianhídrico (cianuro de hidrógeno)

Cloroacetofenoma: esta sustancia irrita los ojos, la piel y el tracto respiratorio, la inhalación de este vapor genera además edema pulmonar.

Normalmente se acusa a los manifestantes de violencia y vandalismo, pero el uso indiscriminado de estas sustancias, por parte de Carabineros, no solo afectan a los participantes de las protestas, sino también a los transeúntes e, incluso, a los residentes de zonas aledañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada